municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Historia de La Manga del Mar Menor

Playa de Las Amoladeras y faro de Cabo de Palos [Cartagena_Rincón de San Ginés]
Playa de Las Amoladeras y faro de Cabo de Palos

La Manga: un accidente geográfico singular

Para comprender los orígenes y evolución del poblamiento en La Manga y en el conjunto de la Comarca del Mar Menor, es necesario conocer la génesis y desarrollo de esta restinga de arenas blancas dispuesta en sentido longitudinal desde el Faro de Cabo de Palos hasta las Salinas de San Pedro del Pinatar, a lo largo de 21 kilómetros.

La Manga es la causante de la formación del Mar Menor y sus orígenes geológicos se remontan a la Era Terciaria (desde hace 65 millones de años hasta hace 1,7 millones de años), cuando se estaban formando las montañas Béticas y el Mar Menor era una bahía abierta al Mediterráneo.

Como consecuencia de los plegamientos y alzamientos que se desarrollaron hace unos 10 millones de años, la enorme cubeta del Mar Menor recibió gran cantidad de sedimentos procedentes del Campo de Cartagena y de sus ríos, que fueron colmatando la bahía.

Al tiempo, una serie de erupciones volcánicas, surgidas del fondo marino, dieron lugar a las islas cercanas a La Manga, al macizo de Calnegre y a otros pequeños promontorios. Estas elevaciones ayudaron a que las corrientes marinas procedentes del norte chocaran con Cabo de Palos y depositaran un brazo de arena que fue cerrando la laguna.

El aspecto del Mar Menor comenzó a ser similar al actual, como bahía cerrada con golas o canales naturales de comunicación con el Mediterráneo, hace unos 2.000 años, ya que hasta ese momento estaba prácticamente unido al Mare Nostrum (Mar Mediterráneo).

La presencia del Eneolítico en sus inmediaciones

En las inmediaciones de La Manga del Mar Menor y en los fondos marinos de la laguna salada que abraza, se han encontrado vestigios que confirman el paso por la zona de diversas civilizaciones.

Por ello, no se puede obviar el hallazgo a pocos kilómetros de un poblado eneolítico en Las Amoladeras (Cabo de Palos), que atestigua que estas tierras y este mar ya resultaban atractivos para la peregrinación o asentamiento de pueblos prehistóricos.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)