municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

CASA DE LOS PÉREZ MONTE O DE LOS IRURITA

Historia

Ventanas [Casa de los Pérez Monte o de los Irurita]
Ventanas

La hermosa casa señorial de los Irurita, o de los Pérez-Monte, se encuentra ubicada en una de las calles más destacadas de la ciudad de Lorca, la Calle Corredera.

La Casa fue mandada construir por el Capitán Sancho Martín Leonés, a principios del siglo XVI. Éste encargó la realización de la hermosa portada de piedra, el escudo nobiliario y las ventanas, al Maestro Cantero Domingo de Plasencia en el año 1556. Estas obras quedaron inconclusas debido a la inesperada muerte del Maestro cantero en 1564.

El edificio fue residencia de la familia Martín Leonés hasta la segunda mitad del siglo XVI. El Capitán Sancho Martín Leonés, primer propietario de la casa, tenía dos hijas: Catalina y María. Ambas hijas contrajeron matrimonio con los hermanos Sancho y Martín de Irurita, pertenecientes a una familia de hidalgos navarros. Sancho de Irurita casó con Catalina Martín Leonés, mientras que Martín de Irurita lo hizo con María Martín Leonés.

A la muerte del padre la casa pasó a ser heredada por Catalina, quien la aportó al matrimonio. A partir de este momento la residencia familiar pasará a denominarse Casa de los Irurita.

De este matrimonio nacieron cinco hijos: Martín, Melchor, Gaspar, Juan de Alburquerque y María de Irurita Leonés. La muerte temprana de dos de sus hermanos hizo que D. Melchor de Irurita se convirtiera en el nuevo propietario de la casa en 1598.

Escudo [Casa de los Pérez Monte o de los Irurita]
Escudo

Melchor de Irurita, nieto del primer fundador, estudió en Salamanca y se casó con Teresa Marín de Guevara, hija del Regidor Martín de León Marín y de Beatriz de Guevara. Entroncando así con una de las familias más poderosas del momento. También obtuvo el título de Alférez Mayor del Reino tras la muerte de su hermano mayor. Será este personaje quien mande concluir las obras de la casa.

Para llevar a cabo este cometido, D. Melchor de Irurita contrata en 1596 al Maestro cantero Lorenzo de Goenaga, quien ya había trabajado previamente en las obras de la Colegiata de San Patricio.

La casa no sufrirá nuevas reformas hasta 1915, año en que se renueva la fachada con estucado, se colocan balcones de forja y un mirador acristalado con balcón corrido en la última planta que cierra la hermosa alquería renacentista.

En la actualidad la fachada se encuentra muy transformada. A pesar de ello, el edificio presenta el interés de combinar elementos arquitectónicos y decorativos pertenecientes a distintas etapas históricas y estilos artísticos.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)