municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

El Museo Nacional de Arqueología Subacuática

Tesoros bajo el agua

Museo ARQUA. Colmillos de elefante fenicios

Museo ARQUA. Colmillos de elefante fenicios
J.M.

Museo ARQUA. Vajilla del barco Escombreras 1

Museo ARQUA. Vajilla del barco Escombreras 1
J.M.

Museo ARQUA. Mano Sabazia / J.M.

Museo ARQUA. Mano Sabazia / J.M.

Museo ARQUA. Conservación de ánfora
Museo ARQUA. Conservación de ánfora
J.M.

Colmillos de elefante fenicios

   Los colmillos de elefante forman parte de un conjunto de trece piezas encontradas en el yacimiento del Bajo de la Campana, situado en las cercanías de la Isla Grosa en La Manga del Mar Menor. Son de época fenicia y están datados entre los siglos VII y VI a. C. Una de las mayores aportaciones de los fenicios es la difusión de la escritura. Cuatro de los colmillos de elefante conservan inscripciones donde se reproduce una fórmula comercial de cortesía.

La nave Escombreras 1

   La nave romana de Escombreras 1 es un barco mercante procedente de un puerto napolitano, hundido hacia el año 155-150 a.C. en la bahía de Cartagena. El cargamento principal está formado por ánforas grecoitálicas que contenían vino procedente de la zona de Nápoles, destinado al consumo del ejército y de la población itálica de Carthago Nova. También transportaba cerámicas itálicas como vajillas de mesa y cerámicas de cocina.

La Mano Sabazia

   Pieza de bronce realizada como culto a Sabazios, un dios de origen oriental difundido por todo el Mediterráneo. La imagen divina aparece en una mano con tres dedos extendidos y dos plegados sobre la palma, y está representada por una personaje barbado, vestido con una túnica. En la mano aparecen también representados un carnero, un cuchillo y un ara llameante, simbolizando el sacrificio, además de otras figuras como una jarra, un ánfora, un escarabajo y un lagarto.

Las ánforas

   Son los recipientes utilizados para transportar mercancías líquidas y semilíquidas. Su original forma, con un pivote en lugar de base, está pensada para facilitar la carga en los barcos. Existen diferentes tipos en función de su contenido: vino, aceite, etc. Se fabrican en arcilla por partes y se unen cuando la materia prima todavía está fresca. Se cierran con un tapón de corcho o cerámica en el cuello y se sellan con un mortero elaborado con arena de playa y cal que se graba con símbolos o nombres que identifican al propietario.

   Desde época fenicia y púnica existe una gran difusión de este tipo de envases, destacando en la península las ánforas púnicas de la isla de Ibiza.

   En la época republicana romana se producen sobre todo en Italia, para llevar el vino y el aceite italiano al ejército y a los colonos que emigran a los territorios conquistados en busca de oportunidades. En la época imperial, los territorios ya convertidos en provincias, son los que envían los productos que se envasan para su comercialización.

   Las ánforas continúan usándose hasta la época medieval y moderna, cuando son sustituidas por los toneles. En el Museo se muestran gran cantidad de ánforas procedentes de diversas épocas y culturas.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)