municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Época Romana

Época altoimperial

Vista de Villaricos

Vista de Villaricos

Detalle de una de las habitaciones de Villaricos

Detalle de una de las habitaciones de Villaricos


   A partir del cambio de era se atestigua un cambio en el poblamiento en Mula. Debido a que se conoce un mayor número de asentamientos y que algunos de éstos han sido excavados, la información disponible sobre este período es mucho mayor que el anterior.

   A partir de Augusto la romanización es un hecho en la Península Ibérica; si bien la paz no ha alcanzado por igual a todo el territorio, la mitad sur y este de Hispania vive un período de tranquilidad durante el cual aumenta la explotación del territorio y florece el comercio. Los grandes ejes viarios que recorren todo el territorio hispánico son mudos testigos de una continua actividad comercial en ambos sentidos; desde el interior hacia la costa, transportando materias primas (metales, aceite y vino, preferentemente) hacia Roma y otros puertos del Mediterráneo, y desde la costa al interior (productos manufacturados como cerámica).

   En las proximidades de Mula, junto a Archena, discurre uno de las vías de comunicación más importantes de la Península Ibérica, la que unía Carthago Nova (Cartagena) con Saltigi (Chinchilla). Un camino de carácter secundario, parcialmente conservado junto a Villaricos, permitía a los habitantes de la zona de Mula llegar hasta esta vía y dirigirse entonces bien al interior de la Península o bien tener una salida al mar a través de Cartagena.

   Principales yacimientos

   Junto a este eje de comunicación se sitúan alguno de los yacimientos romanos altoimperiales más importantes de Mula. Destaca la gran villa de Villaricos, gran complejo de carácter agropecuario, junto a la parte residencial se ha excavado un importante recinto industrial en el que destaca una almazara. A unos pocos kilómetros se encuentra el yacimiento de Fuente Caputa, en el que junto a estructuras hidráulicas (una presa) se localizó en prospección restos de lo que parecían las termas de una villa. El cerro de la Almagra también estuvo habitado durante este tiempo, a tenor de los restos cerámicos de época altoimperial hallados en las excavaciones; sin embargo, la población aún no tenía la importancia que tendrá dos siglos más tarde.

   Los yacimientos descritos  representan el tipo de poblamiento documentado en el municipio de Mula; establecimientos rurales, que junto a una parte doméstica convivía otra de tipo industrial, en la que se desarrollaban diferentes tareas vinculadas, en ocasiones al tratamiento del aceite, y desde las cuales se organizaban la explotación agropecuaria del territorio circundante.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)