municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

El asentamiento musulmán

Hîsn Moratalla
Hîsn Moratalla
 
Arte Rupestre en Moratalla [Yacimientos Cieza]
Arte Rupestre en Moratalla

El enclave

     Como en el caso de otros enclaves, los musulmanes se establecieron en un lugar estratégico desde el punto de vista orográfico que permitía el control de ríos cercanos, algo que va a ser una constante en todos los asentamientos islámicos dada la especial querencia de esta cultura por el agua, dados sus orígenes nómadas y desérticos.

     Además el asentamiento al situarse sobre un promontorio elevado, garantizaba el control del territorio circundante, por lo que también ofrecía a sus pobladores una posición estratégica desde el punto de vista defensivo.


Vídeos


Flash

    Los pueblos y sociedades históricas que habitaron en la región murciana han dejado notables huellas de su cultura en el extenso término municipal de Moratalla. Los hallazgos arqueológicos son muy numerosos y han permitido conocer la existencia de varios asentamientos en el entorno inmediato de la población actual. La mayor parte de ellos se concentraba en las estribaciones montañosas que jalonan los dos ríos moratalleros: el Benamor y el Alhárabe

    Se prodigan relevantes muestras de pinturas rupestres de estilo levantino y esquemático en cuevas y abrigos de su término, entre los que cabe destacar el Calar de la Santa, Fuente del Sabuco, Zaén y Cañaíca del Calar.

    Muy conocidos por su singularidad son el poblado y la necrópolis megalítica del "Cerro de las Víboras" de Bagil (fechado en 3000 a.C.). El poblado fortificado de "Los Molinicos" cuenta con una prolongada ocupación humana que abarca desde el eneolítico hasta mediados del IV antes de Cristo, momento en el que fue abandonado quizás en el contexto del segundo tratado romano-cartaginés (firmado hacia el año 348 a.C.).

    La entrada de los ejércitos romanos en Hispania (siglo III a.C.), inicia la romanización de la península a la que seguiría un largo proceso de sometimiento voluntario o forzoso de los pueblos íberos a Roma.

    En etapas más recientes de la historia, los restos arquitectónicos visibles, por ejemplo en el Cerro de Moratalla la Vieja y la necrópolis tardorromana hallada hace unos años en el cercano paraje de "La Puerta", abundan en la existencia de núcleos de población hispanovisigodos en las proximidades de Moratalla. Lo cierto es que los restos de Moratalla la Vieja no se conocen muy bien, pero la hipótesis más plausible es que podrían formar parte de un poblado íberorromano y que quizás pudo tener su continuidad en las épocas tardoantigua e hispanovisgoda, así como en los primeros siglos de dominación musulmana.

Primeros indicios en época musulmana

    Al día de hoy no es posible determinar si en el cerro donde se asienta el castillo y el casco histórico moratalleros existió un núcleo de población anterior a la dominación musulmana. En todo caso, ese hipotético asentamiento en la ladera del cerro habría tenido una escasa entidad, teniendo en cuenta la ausencia de noticias en los documentos de la época y de restos arqueológicos.

    Sin duda el recinto urbano fortificado en la fisonomía que, con algunas transformaciones de consideración, ha llegado hasta nosotros fue una fundación de época islámica, sin que hasta el momento pueda concretarse mucho más la cronología.

    Es posible no obstante, que en Moratalla (en árabe, Muratal-la) se establecieran alguno de los linajes (o familias amplias) llegados con los ejércitos árabes que ocuparon el sureste peninsular, tras la firma del famoso Tratado de Teodomiro en el año 713.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)