municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

CASTILLO DE ALHAMA

Arquitectura

Puerta del Recinto Inferior

Puerta del Recinto Inferior

Puerta del Recinto Superior

Puerta del Recinto Superior

Ver vídeo(Se abre en otra ventana)
El Castillo de Alhama de Murcia. Recuperación de una fortaleza medieval en el Valle del Guadalentín
Vista General del Recinto[Castillo de Alhama]
Vista General del Recinto

Tareas de Restauración del Castillo de Alhama [Castillo de Alhama]
Tareas de Restauración del Castillo de Alhama

Dos espacios diferenciados

     El castillo de Alhama es un recinto amurallado, adaptado a la estribación rocosa donde se sitúa, que se encuentra claramente estructurado en dos recintos diferenciados. El conjunto está por completo dominado por la alta Torre del Homenaje, situada al norte del recinto.

     El primer espacio amurallado, a todas luces, una construcción con un sentido militar muy concreto, más fuerte y mejor defendido que el resto. Se sitúa en lo más alto del conjunto edilicio, en su parte septentrional, y tiene una extensión reducida en comparación con el recinto inferior (aproximadamente comprende unos 1.200 m2). Se dispone en un perímetro irregular, torreado, en el que destaca la torre que albergó la puerta de acceso, en forma de codo, a la que se llegaba tras sortear un paso elevado (se desconoce si era un puente levadizo). Esta complicación constructiva responde a que, en una fortificación, las puertas son los puntos débiles donde los expertos, alarifes y maestros de obras que construían los castillos desplegaban todo su ingenio y conocimientos. Situada entre los muros exteriores de este sector se encuentra la torre del homenaje --a cuyos pies se dispuso un algibe-- que con su gran altura y estratégica situación se convierte en el elemento más poderoso del castillo de Alhama. Este edificio fue levantado algo más tarde que el resto, y corresponde a un periodo constructivo, posterior a la incorporación del Reino de Murcia a la Corona de Castilla.

     El recinto inferior, que ha perdido importantes tramos, se dispone adosado al superior, pero no lo engloba totalmente, por lo que permite el acceso desde el exterior del castillo al recinto superior sin pasar por el más bajo, lo que repercute en el carácter dominador del primer espacio fortificado. El recinto inferior, según un estudio de Ramírez Aguila y Baños Serrano, estuvo ocupado en época medieval por población, pues existe constancia arqueológica de materiales y estructuras arquitectónicas que corresponderían a viviendas. A su interior se accedía por la parte oeste del monte donde se enclava, a través de una puerta dispuesta en “laberinto” o “doble codo”, bien custodiada por saeteras aún visibles, que con esa estructura intentaba defender un punto peligroso del recinto fortificado.

     En líneas generales, el sistema constructivo de todo el conjunto se realizó levantando un zócalo de mampostería ordinaria trabada con cal o yeso (algo común en muchos castillos de la Región de Murcia). Y, sobre éste, una muralla de tapial, bien de tierra o bien de calicanto. En un periodo posterior, algunos tramos fueron forrados con mampostería para reforzar los muros.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)