municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

El Bosque de Ribera

Rosal Silvestre
Rosal Silvestre
Vicente Hernández
 
Taray
Taray
Vicente Hernández

    El avistamiento de un paisaje de bosque de ribera, o alguno de sus elementos, nos indica la presencia de agua. El grado de humedad contenido en el suelo, varía, disminuyendo, al alejarnos perpendicularmente del curso de agua hacia el interior.

    La profundidad a que se encuentra el nivel freático, su abundancia y la constancia del mismo, van a seleccionar las especies vegetales en función de las necesidades de agua que tengan, su resistencia mecánica a las avenidas, y la capacidad de soportar inundaciones periódicas, totales o parciales, disponiéndose de este modo en bandas paralelas al río.

    La primera banda, la más alejada del curso de agua, raramente llega a inundarse y si sucede es por un corto período de tiempo. El riesgo de crecidas es pues mínimo y la ocupan especies que aprovechan las condiciones de humedad del suelo generadas por el río. Destaca entre los árboles que componen esta franja vegetal los Olmos (Ulmus minor), atacados recientemente en nuestra región por la grafiosis, enfermedad provocada por el Ceratocystis ulmi, y que llega a provocar la muerte del ejemplar. Se encuentran en el estrato arbustivo y herbáceo especies como las Zarzas (Rubus sp.), Rosales silvestres (Rosa canina), Juncales (Juncus sp.), etc., así como especies provenientes del bosque cercano con Pino Carrasco (Pinus halepensis), Coscojas (Quercus coccifera) o Colúteas (Colutea arborescens).

    En segundo lugar y ya más próxima al cauce, donde el nivel freático se encuentra más elevado, y las crecidas les afectan con más frecuencia, encontramos al Álamo blanco (Populus alba) que da nombre a la alianza de especies que forman el bosque galería. Junto a éste, otras especies arbóreas como el Chopo (Populus nigra), el Fresno (Fraxinus excelsior), el Sauce (Salix sp.), o el Taray (Tamarix sp.) y arbustivas como la Zarzamora (Rubus sp.) y la Zarzaparrilla (Smilax aspera). Se une de este modo, el estrato arbóreo y el herbáceo al entretejer sus ramas de forma impenetrable.

    En tercer lugar, una banda en donde las condiciones son más desfavorables para el asentamiento de estructuras arbóreas, al estar directamente afectada por las crecidas naturales de todo río. Vamos a encontrar plantas y arbustos con una estructura flexible como el Sauce (Salix sp.), Espadañas o Aneas (Typha sp.), Cañaverales (Arundo donax), Carrizales (Phragmites sp.), etc. Destaca por su vistosidad el Lirio amarillo o Espadaña fina (Iris pseudacorus). El manto herbáceo va a estar constituido por especies nitrófilas que llegan transportadas por el mismo río.

    A simple vista puede resultar difícil distinguir las distintas franjas de vegetación, por encontrarse muy entremezcladas entre ellas y con el medio circundante. También van a relacionarse con la pendiente de las orillas.Allí donde sea máxima puede incluso desaparecer alguna banda, siendo más visibles en lugares de pendiente más suave.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)