municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

El Teatro en Abarán

Teatro Cervantes

Teatro Cervantes
Región de Murcia Digital

Programa Inauguración Teatro Cervantes en Septiembre de 1926
Programa Inauguración Teatro Cervantes en Septiembre de 1926
Ayuntamiento de Abarán

En marzo de 1893 la localidad contaba ya con un teatro perteneciente al Sr. Templado Fernández(conocido como el tío Pepe Juan). Gracias a él cuatro años después los ciezanos que estaban sin coliseo, por un incendio, pudieron disfrutar de la actuación de una compañía infantil de Cieza que ensayaban en un pequeño local propiedad de la familia López Gil.  Se trataba de una función benéfica por los soldados de Cuba y Filipinas. En este local actuaba en diciembre de 1901, la sociedad de Cieza 'La Amistad', poniendo en escena La Alegría de la huerta, el brazo derecho y La banda de trompetas. Se destacó en prensa el trabajo de Elvira Hoyos.

En 1904 el programa de fiestas anunciaba la representación de teatro aunque no precisaba nada más.  A partir de aquí las actuaciones se irían sucediendo año tras año. En 1908 actuaba una compañía cómico-lírica procedente del Teatro Apolo (Valencia) con la tiple Asunción Beded, y dos meses después en este Teatro Moderno los aficionados de Abarán pusieron en escena una obra a beneficio de Julián Tornero.  Terminó el año con diversas actuaciones de la compañía del Sr. Ortega: 'La cara de Dios', 'Los pícaros celos', 'El pobre Valbunea' y 'Apaga y vámonos', con escaso éxitode público.  La misma compañía continuaba con sus actuaciones en  enero del año siguiente, probando suerte con la representación de 'La nieta de su abuelo' y 'Las Bribonas'. La temporada de verano resultó importante a tenor del número de compañías y de obras puestas en escena. Las primeras en actuar fueron Arroba y Tena y Sandoval, mientras que las obras representadas pertenecían a distintos géneros: dramas: 'Juan José' y 'la Bella Lucerito'; melodramas: 'La cabaña del Tío Tom'; y zarzuelas: 'Niños de Tetuán', 'La guardia amarilla' y 'La carne flaca'. Destacaron las actuaciones de las tiples: Conchita Gil, Purita Montoro y Carmen Sagol, acompañadas de dieciséis coristas.

La actividad de 1910 se mantuvo igualmente intensa. La primera actuación correspondió a una compañía procedente del Teatro Ruzafa (Valencia), le siguieron otras que pusieron en escena: 'Bohemios' y 'El diablo con faldas' en las que se lucieron las interpretaciones de la tiple Albior y el tenor Sr. Ferriz.  Para al festividad del primero de noviembre se representó el 'Don Juan Tenonio' de Zorrilla y cerraba el año una compañía de variedades dirigida por el Dr. Posadas con malabaristas, autómatas parlantes, ventrílocuos y la sibila Maria Antonnelli, entre otros.     

Comenzó el ejercicio siguiente con una función a cargo de jóvenes aficionados en la que se representaron los juguetes cómicos: 'Me conviene esta mujer', 'Salvarse en una tabla' y 'El novio de doña Inés'. Las representaciones estivales tuvieron como protagonistas a las hermanas Garnier, 'bellas, elegantes y exitosas' 'a decir del comentarista- y algunas películas del cineasta Perseverando Tornero, natural de Abarán.

En 1912 el Teatro Moderno ofrecía representaciones teatrales a cargo de compañías procedentes de Valencia. De gran repercusión fue el debut de la compañía de zarzuela que visitó la población en septiembre de 1917 bajo la dirección de su primer actor Miguel Miró y la actuación de las tiples cómicas Purita Cabrera y Amparo Albiach; dirigía la orquesta Ricardo Tena. Pero en mayo de 1919, gracias a la mediación de Enrique Gómez y José Lucas, se trajo a este teatro a la compañía Guerrero-Mendoza con el famoso actor murciano Fernando Díaz de Mendoza, al frente, en la obra 'Locura de amor'; todo un hito al que la gente de Abarán supo responder. El recibimiento en el pueblo fue realmente apoteósico, todo el mundo se deshizo en halagos, incluso se paseó a los artistas por algunas calles abarrotadas de gente que coreaba sus nombres.

Representaciones en los años veinte y treinta

En 1926 se inauguró nada menos que el Teatro Cervantes, obra del arquitecto José A. Rodríguez que empleó un armazón de hierro, ubicándose en el solar del teatro Templado, ampliado. Tuvo un aforo de 500 espectadores y vino a servir de competencia al existente en ese momento, denominado Teatro Guerrero Mendoza (llamado Moderno en sus inicios). En ambos actuaron, en octubre de aquel año, dos compañías de Zarzuela y opereta, haciendolo con gran éxito de público. En el escenario del Guerrero Mendoza la canzonetista Blanquita Suarez ofreció todo un espectáculo con motivos de la festividad del carnaval de 1926; Blanquita ya tenía para entonces grabados varios discos y también en esta ocasión triunfó. Algunos meses después, se representó en el mismo escenario 'Alma española' de Ramón Blanco. En noviembre de 1928 le tocó el turno a una compañía local de aficionados que puso en escena 'Don Juan Tenorio'. La Agrupación Artística-Infantil de Cieza 'La Pandilla', actuó en el teatro Cervantes, en diciembre de 1928, acompañada de la banda municipal de Cieza; según la prensa, destacaron por su actuación las niñas Purita Dato, Purita Marín, Pepita Lucas y María Gil, entre otras.

Era tal la afición a la zarzuela en Abarán que en torno a 1930 nace una compañía local de aficionados que pusieron en escena 'La Marcha de Cádiz', interpretada por Marina Tornero, Francisco Morales, Brígida González y algunos actores más bajo la dirección de Cristóbal García.

Daba así sus primeros pasos y con un considerable éxito, la Sociedad 'Amigos del Arte' que nació oficialmente en febrero de 1935. Desde sus primeros pasos hasta la guerra civil pondría en escena, entre otras piezas: La alegría de la huerta; El Contrabando; Agua, azucarillos y aguardiante; La Chicharra... Tanto por complacer a un público cada día más encandilado con el séptimo arte como por rentabilizar en todo lo posible el Teatro Cervantes, desde febrero de 1930 amplió la oferta con una máquina para cine sonoro. Como nota curiosa, añadir que los artistas se alojaban en la Fonda España, regentada en los años veinte y treinta por Isabel Botella Herrero.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)