municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Fondos Medievales del Archivo Municipal de Totana

Capítulos de gobernación para pobladores de tierras pertenecientes a la Orden de Santiago. Incompleto

Capítulos de gobernación para pobladores de tierras pertenecientes a la Orden de Santiago. Incompleto

Testimonio del cabildo celebrado  para tratar  del 'buhalaje' y sus límites

Testimonio del cabildo celebrado para tratar del 'buhalaje' y sus límites

Traslado de una Real Provisión restituyendo al Infante D. Enrique ...

Traslado de una Real Provisión restituyendo al Infante D. Enrique ...

Pila Bautismal y Cruz de Santiago en La Santa [Totana_Historia]
Pila Bautismal y Cruz de Santiago en La Santa

Con la firma del tratado de Alcaraz (mayo 1243), se pone fin a la ocupación musulmana del castillo de Aledo y sus territorios adyacentes que fueron entregados a don Alfonso a principios del verano de dicho año. En nuestro caso, esta entrega, no supuso ningún cambio sustancial para la población. Los musulmanes conservaron sus costumbres y propiedades  por lo que su forma de vida apenas sufrió alteraciones. A pesar de lo cual, los moradores de Aledo no aceptaron de buen grado las capitulaciones de dicho pacto y se sumaron a la rebelión mudéjar que se produjo en Andalucía y Murcia, contra el rey castellano, entre los años 1264-1266.

La sublevación fue sofocada y tras la victoria, se anularon  las condiciones pactadas en Alcaraz que fueron sustituidas por  una nueva realidad, basada en el repartimiento de tierras entre los nuevos pobladores y la concesión de señoríos a la nobleza.

Previamente a todos estos acontecimientos, el territorio de Aledo había sido entregado a la Orden de Santiago (1257), donación que no significó más que un cambio señorial ya que no se adoptaron ningún tipo de medidas contra los mudéjares y el dominio, en esta primera etapa,  se limitó exclusivamente a  la recaudación de  impuestos.

La primera actuación que lleva implícitas finalidades organizativas y repobladoras no llegó hasta 1293 cuando la orden espoleada por el asentamiento de algunos castellanos, se decide a otorgar a Aledo y Totana el - fuero e franquicias e libertades e los usos e las costumbres que al onrado Concejo de Lorca-, abriendo así la posibilidad de establecer un concejo a la manera castellana.

A pesar del esfuerzo, el eco repoblador de este fuero  fue escaso, debido a la crisis generalizada que se vivió en el reino de Murcia durante la baja Edad Media  y a que la ubicación de esta encomienda,  en la frontera del reino de Granada, la hacían muy vulnerable a las cabalgadas militares y a las rapiñas, con la consiguiente inseguridad que  generaban y por ende su influencia negativa sobre los asentamientos humanos y los medios de producción: agricultura y ganadería.

Cuando a mediados del siglo XV empieza a remitir esta crisis, se inicia también un lento ocaso para la villa de Aledo ya que los cambios sustanciales que el nuevo orden representa, inducen a sus moradores y a las instituciones a trasladarse a Totana para establecerse, definitivamente, en un espacio más rico y favorable a sus  necesidades (el descenso se generaliza a partir de 1530). 

A este respecto el Archivo Municipal de Totana conserva:

  •  Ordenes y circulares: 3

  •  Deslindes y reivindicaciones: 1

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)