municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Almejas

Chirlas en la lonja

Chirlas en la lonja

Almejas

Almejas

Información Nutricional

Información Nutricional

Ilustración descriptiva

Ilustración descriptiva

Almeja fina fresca [Almeja]
Almeja fina fresca
Chirla cocida [Almeja]
Chirla cocida

    Las almejas son moluscos bivalvos que poseen dos valvas o conchas unidas por un filamento que posibilita su apertura o cierre. Los fondos arenosos de las costas españolas cobijan varias especies, destacando la almeja fina o de Carril (Ruditapes decussata o Venerupis decussata), conocida con esta denominación por ser el nombre de un pueblo pontevedrés con gran producción; y la chirla (Venus gallina o Chamelea gallina).

    Poseen cuerpo blando protegido por una delgada concha de 3,5 cm de longitud (su tamaño mínimo de comercialización es de 2,5 cm), convexa en el centro y con tonalidades que van desde el gris claro al oscuro con manchas pardas. Al exterior, muestran estrías muy finas semicirculares que se aprecian a simple vista. Se desplazan abriendo y cerrando sus valvas, tomando impulso de la fuerza que ejercen en el agua.

    Las almejas carecen de ojos y cerebro, pero disponen de aparato digestivo (boca y recto) y corazón.

    Variedades

    Existen multitud de especies de almejas. Algunas de las más frecuentes son:

    Almeja francesa. Procede del país vecino, exactamente de las regiones de Normandía, Bretaña y La Vendée. De color oscuro y sabor intenso.

    Almeja japónica (Ruditapes philippinarum o Venerupis philippinarum). Costas francesas e inglesas. Debido a su rápido crecimiento es cultivada también en España.

    Dorada (Tapes aureus o Venerupis aureus).

    Rubia o listada (Tapes rhomboideus o Venerupis rhomboideus). La mayor parte procede de Portugal. Con tonalidades rojizas y moradas que las caracterizan, al igual que el zigzagueo de sus líneas concéntricas.

    Almeja babosa  (Venerupis pullastra). Una especie muy delicada.

    Almeja de Islandia. Son animales excepcionales ya que pueden alcanzar los 400 años de longevidad y 200 kilos de peso. Habitan en las aguas de este país, aunque se han encontrado ejemplares en las costas del norte de Gran Bretaña.

    Hábitat, alimentación y reproducción

    Las almejas finas y chirlas habitan los fondos arenosos del litoral atlántico, Canal de la Mancha y Mar Mediterráneo, en este último en menor medida. Se pueden encontrar enterradas en la arena de la zona intermareal (para enterrarse utiliza un pie musculoso en forma de hacha).

    Su alimento básico es el plancton, ingerido a través de filtración de agua mediante un sifón. Este proceso hace que puedan permanecer enterradas de 15 a 30 cm bajo el lecho marino y soportar las fuertes bajamares en las costas atlánticas.

    Las almejas son machos o hembras y la fecundación se produce de forma externa. El huevo fecundado da lugar a una larva (véliger) que vivirá durante unas semanas a merced de las corrientes. Cuando alcanza una talla de entre un cuarto y un tercio de milímetro, baja al fondo para enterrarse e iniciar una metamorfosis en la que pierde el órgano natatorio y desarrolla branquias, pasando las valvas larvarias a convertirse en sus futuras conchas.

    Su crecimiento depende de factores como la temperatura del agua (puede vivir entre los 5 y 30º C), salinidad, abundancia de alimento y cambios en el estado de su hábitat.

    Propiedades nutritivas y salud

    Las almejas contienen uno de los niveles más bajos de grasa de todos los mariscos, concretamente entre el 0,5 y el 2% de su composición, aportando además 47 calorías por cada 100 gramos de porción comestible.

    Las vitaminas que están presentes en las almejas principalmente son la B3 o naicina y A. La primera favorece el aprovechamiento de los nutrientes energéticos en el organismo, a la vez que regula procesos como la formación de glóbulos rojos, producción de hormonas sexuales y síntesis de material genético. La vitamina A, dentro de las consideradas liposolubles, interviene en la generación y mantenimiento de mucosas, piel y sistema óseo.

    Entre los minerales destaca la presencia de fósforo, cuadruplicando los niveles de hierro, magnesio o potasio. Este mineral se encuentra directamente relacionado con huesos y dientes, participando también en los sistemas nervioso y muscular.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Consejería de Economía y Hacienda (abre en ventana nueva) RegiondemurciaSI (abre en ventana nueva) Fundación Integra (abre en ventana nueva) Plan de Información y Publicidad (abre en ventana nueva) FEDER: Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)