municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Historia de Garres y Lages

Cúpulas del cementerio

Cúpulas del cementerio

Panteón del XIX

Panteón del XIX

Camino al Castillo

Camino al Castillo

Lugar donde se ubic
Lugar donde se ubica el Castillo de los Garres
 
Vajilla de Terra Sigillata Romana
Vajilla de Terra Sigillata Romana

Garres y Lages disfruta de unos períodos históricos documentados muy antiguos, estableciéndose en sus cercanías, entre el relieve de la Cresta del Gallo, el yacimiento arqueológico conocido como Castillo de los Garres.

La localidad pasa a ser junto Algezares y La Alberca una de las escasas poblaciones murcianas que aportan datos sobre el período de romanización del municipio y su transición durante la época de colonización islámica, pudiéndose incluso establecer interesantes teorías sobre este proceso.

Por otro lado, la historia Moderna y Contemporánea de Garres y Lages solo cuenta por el momento con una documentación basada en catálogos y estadísticas, muy comunes en la historia de otras villas.

 Castillo de los Garres

El conocido como Castillo de los Garres es uno de los yacimientos arqueológicos más interesantes del municipio de Murcia, los restos de lo que podría haber sido una fortificación defensiva de la época de las invasiones, constituyendo, junto a la Basílica de Algezares, un enclave de gran importancia para el conocimiento de la Historia Tardoantigua del municipio.

El yacimiento se encuentra a medio kilómetro al sur de la población, en la falda norte del relieve de la Cresta del Gallo, a más de doscientos metros de altura, en un cerro que actúa, por sí mismo, como fortaleza natural dada la dificultad de su acceso.

Desde el punto de vista arquitectónico los restos de las estructuras halladas muestran un edifico grande, una muralla interior, dos torres, una acrópolis, puerta de entrada y balsas y cisternas para aprovisionar el fortín de agua.

La datación de estos restos se ha realizado a través de los materiales encontrados, la mayoría de ellos cerámicas del tipo terra sigillata, una cuenta de collar, unas pocas monedas y algo de metal de bronce en forma, quizá, de broche.

El análisis de los materiales ofrece varias etapas de ocupación del yacimiento, etapas que cubrirían un período de tiempo entre los siglos II y IX, siendo el momento de mayor ocupación el correspondiente al siglo V. La relación entre las invasiones bizantinas y la ocupación de este fortín podrían explicar de una manera firme su existencia, siendo difícil establecer una conexión entre esta zona y el área de la Basílica de Algezares dada la roturación de terrenos y desaparición de viejas vías.

Edad Media

Muchas de las referencias documentales que establecen la historia medieval de Los Garres son datos aislados no muy significativos pero que, unidos, pueden ofrecer al menos una contextualización de la realidad histórica de la zona antes de la Edad Moderna.

Tras atender al importante yacimiento arqueológico de la Cresta del Gallo, el castillo de Los Garres, recordaremos la relevancia de la toponimia y las antiguas vías de comunicación. Así, el Puerto del Garruchal, que habría sido Garrichal ,el Carrizar o Cañar, podría haber formado parte de un asentamiento de época mozárabe. La vía del puerto podría haber sido parte de una vía romana que habría unido los municipios de Cartagena y Fortuna, utilizando un puente de la misma época que cruzaría la antigua Tiñosa (San José de la Vega) y del que se tiene constancia en 1410.

Llegados a este punto recordaremos una teoría que establece en los alrededores de Los Garres una antigua ciudad conocida como Ayelo (en las obras de Don Juan Manuel la sierra de Carrascoy era llamada Sierra de Yelo) y que formó parte de los repartimientos(ver documento) de tierras establecidos por Alfonso X. ¿Sería esta Ayelo la legendaria ciudad de Ello que fue destruida en el siglo IX tras los conflictos de las tribus musulmanas establecidas en la zona?. Sin confundir esta Ello con la emplazada en Hellín (la que formó parte del pacto de Tudmir), esta teoría establecería un núcleo romano hispánico que habría quedado entre las áreas del Martirium de La Alberca, la Basílica de Algezares y el Castillo de Los Garres tras las invasiones bizantinas y visigodas y que los topónimos mozárabes posteriores podrían explicar. ¿Sería aquella Ello la primera ciudad del lugar antes de la fundación de Murcia en el 825?.

El partido de Los Garres ya existía en el siglo XIII y cerca de él y de Algezares podían situarse varias pequeñas torres defensivas como la de García Jufré de Loaysa, doña Fontaneta y don Manuel.

Edad Moderna y Contemporánea

En el siglo XV se conocía Los Garres como un caserío de la huerta de Murcia y una vía más de la propia ciudad. Posteriormente, en 1713 aparece con un nuevo topónimo, Garres y Hases para llegar a ser en el XIX Garres o Lages y Garres y Laxes.

De caserío de huerta pasaría a tener condición de Aldea de Realengo en el XVIII con alcalde pedáneo con iglesia aneja a la catedral de Murcia.  Y durante el trienio Liberal   dependería del ayuntamiento de Algezares con una concentración demográfica que superaba los mil habitantes en un entorno agrícola dedicado a la producción de trigo, maíz, hortalizas, aceite y la importante producción de la seda.

En 1969 la villa alcanza la importante cifra de 5267 pasando a 2665 en el decenio de los setenta, un acusado descenso quizá debido a la inmigración y reestructuración económica de la zona.

Ya durante los años noventa del siglo XX volvería a incrementarse la población, alcanzando los seis mil habitantes en el año 2007, en un entorno que ha pasado de la agricultura y la manipulación de productos hortofrutícolas al sector servicios y la vocación de ser una atractiva zona residencial de la capital municipal de Murcia.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)