municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

BERRANDINO

Historia y Patrimonio

BerrandinoEscudo de Ricote  Berrandino o Barrandino es un paraje más del Campo de Ricote, al que están asociadas unas pocas casas, que se extiende cerca del Cortijo de los Castellanos y la Casa del Marqués. Los cortijos mencionados son residencias muy antiguas y de trazas peculiares, con amplios patios interiores y caballerizas, y nos recuerdan que en el Campo de Ricote, si bien la demografía nunca fue destacada, por ser escasa y muy dispersa, hubo ámbitos solariegos que, sin duda, pertenecían a algunos de los latifundistas de su agricultura.

  Actualmente las residencias más vetustas de Barrandino son un par de casas con cuadras, muretes de mampostería ordinaria y cámaras o habitaciones altas para el grano. Casas típicas decimonónicas, hoy reformadas, cuyos constructores originales debieron ser los humildes habitantes de la aldea, dedicados al mantenimiento de los cultivos de secano del lugar.

  No hay datos históricos concretos referidos a esta localidad y paraje. Debemos remitirnos a la Historia de Ricote para aventurar la realidad de este extenso municipio. La Historia de Ricote es una de las más documentadas de Murcia, especialmente en lo referido a su etapa medieval, ya que en el siglo IX ya estaba erigido el Castillo de Ricote, y resultaba ser una de las fortificaciones más importantes del antigua Cora de Tudmir, creada tras la invasión musulmana del territorio murciano.

  La fortificación protagonizaría dos de las revueltas más importantes en la Murcia musulmana: la revuelta contra los omeyas, en el siglo IX, y el levantamiento en el siglo XII de Aben Hud, que por un espacio de diez años dominaría Murcia. Pacificado ya el territorio y conquistado en el XIII por la Corona castellana, el Rey Sancho IV donaría en 1285 a la Orden de Santiago Ricote, que quedaría bajo administración y cobro de impuestos hasta el XIX, cuando la desamortización de Madoz disolviera las propiedades de las órdenes religiosas.

  La Historia del campo de Ricote que conocemos hoy puede estar más relacionada con el devenir del municipio en el siglo XIX, momento en el que se subastan muchas de las tierras propiedad de la Encomienda de Santiago y pasan a manos de nuevos latifundistas, que las dedicarían a cultivos de secano tradicionales, cereal y olivo, y a las nuevas posibilidades del almendro y la vid. La vida de los habitantes de este campo giraría en torno a su agricultura y el escaso ganado de autoconsumo que se diera en la zona.

Naturaleza

Almendros    La localidad de Berrendino se encuentra ubicada en una zona sin grandes relieves ni pendientes acusadas. Al sur queda el Cerro de La Alcoba con una altura de 513 m. La Rambla de Charrara, que nace en el extremo occidental de la sierra de Ricote -en el Cerro de Mahoma-, cruza el territorio de Berrandino. El entorno de la pedanía lo conforman los campos de almendro y algo de vid. Son cultivos de secano que juegan un papel muy importante desde el punto de vista medioambiental, ocupan la tierra durante años y contribuyen a su buena conservación, mantienen el paisaje rural en estas zonas semiáridas evitando su desertización y manteniendo la biodiversidad. Son especies adaptadas a las escasas e irregulares precipitaciones de la zona ya que sus potentes sistemas radiculares pueden captar el agua en las capas más profundas del suelo.

    Además de la vegetación de los cultivos -almendro y vid, fundamentalmente-, y de las especies silvestres asociadas a ellos como gramíneas, crucíferas o compuestas, destaca la vegetación natural de la zona en la que podemos observar lentisco, coscoja, espino negro, romerales, tomillares, taráis y comunidades de plantas halófilas típicas de las ramblas.

    Entre la diversidad de fauna que habita estas tierras de secano podemos enumerar algunas especies como lagartijas y culebras, erizos de tierra, abejarrucos, cogujadas, perdices, etc.

Fiestas

Besando la banda del Santo Patrón    Berrandino no tiene fiestas patronales propias, sus vecinos visitan el pueblo de Ricote para unirse a las fiestas patronales dedicadas a San Sebastián, celebradas en el mes de enero.

    Novenarios, volteo de campanas, elección de reinas de las fiestas, chocolatadas, juegos tradicionales, charamitas, discos móviles, conciertos, son algunos de los eventos festivos, sin olvidar la gran procesión del día grande.

Gastronomía

Guirlache    Con  tradiciones culinarias similares a las del resto del municipio, Berrandino tiene una cocina típicamente mediterránea. Platos de elaboración sencilla, en los que alimentos como los cereales, el aceite de oliva, las hortalizas y las verduras son sabiamente combinadas con carnes y junto con legumbres, leche y huevos conforman todo un surtido de recetas fuertemente enraizadas en el acerbo popular. La almendra, que es el producto cultivado mayoritariamente en la zona, es uno de los alimentos más utilizados en sus platos ya sean solas, como acompañamiento, en majados y sofritos, o como elemento fundamental en muchas preparaciones de repostería, de estas últimas el guirlache sería un buen ejemplo.

    Entre los platos más típicos podemos destacar el caldo con pelotas, las migas, los michirones, el arroz y conejo, el arroz con habichuelas, los potajes de legumbres y verduras, la olla fresca o guisos como los estofados de aves y las carnes asadas.

Economía

Cabezo Alcoba y Almendros    Berrendino es una pedanía con una economía basada fundamentalmente en la agricultura y una estructura de población diseminada. Almendros y viñedos se reparten el total de la actividad agrícola de la zona. Las condiciones de clima y suelo del lugar limitan mucho las posibilidades de los agricultores de estas zonas rurales.

    Los cultivos leñosos de secano son los mejor adaptados aunque se enfrentan a muchas dificultades, especialmente delicada es la situación de los almendros. El almendro de secano tiene producciones mucho más bajas que los cultivados en regadíos, los segundos son, por tanto, más competitivos ya que sus costes de producción se reducen. Ante esta situación el futuro de las plantaciones de almendro podría pasar por una reconversión de los cultivos a cultivos ecológicos, con mejores perspectivas de comercialización.

    En Ricote los viñedos ocupan una superficie de unas 240 hectáreas según datos del Censo Agrario de 2005. Las vides son, en su mayoría, de uva Monastrell y sus producciones van destinadas a la elaboración de vinos tintos y rosados de la Denominación de Origen Bullas. El aval de la denominación de origen garantiza una buena comercialización de estos vinos.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)