municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Tamagochi

tamagochi de segunda generaciónEn el año 1996 la empresa japonesa Bandai ponía en el mercado mundial un nuevo juguete que cambiaría por completo la forma de entender el entretenimiento electrónico de los más pequeños: el Tamagochi.

En el folleto informativo del juguete se decía 'Se trata de un huevo, con una pantalla de cristal líquido en la que se encuentra un pequeño ser virtual que viene de un planeta lejano al que debemos cuidar y criar. Desde el mismo momento que despertamos al Tamagochi éste necesita ser atendido; hay que alimentarle, limpiarle, curarle, jugar con él y hasta regañarle cuando no se porte bien.'

No tardó en expandirse por el resto del mundo, su simulación de vida autónoma lo convirtió en una mascota mundialmente conocida, era difícil resistirse a sus pixelados encantos.

En aquellos primeros momentos se alzaron voces de padres y educadores en contra del invento ya que se Los niños y los gusanos de sedaconsideró que suponía un nuevo entretenimiento electrónico que subyugaba a los más jóvenes, ya que eran ellos los que tenían que depender del 'nuevo ser' para atender 'sus múltiples necesidades'. Algunos llegaron a decir que con el tamagochi se daba un nuevo paso hacia la esclavitud tecnológica del hombre.

Sin embargo, sus defensores, salieron al paso con el argumento de que los tamagochis no eran más que una versión futurista de los antiguos juegos didácticos de nuestros padres y abuelos, cuando, por ejemplo, incubaban huevos para que salieran los polluelos o ponían habichuelas entre algodones mojados para que germinaran.

 Se trataba entonces de favorecer el interés por la biología, la naturaleza, al mismo tiempo que la responsabilidad, como 'en cierta medida' ahora se pretende con el tamagochi ('otro semoviente').

La vida de un Tamagochi era corta, unos 40 días más o menos. Llegada su hora el Tamagochi 'moría' convirtiéndose en un angelito, aunque era posible resetear el aparato y que renaciera de nuevo.

En el año 2004 comenzó a comercializarse en España la nueva versión mejorada, el Tamagochi connexion, que incorpora la función de reproducción de 'la especie'. A través de un puerto de infrarrojos puede comunicarse con otros Tamagochis y, si se encuentra con uno o una del otro género, llegar a procrear.

  

Autor: Julio Pedauyé Ruiz

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)