municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Hinojo

Hinojo inflorescencia con las flores abiertas

Hinojo inflorescencia con las flores abiertas

Mercadode especias y plantas aromáticas [Hinojo]
Mercadode especias y plantas aromáticas

El hinojo (Foeniculum vulgare) es una planta silvestre utilizada en las zonas ribereñas del Mar Mediterráneo desde época egipcia, ya que es originario de estas latitudes. Las primeras informaciones que se poseen con relación al hinojo hablan de su uso en Egipto hace más de 3.000 años como remedio para las malas digestiones, aunque también existe una antigua tradición india que lo califica como "perla de los afrodisíacos", formando parte de pócimas y mejunjes supuestamente excitantes.

Esta misma tradición afrodisíaca tuvo continuación durante los siglos de dominación romana de la Europa Mediterránea (IV a.C.-IV d.C.), combinando su uso con otras especias y hierbas aromáticas como pimienta, jengibre, anís estrellado, coriandro o cilantro, azafrán, cardamomo, ajenjo, sésamo, las semillas de la alcaravea, albahaca, nardo, ruda y enebro. Incluso se piensa que sería durante esta etapa de la historia cuando comenzó a utilizarse el hinojo como alimento, aromatizando salsas de carne con sus semillas y consumiendo al natural los brotes frescos.

El profesor del Área de Prehistoria de la Universidad de Murcia Javier García del Toro, añade el hinojo a una larga lista de sustancias que fueron fumadas en pipa o cachimba de cerámica en época romana. Al hinojo se suman la mandrágora, beleno, cicuta, menta, verdolaga, hiedra, comino, brezo, eneldo, lino, belladona y cáñamo, así como el esparto y la grama en aquellos fumadores que no disponían de recursos económicos.

Con el paso del tiempo, en la Edad Media, el hinojo alcanzó fama por considerarse una planta con poderes mágicos, que por si sola era capaz de deshacer hechizos de brujería, en una época en la que el oscurantismo inundaba las calles de la Vieja Europa y también las de la Península Ibérica. En los países mediterráneos, donde algunas de las supersticiones medievales aún siguen practicándose, se seguía una costumbre relacionada con este tipo de leyendas y cuentos: la víspera del solsticio de verano un manojo de hinojo era colgado de las puertas de las casas, ya que sus moradores tenían la convicción de que con este remedio ahuyentaban a los malos espíritus.

De otro país a orillas del Mare Nostrum proviene una leyenda que tiene su continuación en la actualidad: Italia. Durante la Edad Media el Tribunal eclesiástico de la Santa Inquisición mandaba quemar en la hoguera a los homosexuales, pero previamente sus cuerpos eran cubiertos con hojas frescas de hinojo para prolongar así su suplicio. Debido a esta circunstancia, en Italia se utiliza actualmente el insulto "hinojo" (finocchio) refiriéndose a los hombres afeminados u homosexuales.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)