municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

BARRANCO HONDO

Historia y Patrimonio

Barranco Hondo

Historia Antigua

Escudo de Lorca     Las evidencias arqueológicas sitúan los primeros pobladores de Barranco Hondo, Diputación de Lorca, en el Eneolítico, etapa final del Neolítico (6000 - 3000 a.C.). Es en el Neolítico cuando los pobladores comienzan a hacerse sedentarios. Dedicados a la agricultura y la ganadería, los poblados se disponían en pequeñas mesetas en las riberas de ríos o ramblas. Éste es el caso del Chorillo, situado en una pequeña meseta, que se extiende hacia las riberas de una rambla. El poblado estaba formado por un conjunto de chozas circulares donde habitaron las gentes, que laboreaban las tierras y pastoreaban en las llanuras. El estudio de los huesos de animal nos aproxima a la fauna de esta etapa, huesos de perro, de cerdo, de alce, de antílope, etc.

     Durante la Edad de Cobre (3000 - 2000 a. C.), con la aparición de la metalurgia se empieza a trabajar este metal. El tipo de poblados de esta época es similar al de la etapa anterior, situados en lugares con recursos naturales, en pequeñas mesetas junto a cursos de agua y zonas de pasto.

     La cultura de El Argar, perteneciente a la Edad del Bronce (2000- 1500 a. C.), queda representada en yacimientos como el situado en el paraje de Pozuelo. En él se han encontrado restos de muros de viviendas y cerámicas. La razón del asentamiento argárico en este lugar puede estar justificada por la presencia de agua y por la buena visibilidad que se tiene del acceso al campo alto de Lorca, de otros poblados argáricos y del cerro de Lorca. Además, en la cabecera de la cuenca del Barranco Hondo se han encontrado vetas de malaquita y azurita, lo que también podría ser otra de las razones de este asentamiento. Las comunidades en esta época cultivaban cereales, vid y legumbres y criaban ovejas, cabras y caballos.

     La cultura ibérica en Lorca se desarrolló desde el siglo VI al I a.C. Los asentamientos se hacían en poblados fortificados sobre colinas, fácilmente defendibles y próximos a los cursos de agua como el aparecido en este lugar, el Coto de los Tiemblos, con una economía basada fundamentalmente en el cultivo de cereales, vid, olivo y frutales y en la ganadería ovina y caprina.

Acueducto de la Zarzadilla     En la segunda mitad del siglo I a.C. comenzaron a aparecer las primeras villas en Lorca, casas romanas que explotaban los recursos naturales del terreno. A partir del siglo II d. C. el poblamiento rural alcanza una gran estabilidad, con gran profusión de villas romanas distribuidas por el actual término municipal. Las villas eran centro de explotación del terreno, disponiendo junto a la vivienda lugares para el almacenamiento del grano, prensas, balsas para la extracción del aceite y una serie de estructuras para la explotación agrícola y ganadera. Los cultivos practicados en esta comarca eran fundamentalmente de cereales, vino y aceite.

  Historia Medieval, Moderna y Contemporánea

     La ocupación musulmana en Lorca continuó explotando los recursos naturales; si bien estos pobladores no sólo se asentaron en el Valle del Guadalentín, ya que mediante el aprovechamiento de avenidas de agua, norias y fuentes sus poblados se extendieron más allá de esta zona. En el siglo XIII, Alfonso X 'El Sabio' incorpora la ciudad al Reino de Castilla y comenzó la repoblación cristiana, repartiendo estas tierras a una población básicamente militar.

  La frontera con el Reino de Granada condicionó el desarrollo de la población, que quedaba agrupada en algunos puntos fortificados. De esta manera se produjo el abandono de las tierras de cultivo, quedando la ganadería, que junto al negocio de la guerra se convirtieron en la base de su subsistencia. Todo ello se complementaba con los recursos ofrecidos por el monte: se produjo el desarrollo de la apicultura, la caza, etc.

     Es en el siglo XVI cuando se produce una expansión agrícola, ligada al final de la Reconquista. En esta época se impulsa el poblamiento agrícola en lugares donde se podía aprovechar agua como la alquería de Barranco Hondo, que en los registros aparece como perteneciente a la familia Martínez de la Junta. En el siglo XVIII, Barranco Hondo se integraba en el Corregimiento de Lorca y posee una floreciente alquería, que sigue perteneciendo a dicha familia.

     En la centuria del setecientos se levantan numerosas ermitas rurales, que consolidaban los núcleos que habían ido surgiendo por distintos lugares de esta zona. A esta época debe pertenecer la ermita de la Cortijada del Pozuelo, aunque el primer documento sobre esta ermita es de 1816 y se trata de un escrito enviado a los párrocos de Lorca, en el que se informa del buen estado del edificio. En el siglo XX, la pedanía de Barranco Hondo estaba escasamente poblada. En los últimos años su cercanía a la ciudad de Lorca, su situación al lado de la carretera a Caravaca y la instalación de industrias han hecho que lentamente esta pedanía vaya aumentando su población.

Naturaleza

Vegetación de Monte Bajo     Barranco Hondo está situada próxima a la Sierra de la Tercia; una sierra de relieves suaves y paisaje semiárido, con una altitud máxima de 964 m (Pico de Manilla), donde alternan materiales calizos y silíceos. En el piedemonte de la sierra también aparecen margas y yesos.

     La vegetación es fundamentalmente de matorral alternándose con pinares naturales abiertos en la solana de la sierra, aunque junto a éstos, también existen pinares de repoblación poco desarrollados.

     La flora presente en esta zona es típicamente ibérica como los tomillares o los matorrales de ribera y sabinares. Destaca la presencia de especies de flora protegidas en el ámbito de la Región de Murcia por su importancia y rareza, así como todas las comunidades vegetales asociadas a los sustratos rocosos calcáreos y las presentes en los barrancos y ramblas de régimen temporal o semipermanente.

     Entre las especies de fauna destaca la presencia de la Tortuga mora y de las aves rapaces como el Búho real  y el Halcón peregrino.

Economía

La Serrata     La economía de Barranco Hondo tiene su pilar básico en las industrias en ella instaladas, relacionadas principalmente con el sector del curtido de pieles. Además, se ha instalado en esta pedanía una planta de residuos sólidos que presta sus servicios a Lorca. Con la modernización del regadío, se han instalado en este lugar plantaciones de secano, sobre todo, de olivo y almendro, aunque éstas tienen un menor peso en la economía de la zona.

Fiestas

Procesión de las Palmas     Los habitantes de Barranco Hondo dada su cercanía a la ciudad de Lorca disfrutan de la Semana Santa de esta ciudad, fiesta declarada recientemente de Interés Turístico Internacional.

     Durante estas fiestas, Lorca se transforma en una nueva Jerusalén, en la que durante una semana se rememoran la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret a través de sus desfiles bíblico-pasionales. En ellos, los participantes van ataviados con terciopelos, mantos y ricos bordados y reviven escenas y episodios de la Biblia, creando un espectáculo procesional y popular rico y vistoso gracias a la riqueza artística de sus bordados, con sedas y oro, a su noble imaginería, dinámica por su colorido mediterráneo, y a sus majestuosos desfiles.

Gastronomía

Migas     La gastronomía de esta pedanía disfruta de las formas de alimentación del municipio de Lorca que conserva el gusto por las especias y el uso de frutas y verduras utilizadas por los árabes. La cocina de Barranco Hondo tiene como base las legumbres, las hortalizas y los cereales, así como las carnes, sobre todo, la porcina.

     En invierno, se cocinan platos contundentes como la olla de Cerdo, guiso de alubias y arroz con productos obtenidos de la matanza. En primavera se suele cocinar la Olla Gitana, una mezcla de hortalizas y legumbres. En otoño y primavera encontramos platos como el Trigo Guisado con Pelotas, la Aletría, los gurullos o las migas. Y en el caluroso verano podemos disfrutar de la popular fritá o el refrescante gazpacho.

     De los postres típicos de esta zona, casi todos de origen árabe, son muy conocidos los Alfajores, la Tortada o las Picardías.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)