municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

PALACIO DE LOS MUSSO MUÑOZ DE OTÁLORA

Arquitectura

Techo de la Antigua Buhardilla

Techo de la Antigua Buhardilla

Despacho

Despacho

Detalle de Pechina del Patio

Detalle de Pechina del Patio

Detalle del Balcón [Palacete de los Musso]
Detalle del Balcón


     El edificio se compone de planta baja, primer piso, ático y sótano, con patio interior. Aunque las líneas constructivas de la fachada son muy sencillas, en el exterior las rehabilitaciones de este antiguo palacio han conservado la portada barroca.

     La división de plantas del palacete se observa en su exterior, ventanucos pequeños con rejas para el sótano, ventanales más amplios y enrejados para la planta baja y exentos de esta cerrajería los del primer piso y el ático. La portada principal, en su piso alto, tiene un balcón volado de rejería.

     Al contrario que otras arquitecturas, la entrada no se encuentra en un eje central del edificio, sino que está desplazada en una esquina, flanqueada a su derecha por tres ventanales y a su izquierda sólo por uno. La ornamentación de esta portada de piedra que ocupa las dos primeras plantas del palacete es la habitual del barroco español, más cercano a la austeridad de la estética renacentista de la península.

     La puerta de entrada está enmarcada con molduras sencillas y pilastras, apenas con elementos geométricos de adorno en su dintel y pequeñas ménsulas, quizá desproporcionadas con el entablamento que las cubre y que da paso al balcón del segundo piso. Este balcón se puede considerar casi una segunda portada, con columnas corintias sobre pedestal sosteniendo un frontón triangular coronado por pináculos. Llama la atención la esfera que adorna el centro del frontón, así como el tamaño de los pináculos, casi más grandes que el propio frontón.

     Los escudos de armas que flanquean el balcón, bajo dos segmentos de cornisa, quizá restos perdidos de alguna parte de la arquitectura, dan testimonio de los orígenes nobles de la familia que construyó en su día este palacete.

     En el interior de este edificio se conservan muchos de los detalles constructivos de la época. Se combinan la piedra y la madera. En la zona baja columnas labradas en piedra blanca sostienen un entablamento de madera y mampostería con pequeñas lomeras adornadas con mensulillas de madera.

     En el piso superior, cerrado con cristaleras cuarteadas y coincidiendo con cada una de las columnas, se disponen vigas de madera que sostienen un tejadillo, vigas rematadas no con capiteles sino con originales ménsulas.

     Hoy día toda esta fábrica barroca está remodelada para el desarrollo de la labor de la Cofradía de la Santa Cruz. El sótano contiene los archivos, en la planta baja se alberga un salón para seminarios y conferencias, en las primera planta se distribuyen las oficinas y despachos para el director del Museo de la Vera Cruz y el Hermano Mayor de la Cofradía, y la última, antiguo ático del palacete, contiene una biblioteca y sala para seminarios. Tanto en  la planta baja como en el ático se ha conservado la fábrica de madera de sus techos.

     Dos son los escudos que dan el toque nobiliario al edificio, estos representan a las familias Muñoz de Otálora y López-Muñoz López, pertenecientes, ambos, al patrimonio formado por Francisco Musso Muñoz de Otálora y Catalina López Muñoz, prima suya.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)