municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Época Romana

Época tardoantigua

Vista de las Termas de Villaricos

Vista de las Termas de Villaricos

Necrópolis de La Almagra

Necrópolis de La Almagra

   La crisis del siglo III d.C.

   Las invasiones germánicas provocaron una grave crisis en el Imperio. Perjudicó particularmente al que había sido unos de los territorios más ricos y romanizados del Imperio: el sudeste peninsular. Se ha supuesto la existencia de dos invasiones: la primera se produjo en tiempos de Galieno (218-266 d.C.), la segunda dataría del año 276 d.C. La oleada de época de Galieno afectó sobre todo a la costa mediterránea, mientras que la segunda entraría por el Pirineo Occidental y tendría sus efectos en el Alto Ebro, la Meseta Norte y Lusitania.

   El impacto económico de las invasiones fue enorme. Por primera vez, regiones tan ricas como la Bética y el Levante fueron arrasadas, con villas y ciudades destruidas. Algunas no volvieron a recuperarse, otras vieron reducido considerablemente su casco urbano. La destrucción causada por las invasiones provocó que muchos aspectos de la economía hispana, especialmente en el sureste, entraran en una grave crisis, produciéndose una progresiva desvitalización de las ciudades a favor del campo.

   La crisis no afectó por igual a todas las regiones del Imperio; Aunque el principal núcleo urbano de la Región, Carthago Nova, quedó prácticamente abandonado, en Mula la vida continuó prácticamente igual e incluso de modo floreciente. La villa de Villaricos continuó funcionando a pleno rendimiento y no hay signos de fortificaciones, quizás debido a la inutilidad de estas defensas en una villa ante una gran invasión y, sobre todo, teniendo una ciudad fortificada, La Almagra, a dos kilómetros. Esta villa sería una más de las muchas (la situada junto al Cementerio Viejo, en las proximidades del Pantano de la Cierva, Cabezo de Tronera) que jalonarían la huerta del río Mula. Durante ésta época (ss. III-IV d.C), La Almagra vive el momento de máximo esplendor; a estos siglos corresponde el grupo más numeroso de cerámicas halladas en las excavaciones; también durante este período se construyen las murallas, posiblemente para defenderse de las continuas oleadas de invasiones procedentes del norte de África.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)