municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

El Emirato Dependiente: el pacto de Tudmir

Ver vídeo(Se abre en otra ventana)
La entrega de Tudmir
Invasión islámica de Hispania en el siglo VIII
Invasión islámica de Hispania en el siglo VIII
 
Mapa de la cora o provincia de Tudmir
Mapa de la cora o provincia de Tudmir

El dux Teodomiro

  Teodomiro, gobernador de la provincia de Aurariola, lideró la resistencia visigoda frente al avance musulmán en el sureste de la Península Ibérica.

El Pacto de Tudmir

  El acuerdo significaba el reconocimiento de la soberanía islámica en el sureste mediante la entrega de las plazas de Orihuela, Alicante, Villena o Valencia, Elche o Hellín, Mula, Lorca y Cehegín.

  ¿La primera “Autonomía” histórica?


     La lucha por la sucesión a la Corona entre clanes nobiliarios provocó la caída del reino visigodo de Toledo y la invasión islámica de Hispania a principios del siglo VIII.

     El rey Witiza nombró heredero al trono a su hijo Agila, a pesar del carácter electivo de la monarquía visigoda. Tras la muerte de Witiza en el año 710, los nobles cortesanos eligieron a don Rodrigo, dux de la Bética, nuevo rey de Hispania. Los partidarios de Agila, hijo del rey Witiza, organizaron una conspiración para el derrocamiento del nuevo monarca, don Rodrigo.

     El clan witizano consiguió la ayuda militar del Islam, a través del conde don Julián de Ceuta, a cambio del botín en la guerra contra el rey visigodo.

     Musa, gobernador musulmán del Norte de África, ordenó a sus tropas el cruce del Estrecho.El general Tarik desembarcó en Gebel Tarik (Gibraltar) y avanzó por el Sur de la Península Ibérica. El rey don Rodrigo salió al encuentro del ejército invasor procedente de Vasconia. Los musulmanes derrotaron a las huestes visigodas en la batalla de Guadalete del año 711. La victoria islámica costó la vida al rey don Rodrigo y supuso la caída del reino visigodo de Toledo. Las tropas islámicas conquistaron rápidamente la Hispania visigoda, sin apenas oposición, hasta la cornisa cantábrica y las faldas de los Pirineos.

     El dux Teodomiro, gobernador de la provincia de Aurariola (Orihuela), lideró la resistencia visigoda frente a los musulmanes en el sureste peninsular. La demarcación de Aurariola abarcaba las provincias de Alicante, Albacete, Murcia y Almería (Norte). Teodomiro firmó un tratado de paz con Abd Al-Aziz, jefe del ejército islámico en el Levante, en el año 713 ante la imposibilidad de prolongar con éxito la resistencia hispano-visigoda. El Pacto de Tudmir significaba el reconocimiento de la soberanía islámica en Hispania, la entrega a los musulmanes de Aurariola (Orihuela), Leucante/Lucentum (Alicante), Balantala (Villena o Valencia), Mula, Eliocroca (Lorca), Begastri (Cehegín) y Eio (Hellín o Elche) y el pago de tributos a cambio de la paz y la libertad de culto. A cambio, los musulmanes otorgaron autonomía política a Teodomiro en el gobierno de la región (reino de Tudmir).

     Los musulmanes impusieron su hegemonía en la Península Ibérica y dieron el nombre de Al-Ándalus a la Hispania islámica. Sevilla fue su primera capital y Abd Al-Aziz su primer walí o gobernador. Al-Ándalus se convirtió en un Emirato o provincia del Califato Omeya. El Califato conformaba un Imperio islámico, con capital en Damasco (Siria), que abarcaba los territorios del Norte de África, la Península Arábiga y Oriente Próximo.

  Antonio Gómez-Guillamón Buendía

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)