municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

La Hoja del Lunes

Cabecera del semanario editado por la Asociación de la Prensa hasta 1989
Cabecera del semanario editado por la Asociación de la Prensa hasta 1989

NACIMIENTO DE LA HOJA DEL LUNES

El nacimiento de las Hojas del Lunes está asociado al establecimiento del descanso dominical y tuvo, a lo largo del siglo, varios antecedentes antes de su implantación definitiva.

En Murcia, el 25 de enero de 1943 sale a la calle la Hoja del Lunes, como un gran acontecimiento para la prensa y para la Asociación. Varios periodistas participaron en la elaboración del semanario bajo la dirección honorífica de Isidro Martín, catedrático de la Universidad y periodista, y con la actividad de Jesús Frutos Valiente y José Baró Botella. Al principio, la Hoja del lunes se tiraba una máquina plana Minerva y el teletipo lo traían desde línea, dos años más tarde se traslada la rotativa al diario La Verdad, eran los años en los que escribían el actual columnista de ABC Jaime Campmany y Francisco Ballester.

Este semanario poseía unos Estatutos que constaban a su vez de diecinueve artículos. En dichos Estatutos de La Hoja murciana podemos observar como la Asociación de la Prensa era socio mayoritario de dicha publicación que, a su vez, era gestionada por la Sociedad Anónima Hoja del Lunes de Murcia, S.A y según reza en su artículo 30 "la Asociación de la Prensa, a través de su Junta Directiva, o de su Junta General de socios, según los casos, tiene la exclusiva facultad de nombrar, destituir o suspender con causa justificada al personal integrante de Hoja del Lunes, en la forma en la que se determina en artículos posteriores. Igualmente la de convenir con la empresa propietaria de los talleres en que se imprime la Hoja del Lunes las condiciones en que se realizará este trabajo".

Además, la plantilla de dicha publicación estaba constituida de la siguiente forma:

  • En redacción: un director, seis redactores, tres confeccionadores y dos ayudantes de redacción.

  • En administración: un administrador, dos oficiales administrativos, un ordenanza y un promotor publicitario.

  • En talleres, por un regente, seis introductores, un introductor tratador de publicidad, seis tratadores, un revisor de páginas, un procesador, tres montadores, dos técnicos, de polímeros, un jefe de rotativa, tres oficiales de rotativa, un jefe de cierre, siete auxiliares de cierre, un distribuidor de páginas y dos porteros.

El aumento de plazas o su amortización, en lo que afecta a redacción y administración, requerirá el voto favorable de la Junta General de socios, tras la propuesta o el informe correspondiente del director y administrador. El reglamento para su aprobación, que fue aprobado durante el verano de ese mismo año, era confuso y levantó una gran oposición ya que impedía la celebración de corridas de toros en domingo, excepto en ferias, los demás espectáculos quedaban excluidos de la prohibición y las tabernas podían abrir si ofrecían comidas. El descanso dominical que impedía a los periodistas trabajar en domingo "entró en vigor el domingo 11 de septiembre de 1904. Los diarios recurrieron a sacar ediciones para el domingo, con la advertencia: "ultimado antes de las 12 de la noche del sábado".

Sin embargo, esta primera implantación del descanso dominical se quedó en un intento puesto que sólo duró unos meses. El descanso dominical había sido decretado en 1920 en respuesta a la huelga de periodistas de 1919 y cumplido a regañadientes por los periódicos del momento no era respetado por las agencias de noticias. El descanso dominical también fue motivo de arduas polémicas entre los responsables de los distintos periódicos de la época. Se llegó a discutir si este descanso debía de realizarse obligatoriamente en domingo o podía ser cualquier otro día de la semana sin necesidad alguna de que los periódicos tuvieran que interrumpir su contacto diario con el público". La oposición de algunos periodistas fue tan directa que se produjo algún caso de expulsión de la Asociación de la Prensa a la que pertenecía el articulista en cuestión:

"El periodista Mendive fue expulsado de la Asociación de la Prensa de Bilbao por su campaña contra el descanso dominical y El País provocó la indignación de muchos periodistas por mostrarse contrario a esta medida tan drástica. Seoane y Saiz también aluden al nacimiento de las Hojas del Lunes, en ese día de la semana, invocando el artículo 20.1 de la Constitución de 1978.

A partir de 1945 España y Europa se encuentran en período de reconstrucción tras las contiendas bélicas sufridas; la Asociación de la Prensa participa en el 25 Aniversario de la coronación de la Virgen de la Fuensanta, en los Juegos Florales de Primavera y otros homenajes de diversa importancia. A destacar, por ejemplo, la calle que el Consistorio de Murcia dedicó al periodista que fuera alcalde murciano y primer presidente de la Asociación de la Prensa, Francisco Martínez García.

EL DECRETO FRAGA Y SU REPERCUSIÓN EN LA PUBLICACIÓN

Tal y como asegura la periodista Mage Morillas en la descripción que sobre los primeros setenta años de la Asociación, la década de los 60 vino marcada por la profesionalización de las Asociaciones de la Prensa. 1962 fue el año del famoso decreto Fraga, por el cual aquellas personas que llevasen un tiempo determinado ejerciendo el Periodismo, sin ser profesionales, pudiesen adquirir esta condición recibiendo un carné que lo acreditase y quedando inscritos en el Registro Oficial de Periodistas. Los Informes al respecto sobre la extensión del tiempo dedicado al periodismo los emitía la delegación provincial del Ministerio de Información y Turismo, de acuerdo con la empresa editora. Una Asamblea Nacional de la Federación de Asociaciones de la Prensa dijo la última palabra sobre la concesión o no de la profesionalidad a quienes así se lo reconocía la disposición ministerial. Murcia, representada por Carlos Valcárcel Mayor y por el entonces director de Línea, Miguel María de la Hoz, votó favorablemente a la concesión de este beneficio. En este año la Asociación de la Prensa adquiere el local que ocupa desde entonces en el número de la Gran Vía Salzillo de Murcia, al año siguiente se crea la distinción anual de Los Laureles de Plata de la Prensa que años más tarde pasarían a denominarse "Laureles de Murcia". Esta profesionalización de las asociaciones de prensa obliga a dar de baja a algunos asociados que carecen de esta condición de profesional.

Hoja del lunes del año 1987, Asociación de la Prensa de Murcia
Hoja del lunes del año 1987, Asociación de la Prensa de Murcia
Ana Becerra

1975 puso fin a un largo periodo de la vida política española, pero la transición del antiguo régimen político hacia la monarquía fue lento y no representó ninguna ruptura. Los diarios sufrieron transformaciones radicales en su concepción empresarial, pasaron de ser pequeñas empresas a formar parte de grupos multimedia, La Verdad cambia de sede y pasa a constituir junto a una amplia cadena de publicaciones periódicas españolas una Sociedad Anónima denominada Corporación de Medios de Murcia. Estos cambios internos que experimentan los medios hacen desaparecer a pequeñas publicaciones que sucumben fácilmente ante la competencia que se establece. El Diario de Murcia, que salió a la calle a finales de la década de los 70 cierra. Desaparece además La Hoja del Lunes y con ello el apoyo financiero más importante de la Asociación.

DESAPARECE LA HOJA DEL LUNES

La Hoja del Lunes desaparece cuando los diarios empiezan a sacar su edición los lunes no respetando con ello el descanso dominical. El nacimiento de La Opinión de Murcia el 25 de Mayo hizo que La Verdad dejara de prestar su rotativa a la Asociación ante el temor de que La Opinión le robara lectores.

El último número de La Hoja del Lunes sale a la calle a finales de 1988.

Dos años después aparece un nuevo diario en Murcia se trata de "Diario 16". La Asociación de la Prensa con la aparición en 1988 de estos dos diarios en Murcia incrementa el número de socios si bien al desaparecer La Hoja del Lunes la economía de la Asociación se resiente notablemente. Esta crisis obliga a este organismo a recortar gastos superfluos de esta forma se suprimen las celebraciones al Patrón y la concesión de Los Laureles al igual que otros actos sociales y ayudas a los asociados. Este importante altibajo lo vuelve a superar la Asociación con un nuevo incremento de socios pero sobre todo con la puesta en marcha de resortes para la adquisición de ingresos con Antonio Montoso como presidente, así la entidad vuelve a ocupar un papel protagonista tras un largo periodo de inactividad.

En sus dos mandatos Montoro salda la deuda con el Banco Central, vuelve a celebrar la Corrida de la Prensa que cuenta con la participación de diestros murcianos y reactiva la exitosa verbena. Durante la presidencia de Felipe Julián Hernández, lo más destacado de su mandato fue quizás la idea de crear un Anuario que nació como "un proyecto innovador en el espacioso campo de las publicaciones regionales".

Desde 2007 el Presidente de la Asociación de la Prensa de Murcia es Juan Tomás Frutos.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)