municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

La Fiesta de Los Santos Inocentes en la Región de Murcia

El Inocente de Balsicas (Mazarrón)

El Inocente de Balsicas (Mazarrón)
Tomás García

Bailando con el Gor

Bailando con el Gorro de Inocentes. Garrobillo (Águilas)

Inocentes

Inocentes de Fuente Librilla (Murcia). Diciembre de 2005

Inocente con la cara pintada

Inocente con la cara pintada
Foto cedida por: Europa Press Ediciones

Gorro de Inocentes. Patiño (Murcia)
Gorro de Inocentes. Patiño (Murcia)
Tomás García

     La fiesta está marcada por unos rituales que estaban sustentados por la iglesia, los gobernantes y el pueblo. Estas pautas tradicionales por la que se conforma el Baile de Inocentes, se repiten en todos los lugares por igual, admitiendo sus posibles variantes.

     Este ritual tiene desde sus orígenes, en el Imperio Romano, el mismo objetivo; el mismo ritual consistente en el intercambio de los papeles entre la autoridad que tiene el poder y a las personas que dirigen, un ejemplo sería el intercambio de roles entre la función de los reyes y de los esclavos; en este día, los esclavos son elegidos como pretores, emperadores, césares y presiden a su antojo su gobierno efímero. Esta actividad ha pasado a la religión católica y se ha mantenido hasta una reciente actualidad. La iglesia usa a los inocentes, a personas de escala humilde, y les ofrecen que sean alcaldes por un día, sintiéndose vanagloriados por su labor ya que ayudan a una hermandad religiosa, el inocente constituye un personaje importante a lo largo de este día, y la tarea que tiene que realizar son las veces de payaso. Adquiriendo unos privilegios incluso superiores que los mayordomos de la hermandad a la que van destinadas las dádivas.

Principales Elementos

a) Trajes

     Los trajes que se utilizan para representar a los inocentes son de dos tipos, por un lado se utilizan ropas viejas o en desuso como por ejemplo, chaquetas raídas, zapatos con la suela descosida. Y el otro tipo de vestimenta que se estila es con colores chillones y mezclas extravagantes, acompañadas con complementos disparatados.

b) Gorros

     Es el elemento que perdura en la actualidad, no se recrea un ambiente de baile de inocentes sin la presencia del gorro o sombrero que indica quienes son los personajes que animan la fiesta.

     Los gorros o sombreros son de muchos tipos, normalmente siempre se adornan por largas cintas, con espejos. Algo anecdótico ocurría en Zarzadilla de Totana se utilizaban sombreros de hojalata, en las localidades de Corvera y Molinos Marfagones los inocentes se vestían con monteras adornadas con flores.

     Por el gorro de inocentes también se pujaba para que se lo pusiera una persona en concreto, por el ridículo que causaba, y además se pagaba para que se bailara con él puesto.

c) Varas de mando

     Otro elemento muy utilizado es la vara de mando que lleva el inocente, como la vara de mando de un alcalde, suele ir también adornadas con cintas, plumas, etc. En El Diario de Murcia, 31 de diciembre de 1886 se comentaba: "Ayer se vio una causa en la audiencia, en el cual eran procesados dos jóvenes de Mula, que el día de Inocentes del año último armaron una soberbia camorra con otros amigos, por cual de ellos había de tomar la vara de alcalde para presidir el baile de inocentes [...]".

d) Escobas

     Las escobas era el elemento más común en todos los pueblos, las utilizaban para pedir dinero por las casas, si no se obsequiaba con un buen donativo. Según la costumbre había dos alternativas: o se le barrían los pies a la persona involucrada en la inocentada, o los inocentes barrían para dentro de la casa la suciedad de la calle a modo de descontento. Los lugares donde se hacía uso de las escobas fueron principalmente Espinardo, Cañadas de San Pedro, Fuente Librilla, Nonduermas, Yéchar, Casas Nuevas, Puebla de Mula.

e) Navajas

     Las navajas de barbero son un elemento que se ha localizado su uso en los bailes de inocentes del Campo de Cartagena, estas navajas eran reproducidas por cualquier objeto que tuviera una forma parecida pero suelen ser de descomunal tamaño. Se realizaba una representación teatral donde se simulaba que se afeitaba a una persona por la cual se había pagado un donativo por un convecino.

f) Peines, Tijeras y Herraduras

     Estos tres símbolos son específicos de la peculiar fiesta de los rebuznos de Las Balsicas de Mazarrón, que ha sido la más conocida, pero también en el Campo de Cartagena se ha utilizado esta fórmula como inocentada. Las inocentadas consistían en darle rebuznos al elegido hasta dejarlo sin tímpanos, los inocentes iban provistos de tijeras de esquilar, un gran peine, herraduras, púas y martillo; ya que simulaban el aseo de un burro, donde lo esquilaban y lo herraban poniéndole herraduras nuevas, el método para pasar al siguiente invitado-jumento era darle una coz.

g) Pintarse la cara

     Era común que algunos inocentes fueran con las caras pintadas, e incluso iban provistos de carboncillos para gastar bromas, manchando a todos aquellos que no querían dar una limosna, como hacía el "Tío Tiznao" o inocente en Marchena (Lorca). Así mismo encontramos otra similitud con el pueblo de Calasparra (Murcia), donde Juan Pelotero lleva la cara pintada de negro. Por último incorporamos unas líneas de un fragmento de 1894 en el que se relata cómo los inocentes llevaban la cara tiznada: "Agazapado el humorista alguacil tras un pequeño accidente del terreno, y tiznada su cara con hollín y almagre, esperaba a los transeúntes que se detenían".

h) Pluma, Libro y Llaves

     Son otros utensilios específicos que se han visto es fiestas de inocentes muy concretas, como en la de Calasparra, consiste en que los inocentes van provistos de un libro y una gigante pluma de ave y van apuntando las multas por cualquier aspecto chocante, y además sino se pagan estas multas, van provisto de unas enormes llaves, que simulan ser las llaves de la cárcel del pueblo, donde apresar a los morosos.

i) Bolsa y Cajón de las Ánimas

     Era el lugar donde se guardaba lo recogido, que solían ser grandes sumas de dinero, conducente a celebrar las misas de Ánimas y destinado para los fiestas patronales. La bolsa la podía llevar los inocentes o una persona encargada de la Hermandad.

j) Plaza de la Iglesia

     El lugar en donde normalmente se celebraba el baile de inocentes era en la plaza de la iglesia, ya que lo normal es que se produjera al salir de la misa, aunque esa costumbre ha ido pasándose en el tiempo al salón parroquial de la misma; también los bailes también se han sucedido en otros recintos.

k) Romper el Baile

     Se refiere romper el baile al resultado de ganar una puja entre contrarios, que el ganador baila la primera pieza que se toca, si el vencedor no va acompañado elige con quien quiere bailar y la pieza a interpretar por la cuadrilla.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)