municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Historia de El Escobar

Muralla de Begastri

Muralla de Begastri

Cerro de Begastri

Cerro de Begastri

Begastri [El Escobar]
Begastri
 
Muros [El Escobar]
Muros

  Poco sabemos de la Historia de El Escobar, al margen de que su topónimo tiene relación con la abundancia de retama, utilizada para hacer escobas, o de la posible fundación de la Ermita de las Nieves en el siglo XVI. Pero en los alrededores de esta localidad existe uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Región de Murcia, la antigua ciudad de Begastri.

  El yacimiento de Begastri se sitúa en el Cabezo Roenas, un relieve que domina una gran porción del paisaje ceheginero, un lugar ideal para una construcción con vocación defensiva ya que, además, acceder a su cúspide es complicado debido a sus salientes rocosos.

  El nombre de Begastri se asoció a los yacimientos arqueológicos descubiertos en este cerro a finales del siglo XIX, Aureliano Fernández Guerra entendió que la ciudad episcopal mencionada en algunas actas de los Concilios de Toledo correspondía a las trazas y restos que iban apareciendo en el cerro. A partir de 1980 los hallazgos no harían más que confirmar esta teoría.

Cronología de Begastri

  Las etapas cronológicas de los restos comienzan en el período ibérico, pobladores que pudieron llegar a convivir con los colonos romanos. Se continúa la cronología con la llegada de los romanos y la descripción del lugar como 'res publica begastresium', lo que da una idea de la importancia del enclave.

  Es la época visigoda la más brillante para la ciudad, momento en el que se añaden los muros y torreones fortificados y las puertas de entrada. La conquista musulmana acabaría con la ciudad de Begastri, que sólo tendría hasta el siglo XIII una población residual. Los restos materiales de Begastri se encuentran en el Museo Arqueológico de Cehegín: figurillas, estelas funerarias, monedas y cerámica de 'terra sigillata' gris y clara, testimonian la importancia de la ciudad junto a las trazas de su diseño urbano.

  Tras la Reconquista de Murcia por la Corona castellana en el siglo XIII, Begastri era ya una ciudad abandonada y en sus alrededores sólo existirían pequeñas alquerías aisladas o fincas de cultivo. Recordemos que el Noroeste murciano no quedaría pacificado hasta el siglo XVI, momento de avance demográfico y reestructuración de propiedades, una vez concluida la reconquista cristiana.

Siglo XIX

  El Escobar debió seguir la suerte de muchas poblaciones dedicadas al cultivo de los campos y a la ganadería. Durante el siglo XIX la importancia de la industria ceheginera del esparto debió llegar a sus parajes, preñados de esta planta con la que podían fabricarse infinidad de enseres. De esta época debe ser algunas construcciones olvidadas en el paisaje de El Escobar, como las casas de doña Bernarda. Sin olvidar la pequeña industria minera de magnetita, que en El Escobar dispuso de la mina Soledad, que cerró en torno a los años 20' del pasado siglo XX.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)