municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

LOS IMBERNONES

Historia y Patrimonio

  Para la reconstrucción de la Historia de Los Imbernones poseemos pocos datos. Tendremos que vincularla a los hechos acaecidos en los parajes Escudo de San Pedrocercanos al municipio de San Pedro del Pinatar. El topónimo vendría dado por alguna de las familias que se asentaría en la zona. Pincelando a grandes rasgos la Historia de San Pedro del Pinatar y su territorio podríamos decir que viene marcada por su situación entre el Mar Mediterráneo y el Mar Menor, su riqueza marítima y la presencia de las salinas y su explotación. Los vestigios arqueológicos nos han dejado testimonio del paso por estas costas de civilizaciones fenicias, griegas, púnicas y romanas, que trasportaban en sus naves lingotes de plata, plomo y ánforas con mercancías.

  Durante la Antigüedad se convirtió en una villa industrial romana dedicada a la explotación de las salinas, la elaboración de salazones y a la producción de la salsa garum. Durante los últimos años de la dominación musulmana se produjo un resurgimiento en la zona, en la que se siguieron practicando las mismas actividades salineras y de pesca a través de las encañizadas.

  En el siglo XIII Alfonso XI describe el Pinatar como una espesa masa forestal, donde en invierno se caza el jabalí. En el siglo XV el Pinatar es el puerto de Murcia, donde se desembarca el trigo para abastecer la población. Esta ciudad administraba las encañizadas y pesquerías que existían. Los siglos XVI y XVII se tornaron difíciles en la costa, debido a los ataques berberiscos. Los padrones de población de finales del siglo XVIII señalan una duplicación de la población entre 1771 y 1798. La población se dedicaba a la pesca, el laboreo de las salinas, el pastoreo de ganado lanar y caprino y una dispersa agricultura de secano.

  El siglo XIX comenzó con catástrofes como sequías, que provocaron hambrunas, y lluvias torrenciales que dejaron grandes inundaciones. En este siglo también se constituyó el Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar, cuyo primer alcalde fue un pinatarense con este apellido, José Imbernón. En los últimos retazos del siglo XIX, San Pedro del Pinatar era una población en la que gente sencilla, dedicada a las salinas, a la pesca o al transporte, convivía con personalidades ilustres del panorama español. Éstas iniciaron la transformación del pueblo en centro de recreo estival para familias de abolengo y, también, más humildes procedentes de la huerta.

  En el siglo XX la población pinatarense continúa ocupándose de tareas tradicionales como la pesca y la agricultura, aunque esta última acusa las eternas dificultades impuestas por la escasez de terreno y por la sequía. Es con la llegada del boom turístico en los años 70' cuando San Pedro del Pinatar comienza a convertirse en lugar turístico de primer orden y un municipio en plena expansión. En el siglo XXI, la pedanía de Los Imbernones se muestra como un conjunto de casas sencillas a la entrada del Parque Regional de las Salinas, rodeado de nuevas construcciones y zonas verdes.

Naturaleza

    CigüeñelaLa naturaleza de Los Imbernones está representada por La Llana, compuesta por la Playa de las Salinas, Barraca Quemada y Punta de Algas. En el extremo de esta playa de la Punta de Algas es donde se puede ver la comunicación entre las aguas del Mar Mediterráneo y el Mar Menor y la zona de las encañizadas. Todas ellas están ubicadas en el Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar. Tienen en común que son playas abiertas y profundas, con dunas de arena fina y cálidas aguas, muy mediterráneas.

    Dentro del parque destacan las dunas y arenales costeros que se suelen presentar en los húmedales. En el ámbito marino existen barras arenosas que amortiguan el oleaje en las zonas de mar mediterráneo. Cabe destacar la importancia de praderas de posidonia en los fondos marinos del Mar Mediterráneo. En el parque se pueden encontrar diversos ecosistemas locales: estanques salineros, pinar, carrizal, saladar, dunas y golas o encañizadas. Algunos de los ejemplos de flora podrían ser los que se adaptan a la movilidad, porosidad y escasez de nutrientes de estas dunas. Aquí aparecen la oruga de mar y el cardo marítimo, fijando las dunas está el barrón, el cuernecillo y la azucena de mar.

    En las dunas más estables, con más nutrientes y protegidas del viento marino, aparece el matorral mediterráneo, con especies como el lentisco y el espino negro, o el Pino Carrasco. Entre la fauna dominan las aves acuáticas por lo que ha sido declarada zona ZEPA ( Zona de Especial Protección para las Aves) con colonias de avoceta, cigüeñuela, chorlitejo patinegro, charrancito y pagaza piconegra entre otros. Entre las migratorias, se encuentran los flamencos, las garzas, cormoranes o gaviotas.

Gastronomía

    DoradaEl plato que caracteriza la gastronomía de Los Imbernones es la dorada a la sal, la dorada es uno de los pescados característicos de esta zona bañada por el Mar Menor. De carne blanca y sabor suave, se prepara limpia de escamas, en una pieza cubierta de sal gorda al horno.

Economía

    Nuevas urbanizacionesLa economía de Los Imbernones está basada en la industria salinera de la que depende un importante porcentaje de la población. Los recursos obtenidos de la manufactura de este producto se han incrementado desde la modernización de la tecnología y la apertura de nuevos mercados europeos.

    El turismo se benefició del boom experimentado en los años 60-70 del siglo XX con turistas provenientes de Murcia y Madrid. El turismo extranjero en la zona ha comenzado en el siglo XXI y ha experimentado un rápido crecimiento, convirtiéndose en segunda residencia habitual de muchos de ellos. El pequeño comercio queda representado en la zona por un bar - restaurante familiar y un moderno vivero.

Fiestas

    Los Imbernones no posee fiestas propias por lo que sus habitantes disfrutan de las del municipio de San Pedro del Pinatar. Sus fiestas se celebran a lo largo de Salida de la Virgen del Carmentodo el año. Comienzan en enero con la Cabalgata de los Reyes Magos que llegan en barco para pasearse después en comitiva por las calles del pueblo.

    El programa festivo continúa en febrero con los Carnavales y su desfile de comparsas. Las fiestas religiosas de Semana Santa, con procesiones como la de Viernes Santo y Domingo de Resurrección, las fiestas patronales dedicadas a San Pedro Apóstol en junio o la Romería dedicada a la patrona del pueblo, la Virgen del Carmen, en julio, gozan de gran popularidad y participación vecinal.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)