municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Tradición Oral

Romances

Viejo romancero[José María Sobejano]
Viejo romancero

Los 'Romanticistas' inundaron con sus pliegos de cordel, calles, plazas y lugares para cantar sus romances de cielo, como Gerineldo, La morita, Antonete Gálvez, Alfonso XIII, Joselito, Juan de Lara, y obras de vírgenes y santos como la Virgen del Carmen, San Antonio, etc.

Enero, helado;
Febrero, trastornado;
Marzo, airoso,
Abril, lluvioso,
Sacan a mayo florido y hermoso.
En junio, la hoz en el puño;
En julio, la horqueta tras la hoz;
En agosto, pinta el mosto;
En septiembre, quien tenga trigo que lo siembre;
En octubre, echa pan y cubre;
Noviembre y diciembre Si no tienes olivos te paseas y duermes.

Fuente: VALCARCEL, Carlos: La Semana Santa en la Región de Murcia, Ed. Mediterráneo. Murcia, 1981, pág 36

El carbonero
por las esquinas
va pregonando
carbón de encina

Carbón de encina
cuatro redobles
la confianza
no está en los hombres.

No está en los hombres
ni en las mujeres
está en el tronco
de los laureles.

No está en el tronco
ni está en la rama
está en el pecho de una serrana.

Esa serrana
descolorida
me roba el alma
también la vida.

Fuente: Trinidad Yepes Turpin Edad: 80 años Lugar: Valle de Ricote, Murcia. Romance recogido en el verano de 1996 en el domicilio de la señora Trinidad.

El Romance de Pepete

Primer domingo de marzo,
Qué día más desgraciado
Que el otro mató a Pepete
Siendo un torero afamado.
Alma mía.
Puso un pie en la carrucha
Y en medio se colocó,
Salió la fiera
Y una cornada le dio.
Todo el mundo le decía:
¡Viva Pepe, viva Pepe!
Y la reina le decía
Que se repita la suerte.
Puso un pie en medio de la carrucha
Y en medio se colocó,
Salió la víbora fuera
Y una cornada le dio.
Y le decía la novia:
Yo no quiero sus riquezas,
Ni tampoco sus billetes,


Que lo que yo más quiera
Era a mi novio Perete.
Todos se visten de luto,
Y la reina, de morado,
Y fueron acompañándolo
Hasta el mismo campo santo.
Por en medio de la calle
Un tiro se disparó,
Y era el hermano de Pepe,
Que a la reina le tiró.
Y la reina le decía:
Tú has de ser mi protectora,
Que yo he tenido la culpa
De lo que ha pasado ahora.
Yo no quería las riquezas
Ni tampoco los billetes,
Que lo que yo más quería
Era a mi novio Perete.

Fuente: Tía Pereta Edad: 80 años Lugar: Aljucer, Murcia. Fecha: 1980

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)