municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Los Mayos de Alhama de Murcia

Con la primavera llega la fiesta

Con la primavera llega la fiesta
SG Estudio

Casonas y Corremayos. Tradición y juventud

Casonas y Corremayos. Tradición y juventud
SG Estudio

El museo y el ingenio salen a la calle

El museo y el ingenio salen a la calle
SG Estudio

 Ironía en los diálogos de papel

Ironía en los diálogos de papel
SG Estudio

Los Mayos también recrean estampas del mundo actual

Los Mayos también recrean estampas del mundo actual
SG Estudio

 Flores y Cruces de Mayo [Alhama de Murcia_Los Mayos]
Flores y Cruces de Mayo
SG Estudio
 
 Recuerdo de oficios desaparecidos [Alhama de Murcia_Los Mayos]
Recuerdo de oficios desaparecidos

    Origen remoto y ciclos agrícolas

    La fiesta de Los Mayos está relacionada con los ciclos agrícolas y la fertilidad de la tierra, pues coincide con la época de recolección de las cosechas. Se trata de una serie de ritos y ceremonias muy antiguas, pues ya los griegos y los romanos celebraban la llegada de la primavera. Esta ancestral tradición sigue viva hoy en día, con gran pujanza, en diversos lugares de la vertiente mediterránea española.

    Según el antropólogo Julio Caro Baroja, la llegada de la primavera y el fin de las penitencias cuaresmales supone la culminación del ciclo de fiestas invernales, de mayor recogimiento y sencillez, a excepción del paréntesis carnavalero.

    A continuación se inicia el ciclo festivo del estío, mucho más alegre y callejero, en consonancia con las bondades del clima y los frutos obtenidos del trabajo de la tierra.

    Asimismo, hay que tener en cuenta que todas las celebraciones antiguas y, por tanto con un origen profano y lejano en el tiempo, han sido readaptadas por la civilización occidental-cristiana a sus propias creencias y ritos. Es el caso de la Navidad, de San Juan Bautista... y también de las fiestas de Mayo. De hecho, el mes de mayo está considerado como el de las flores y, a la vez, está dedicado a la Virgen María.

    Los Mayos en la Región de Murcia

    En la Región de Murcia destaca la celebración de Los Mayos en Alhama de Murcia, así como en los pueblos de la Huerta murciana. Antiguamente, según las crónicas de festejos, en la noche de Los Mayos los jóvenes se dedicaban a rondar y adornar con flores las casas de las muchachas y las puertas de las iglesias.

    Una costumbre ancestral, que ha llegado hasta la actualidad, es la de colocar en azoteas y balcones viejos 'peleles' vestidos de forma burlona. Esta es la esencia que ha dado pie a la actual fiesta de Los Mayos en Alhama de Murcia.

    Los 'peleles' y su simbolismo

    Por otro lado, no hay que olvidar que la tradición de vestir muñecos con fines satíricos, a la vez que rituales, es común en la geografía festiva de España. De hecho, aún se da en diversos lugares durante la noche de San Juan, o bien en la mañana del Sábado de Gloria o el Domingo de Resurrección (los populares 'Judas'). En todos los casos citados, las figuras alegóricas acaban quemadas, arrastradas, zarandeadas o apedreadas en medio del general regocijo. Y es que esos muñecos suelen representar los anhelos y esperanzas, o bien los pecados y las culpas colectivas, por lo que son purificadas simbólicamente por medio del fuego u otra vía de destrucción.

    Los Mayos en Alhama de Murcia

    En Alhama de Murcia apenas hay información sobre el desarrollo histórico de la fiesta de Los Mayos. Sin embargo, el testimonio de los mayores permite saber que, en épocas pasadas, lo habitual era que al amanecer del día primero de mayo, se instalasen en puertas y esquinas unos característicos monigotes. Éstos quedaban expuestos todo el día, siendo retirados al caer la noche.

    Dichos monigotes, denominados 'Mayos', eran muñecos confeccionados con tela y rellenos de paja, hojas, lana, trapos y ropas viejas. Para redondear definitivamente su aspecto de peleles, se les pintaba la cara con rasgos humanos. Y, por último, se les cubría la cabeza según la usanza tradicional, es decir con un sombrero si era una figura masculina, o bien con un pañuelo anudado a la barbilla si representaba a una mujer.

    Esta curiosa y primitiva tradición se mantuvo hasta el estallido de la Guerra Civil. Una vez terminada la contienda, se prohibieron todas las celebraciones profanas que tuviesen algún parecido o relación con el Carnaval o como se le conocía entonces, las 'Máscaras'. Así pues, los Mayos alhameños languidecieron hasta el punto de la casi total desaparición durante los años sesenta y setenta del siglo XX.

    Por fin, en 1982, el Ayuntamiento de Alhama de Murcia, reunido en sesión plenaria, acordó recuperar la fiesta de Los Mayos, tan apegada al acervo cultural de esta localidad. Desde entonces, se viene celebrando el primer fin de semana de mayo. Poco después, en 1990, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia reconoció el esfuerzo de todo un pueblo por recuperar su pasado más singular, declarando los Mayos como Fiestas de Interés Turístico Regional.

    Esto alentó aún más la participación de vecinos y visitantes en torno a las múltiples actividades que se organizan con motivo de Los Mayos. Los temas básicos de estas representaciones caricaturescas suelen ser tres:

  • La recreación de antiguos oficios artesanales y agrícolas, ya desaparecidos, que eran típicos del municipio.

  • Escenas de la vida cotidiana, evocadas en tono sarcástico.

  • Representaciones especialmente irónicas y críticas, que aluden a los problemas o escándalos de la vida local.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)