municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Cultura Ibérica

Ganadería, caza y pesca

Tijeras de podar ibéricas
Tijeras de podar ibéricas

   La ganadería

   La ganadería fue un elemento esencial en la economía ibérica, como se desprende de los restos de fauna encontrados en poblados y en las necrópolis, en estas últimas como ofrenda a los muertos. No faltan tampoco instrumentos fabricados en hierro, como tijeras (utilizadas en la esquila de la oveja), otros pequeños útiles usados en el proceso del curtido de pieles y podones empleados en cortar hierba para alimentar al ganado. Cerca de los poblados existían extensas zonas dedicadas al pastoreo; también se aprovecharon, con este fin, los rastrojos de los campos de cultivo.

   Entre las especies usadas para el ganado destacaban las ovejas y las cabras que proporcionaban carne, leche y lana; el cerdo, importante productor de carne; el buey, animal de carga y tiro, cuya piel era muy apreciada; gallináceas para carne y huevos y, por último, el perro que desempeñaba la función de compañero de caza y de guardián.

   La caza

   Además de una actividad social, la caza servía para aprovisionamiento de carne, pieles y cueros. Está muy documentada en escenas pintadas en vasos cerámicos, en donde aparecen entre otros, jabalíes o cerdos salvajes, ciervos, cabras montesas y zorros. Normalmente se caza con la ayuda del caballo que se encontraba en los bosques en estado salvaje y se domesticaba para la monta. Su posesión implicaba, además, un gran prestigio e importancia social.

   La pesca

   El pescado también formaría una parte importante de la dieta alimenticia de los íberos. En los poblados del interior se consumiría pescado procedente de los ríos, como el Segura. Para la pesca ya se contaba con anzuelos y arponcillos metálicos de hierro y cobre. La explotación marítima de las costas del Mediterráneo comienza sistemáticamente a mediados del primer milenio a. C., llevada a cabo por los fenicios y fenicios-púnicos que poblaban la actual Andalucía. Con el paso del tiempo se consiguió formar una poderosa industria de salazones de la que, sin duda, los íberos eran conocedores y consumidores, ya que poseen, entre la vajilla de mesa, un modelo de plato de cerámica con cazoleta central para esta salsa, plato que incluso a veces se decora con peces.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)