municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

BOJÍN, PEJÍN. Suillus mediterraneensis [Boletaceae]

Puerto de la Cadena

Detalle de himenio poroso y pie granulado del bojín (Suillus mediterraneensis)
José Antonio López Espinosa

Puerto de la Cadena

Bojines (Suillus mediterraneensis), en una primera fase de su desarrollo y entonces con aspecto de pequeños Boletus
José Antonio López Espinosa

Puerto de la Cadena
Aspecto común del bojín (Suillus mediterraneensis)
José Antonio López Espinosa

   Hongo micorrízico de coníferas, con cuerpo fructífero (seta) de aspecto hemisférico o convexo, de hasta 20 cm de altura. Sombrero primero campanulado y después extendido, de hasta 10-12 cm de diámetro, con parte inferior (himenio) porosa, sin láminas, y parte superior lisa, habitualmente viscosa, de color marrón claro, ligeramente anaranjado, sin verrugas ni restos, a lo sumo acículas y tierra adheridas del suelo durante su desarrollo. Pie de hasta 8 cm, cilíndrico, sin anillo ni cortina, también desprovisto de volva, con superficie granulada, salpicada de manchas papilosas marrón oscuro, sobre fondo de intenso amarillo. Esporada amarillo olivácea, originada por acumulación de esporas fusiformes.

Hábitat y distribución

   Sotobosques umbríos, frescos y húmedos –al menos durante el otoño– de pinares, particularmente de pino carrasco (Pinus halepensis) y en aquellos que presentan suelos profundos, ricos en humus y por lo general están provistos de importante capa de pinocha. Especie mediterránea, habitual en los bosques del sur de la Península Ibérica, común y con frecuencia abundante en las formaciones forestales del sureste peninsular. En la Región de Murcia es fácil encontrarlo en grupos numerosos en las sierras prelitorales (Carrascoy y El Valle), del interior (Espuña, Cambrón etc.) e incluso en algunas zonas litorales (Monte de las Cenizas).

Observaciones

   En los bojines, como en los boletales, grupo (Orden) de hongos que recibe su nombre del género Boletus, el himenio es parecido a una esponja y se desprende con facilidad del resto del sombrero, siendo ésta característica esencial a la hora de separarlos del grupo amplio (varios ordenes) y mayoritario de hongos cuyas setas presentan láminas.

   En la Guía de Hongos Micodes, de Honrubia et al. (2010), se indica respecto a esta seta en concreto que “en el este de la provincia de Albacete, donde es una especie muy común, se dice que a los quince días de haber salido los hongos (esta especie) saldrán los guíscanos, por lo que su fructificación suele preceder a éstos”. Esta apreciación es muy similar a la que se tiene en las Tierras Altas de Lorca (R. García, com. pers.), donde la abundancia de bojines advierte que pronto, a lo sumo en veinte días, se podrán buscar los primeros Lactarius sp. pl. (L. sanguifluus y L. deliciosus)

   Los bojines o pejines son hongos de fructificación eminentemente otoñal, a simple vista muy similares muchos entre sí, hasta tal punto que S. mediterraneensis “parece presentar caracteres intermedios entre S. granulatus y S. collinitus. Se diferencia por su carne completamente amarilla”. También es distinto, del primero, porque no presenta floradas primaverales, siendo S. granulatus la “especie de Suillus más fácil de encontrar en esta última estación”. Del segundo, S. collinitus (a veces escrito erróneamente como S. collinutus), citado en 1979 por primera vez en Murcia como S. fluryi, se diferencia porque tiene superficie del sombrero de un marrón menos oscuro y carece fibrillas radiales

   De las setas relativamente grandes que pueden encontrarse en la Región de Murcia los bojines son, con diferencia, las más abundantes. Aunque mayoritariamente se desconoce también son comestibles, pero resultan escasamente apreciadas, más bien despreciadas. Pueden consumirse principalmente sus sombreros, quitando la cutícula que los cubre, cocinándolos rebozados. Incluso en fresco, su olor y sabor son agradables, fúngicos pero de aroma y textura suave.

   Por último, como curiosidad, añadir que Suillus vendría a significar “para el cerdo”, posiblemente en alusión despectiva al escaso valor culinario de la mayoría de las setas de este género.

José Antonio López Espinosa

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)