municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

ERMITA DE LA SANTA CRUZ DE MAHOYA

Historia y Personajes

Portada [Ermita de la Santa Cruz de Mahoya]
Portada

Historia de la Ermita

La actual Ermita fue construida en 1904, sustituyó a otra más pequeña que se encontraba casi en ruinas, pues en el siglo XVIII, el baño de la Cruz, no se realizaba en el templo, sino que se hacía en plena acequia mayor, donde los vecinos y vecinas del pueblo, tras la ceremonia, se bañaban aprovechando un pequeño remanso que allí existía. Incluso esa anterior ermita, parece, estuvo edificada sobre otro lugar santo, en este caso musulmán, un morabito.

En tiempos de la dominación musulmana había en Abanilla dos morabitos, uno en la Mahoya, y otro en el Monte de Santa Ana, lugares donde posteriormente se construyen las ermitas. El término morabito procede de la voz árabe morabit, este se componía de dos elementos, de una parte una ermita u oratorio, y un anacoreta o sufista. En el morabito se hacía vida de ermitaño, en condiciones parecidas a las de los eremitas de la primitiva iglesia cristiana, es decir, vida contemplativa y oración. Así, en este mismo lugar se han sucedido en el tiempo, diferentes edificios de culto, hasta llegar a la actualidad, momento en el que se alza la Ermita de la Santa Cruz.

A mediados de siglo XX, se enlosa con piso fino, los fondos para ello se obtendrán mediante rifas.

La luz eléctrica no llegará hasta el año 1952, y tres años después se adquieren los ornamentos de culto, para el año siguiente hacer el Altar, que posee en la actualidad, de escayola y pintado. Será en el año 57, cuando se proceda a colocar el depósito de agua para efectuar el baño de la Santísima Cruz, anteriormente se hacía con una bomba manual, en el balcón de la Ermita, situado en el lado izquierdo de la fachada principal. En los años siguientes se dota al templo de bancos, lámparas, etc.. para llegar a una importante fecha, 1980 en la que se coloca el retablo que hoy observamos, procedente del Seminario Mayor de San Fulgencio de Murcia.

El último acto destacable sucedería en el año 1998, cuando se coloca el azulejo conmemorativo, en el lateral exterior, que evoca la aparición de la Cruz, realizado por Cayetano Ramírez López. Así podemos ver que desde su construcción original, ha sufrido innumerables reparaciones, y reconstrucciones, tanto en el interior como en el exterior, debido probablemente a su ubicación, cerca de la acequia mayor, que le aporta gran humedad.

Historia de la Santa Cruz

Esta reliquia, que durante generaciones ha recibido el culto de los abanilleros, un fervor que en ocasiones raya la exaltación fanática, debe su origen  a la milagrosa aparición en Mahoya, de la Santa Cruz. Un fervor que incluso durante la Segunda República, que constitucionalmente se declaraba laica, no logró acallar, pues incluso los socialistas, siguieron con la misma devoción festejando el tres de Mayo.

Vistas [Ermita de la Santa Cruz de Mahoya]
Vistas

Hay que decir que si bien no hay documentos escritos que apoyen esta creencia de la aparición, si los hubo en los que se narraba esta aparición, pero se han perdido, lo que perdura es la tradición oral, y según ella narramos los acontecimientos que dan lugar al origen, e historia, de esta venerada reliquia.

En el siglo XVII, tras la expulsión de los moriscos, la agricultura quedó en lamentable situación, así, el alcalde Pedro Lozano, que poseía una pequeña heredad en Benical tenía que cultivarla él mismo.

El día tres de Mayo de 1631 regresaba de trabajar la tierra con su hijo, al acercarse al llano de Mahoma vieron surgir de las ruinas del morabito, junto a la acequia mayor, una enorme Cruz, que además desprendía destellos luminosos. La visión apenas duró unos segundos, cuando lograron reponerse corrieron al pueblo, para dar cuenta del acontecimiento, entraron en la Iglesia de San Benito, y tocaron las campanas, para después contar al pueblo. Al día siguiente se reunió el Concejo Municipal y acordó, en acta el establecimiento de dos días festivos, el 3 de Mayo ¿ día de la invención de la Santa Cruz- y el 14 de Septiembre ¿ día de la Exaltación. También se acordó, para en lo sucesivo, convocar para ese día al pueblo para ir en peregrinación, al lugar de la aparición, y asimismo celebrar in situ una misa. Así año tras año se ha ido institucionalizando la fiesta, con todo el aparato litúrgico que tiene en la actualidad.

Personajes

Pedro Lozano, alcalde de Abanilla en 1631, persona  que presencia la milagrosa aparición de la Santa Cruz, y promulga el acta que proclama fiesta el tres de mayo, y el catorce de septiembre, e implanta la famosa romería al lugar.

Luís Martínez Mármol, párroco de la Ermita cuando en el año 1980 se coloca el Retablo que procede del Seminario Mayor de San Fulgencio de Murcia, en la actualidad Vicario Episcopal de la zona Pastoral Suburbana I.

Cayetano Ramírez López, escultor y restaurados abanillero que en 1998 realiza el azulejo conmemorativo que se coloca en la pared exterior, junto a la acequia, y que evoca la aparición de la Santa Cruz con versos de Salvador Doménech Llorens.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)