municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

RUNES

Historia y Patrimonio

RunesEscudo de Blanca  A mediados del siglo XVIII ya existen documentos que nos hablan del topónimo Runes, que se alejaría de las raíces latinas y árabes y se adentraría en las anglosajonas y góticas. Runs, ryne y runs hacen referencia a una corriente, a un flujo de agua o a un riachuelo, y si tenemos en cuenta que el río pasa por delante de este barrio de Blanca es fácil reconocer el origen del topónimo.

  El origen de Runes como paraje es muy antiguo y, dada la cercanía del Castillo de Blanca, y el recurso hídrico cercano, podría haber albergado hábitats en época medieval. El Castillo de Blanca es un hisn o fortificación ya levantada en el siglo XII y ocupada por la población musulmana de esta parte del valle ricoteño. En 1227 Ibn Hud utilizaría la fortaleza para liderar su revuelta contra el dominio almohade, situando tanto Ricote como Blanca dentro de su ámbito administrativo, aunque su liderazgo sólo duraría diez años.

  En 1243 se produjo la firma del Tratado de Alcaraz. La población musulmana del valle, muy abundante en Blanca, vería en un primer momento respetada su religión y costumbres, pero con los años el proceso de asimilación a lo cristiano pasaría por distintas crisis. Fueron continuas las revueltas de los mudéjares en la Península. Tras las revueltas del XIV y el XV hubo un momento de sosiego durante el reinado de Carlos V, pero Felipe II vería un continuo peligro en la existencia de musulmanes en el territorio español, máxime cuando la Corona se veía en lucha constante contra Turquía y sus aliados en el norte de África.

  En Blanca, incluso en 1591, momento en el que la aldea pasa a convertirse en villa por un privilegio de Felipe II y tras el pago de 2.400 ducados, la población de moriscos era la más relevante del Valle de Ricote. Pese al intento de integrar a esta población en el nuevo ámbito social de cristianos viejos, los moriscos seguían siendo una sociedad aparte, a veces mal vista y poco tolerada, dedicada a las labores agrícolas. A pesar de los informes favorables de Fray Juan de Pereda, que no determinaba un conflicto real entre cristianos viejos y nuevos, Felipe II decretó la expulsión de los moriscos, siendo más tardía la de los moriscos del Valle de Ricote, muy numerosos en Blanca, dándose finalmente en 1613.

  Por otra parte Blanca, al igual que Ricote, quedaría bajo la administración de la Orden de Santiago a partir de 1285, tras la promesa del Infante Sancho IV en 1281 de conceder a la Orden ciertos territorios si lo apoyaba en su aspiración al trono castellano. Blanca, como su vecina Ricote, no vería la extinción de la administración de esta Encomienda hasta 1851. En la actualidad Runes es un barrio más de Blanca, que se extiende a la orilla del río. Las casas muestran trazas modernas, las más antiguas son de los años 60' del pasado siglo XX. Se trata ya de un espacio plenamente urbano.

Economía

Melocotones colocados en cajas para su venta     Runes es prácticamente un barrio de Blanca y como tal participa de la actividad económica de la misma ciudad donde buena parte de sus habitantes tienen sus puestos de trabajo. Están presentes los sectores económicos principales que sustentan la economía de Blanca. Una parte de las tierras de Runes están dedicadas a las labores agrícolas, principal sector productivo del municipio. Son tierras de regadío, el 93% de las tierras de labor en Blanca lo son y de estas el 90% disponen de riego localizado. En ellas se cultivan frutales de hueso, principalmente melocotón y albaricoque, y cítricos. Esta producción va destinada en su mayoría a las pequeñas y medianas empresas de Blanca y alrededores, dedicadas a la conserva o a la exportación.

    El sector servicios también está presente en Runes con pequeñas empresas dedicadas a la hostelería (restaurantes, bares) o al comercio.

    Por último, el turismo rural se abre camino en esta localidad. Su emplazamiento junto a la ribera del río y en pleno Valle de Ricote es uno de los atractivos que ofrece al visitante esta pequeña población.

Gastronomía

Lentejas estofadas    Las costumbres culinarias de Runes son las tradicionales de los pueblos de las huertas del Segura. Su ubicación al borde mismo del cauce de río le ha provisto de una fructífera vega en la que no han faltado las verduras, hortalizas y las frutas. Estas materias primas junto con los animales de corral como gallinas, pollos y conejos, con las carnes de cordero y cerdo, la leche, los huevos, las legumbres, el aceite de oliva o los cereales, conforman una cocina rica en sabores y típicamente mediterránea.

    Muy populares son los guisos de cuchara como el arroz y habichuelas, en él los alimentos secos, como las legumbres y el arroz, se combinan sabiamente con las verduras. Las migas, el arroz y conejo, el cocido, los potajes, las carnes asadas, las lentejas estofadas, las empanadas de carne o pisto o las tortillas con sus innumerables variantes son algunos de los platos más conocidos.

    Igualmente variados son los platos de repostería, podemos enumerar a modo de ejemplo algunos como los rollos de naranja, la torta de pringue, las toñas, los rollos de vino o los tradicionales dulces navideños (cordiales, mantecados, las tortas de pascua, etc.).

Naturaleza

Río y Vegetación    Runes queda ubicada en la ribera del Río Segura, en su margen derecho y a los pies del Cerro Runes, un pequeño cabezo de 256 m. de altura máxima y que queda situado al este de la localidad. En él se encuentra la Cueva de la Yesera, una cavidad horadada en el interior de la roca caliza. La playa fluvial del Arenal es otro de los atractivos paisajísticos de Runes.

    La vegetación que predomina es la de ribera fundamentalmente, aunque no se conserva el bosque de ribera la zona de playa ha sido repoblada con chopos. Abundan otras especies como los carrizales, los álamos (Populus alba), los zarzales, las cañas, los taráis o las adelfas.

    De las distintas especies animales que habitan en estas zonas cercanas al Río Segura las más frecuentes son ranas, sapos, culebras de agua, oropéndolas, palomas, ratoneros, mirlos, garzas, o carpinteros. La nutria común sería la especie más interesante. Este animal está considerado de 'interés especial' por el Catalogo Nacional de Especies Amenazadas, y se han puesto en marcha numerosas medidas de conservación.

    En esta zona del río se da también la pesca. Las especies más comunes son el barbo y la carpa.

Fiestas

En Romería con el Patrón     Los vecinos de Runes, como barrio blanqueño, celebran las mismas fiestas locales que el propio pueblo y municipio. Destacan las fiestas dedicadas a San Roque, en el mes de agosto, con su concurrida romería y encierros de toros, pero también las fiestas navideñas, momentos amenizados por las cuadrillas folclóricas.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)