municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Cejo de la Grieta

Vista de las calizas nodulosas del Jurásico superior, que están parcialmente karstificadas originando morfologías un tanto pintorescas

Vista de las calizas nodulosas del Jurásico superior, que están parcialmente karstificadas originando morfologías un tanto pintorescas
Antonio del Ramo

 
Calizas nodulosas degradadas a cantos, muchos de los cuales son restos de ammonites

Calizas nodulosas degradadas a cantos, muchos de los cuales son restos de ammonites
Antonio del Ramo

 
Panorámica de la Sierra del Cambrón
Panorámica de la Sierra del Cambrón
Francisco Guillén Mondéjar
 
Detalle de la sima producida en el Jurásico y que fue rellenada por las bauxitas
Detalle de la sima producida en el Jurásico y que fue rellenada por las bauxitas
Francisco Guillén Mondéjar

    Tras parar en el montículo de bauxitas que hay frente a la Casa del Francés, se toma un camino a la izquierda, a unos 300 m al norte. El trayecto empieza sobre sedimentos margosos y margocalizos del Cretácico inferior, con sílex negro, anaranjado o rojo, y algunos ammonites y nódulos de pirita oxidada. Estos materiales aparecen en numerosas ocasiones recubiertos por sedimentos cuaternarios que también enmascaran el contacto de dichas margas con las calizas jurasicas.

    Desde este camino, mirando al norte, pronto observaremos una zona de color rojo, que nos marca el denominado Cejo de la Grieta (el yacimiento de bauxitas), al que accederemos tras recorrer algo más de un kilómetro, por un camino que parte a la izquierda del principal. Una vez en el yacimiento de bauxitas podremos observar éste y las calizas del Jurásico inferior (Lías) donde se encuentra enclavado este afloramiento. Se trata de calizas masivas, a veces parcialmente recristalizadas y calizas con crinoides, lamelibranquios, gasterópodos, belemnites y oolitos, que nos informan del origen marino de las mismas y de su formación bajo un clima cálido. Lo que contrasta con la formación de las bauxitas por una posterior emersión de la zona y por la karstificación de las calizas, que originó numerosas depresiones y cavidades de potencia métrica a decamétrica, antiguas dolinas y simas, rellenas por colapsos y/o depósitos de bauxitas. Un verdadero y magnífico karst del Jurásico.

    Posteriormente, por alguna de las sendas existentes al noroeste del yacimiento, se puede ascender hasta las calizas rojas del Jurásico superior (Malm). Estas rocas poseen una estructura nodulosa muy marcada, con degradación a cantos, cuyo modelado origina un paisaje un tanto pintoresco, ya que éste es una mezcla del modelado típico de las calizas (kárstico) y el de los conglomerados. En ellas se pueden observar diversos ammonites: Lithacoceras, Perisphinctes, Phylloceras, Lytoceras, Haploceras, Euaspidoceras, etc.

    Encima de ellas, separadas por un claro contacto mecánico, se encuentra el núcleo del anticlinal tumbado que constituye la parte más elevada de la Sierra de Cambrón, formado por calizas del Lías medio y dolomías del Lías inferior que ya pertenecen al Subbético medio.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)