municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

EL ALGARROBO

Historia y Patrimonio

El Algarrobo

Escudo de Abanilla     Siendo El Algarrobo un paraje natural, muy popular tanto dentro como fuera de Abanilla, es difícil encontrar referencias exactas a su Historia, ya que las existentes hacen mención al paraje y su fuente natural, muy apreciada tanto por los lugareños como por los vecinos de otras aldeas y municipios.

     Cerca de esta aldea se sitúan las sierras de Quibas y Barinas, y es en la primera de ellas, concretamente en la vertiente sur de la Sierra de Quibas, donde en el año 1994 se produjo el hallazgo de lo que constituiría uno de los yacimientos paleontológicos más importantes de Murcia. El yacimiento consta de un gran número de fósiles de la época Cuaternaria, con una gran variedad entre vertebrados, invertebrados, reptiles, aves y mamíferos de todo tipo, algunos tan extraños en estas geografías hoy día como los macacos, los linces o los ibis, lo que da idea del pretérito paisaje de estos lares. Actualmente los restos hallados son estudiados por equipos interdisciplinares de las universidades de Murcia, Cartagena, Granada, Valencia y Madrid.

     Además de estos datos correspondientes a la Prehistoria de Abanilla conocemos el devenir de una Historia Antigua que afecta a toda Abanilla. La Vía Pretoria pasaría por el territorio abanillero, uniendo Yecla, Elche y Cartagena. Sin duda, el poblamiento romano debió dejar su impronta en la geografía aunque, por el momento, sólo existen datos de los hallazgos en la zona de Sahués.

     La Edad Media supuso para Abanilla el comienzo de una íntima relación con el vecino municipio de Orihuela, con el que llegó a unirse hasta que, tras la reconquista cristiana del siglo XIII,Viejas Casas Solariegas comenzó una nueva andadura, primero como señorío de Guillén de Rocafull en 1281 y luego pasando a manos de la Orden de Calatrava, ya en el siglo XV.

     Durante la Edad Moderna Abanilla sufrió varias crisis que mermaron su capacidad de crecimiento, por un lado las decisiones arbitrarias y feudales de la orden calatravense y por otro ciertos episodios históricos, como la expulsión de los moriscos en 1613, hecho este último que supuso una gran merma en su desarrollo, ya que el agro y las actividades a él asociadas se vieron perjudicadas.

     La Historia Contemporánea de Abanilla nos ofrece un paisaje, en el que la prosperidad del pueblo principal contrasta con la pobreza de algunas de las aldeas del municipio, que se verían afectadas por epidemias de paludismo, cólera y otras enfermedades endémicas que, con el esfuerzo de los programas de vacunación regionales, podrían eliminarse poco a poco.

Naturaleza

Pinos y Casas     El Paraje del Algarrobo se encuentra al pie de la Sierra de Barinas, sierra caliza de unos 854 m. de altitud, y que en este punto tiene una salida natural de agua conocida como La Fuente del Algarrobo. Esta fuente de agua natural aún surte a los pocos vecinos del lugar así como a muchos forasteros que se acercan hasta esta pedanía para aprovisionarse del líquido elemento.

     Aquí, precisamente, comienza la Rambla del Zurca, una de las cuatro ramblas afluentes del Río Chícamo por su margen derecha. Se trata de una garganta pseudokárstica en la que la erosión ha producido unas oquedades que se asemejan a nidos de abeja y reciben el nombre de taffoni. Al parecer, a causa de la sobreexplotación de acuíferos en la Sierra de Quibas, el nacimiento del Río Zurca se secó perdiéndose la fauna acuícola original de la zona, con la excepción de las ranas comunes que podremos encontrar en algunos embalses del río.

     En la sierra de Barinas, sin embargo, hay que destacar la existencia de algunas aves rapaces como el águila perdicera, el búho real, el azor o los cernícalos. También son comunes los reptiles como lagartijas, salamanquesas y culebras como la bastarda o la de escalera.

     La vegetación que predomina en este paraje muestra especies como el pino carrasco, el lentisco, las coscojas, el enebro o el espino negro, así como el monte bajo donde romero, tomillo y jaras se desarrollan con facilidad.

Economía

Almendros     Los recursos económicos de esta pedanía son escasos. Es una zona, actualmente, muy poco poblada y conserva un gran valor paisajístico y medioambiental. Varias rutas de senderismo pasan por la Fuente del Algarrobo y la Rambla del Zurca.

     La actividad agropecuaria en esta pedanía no es importante. Algunos huertos, con almendros, higueras y olivos, los cultivos típicos de secano, rodean las pocas  casas que aún están habitadas  pero no constituyen una actividad productiva de peso en la zona.

     El turismo sería, en cambio,  una actividad de gran potencial económico para el lugar siempre que sea respetuoso con el medioambiente, lo que se conoce como ecoturismo o turismo sostenible, es decir, que se favorezca el desarrollo socioeconómico de la comarca pero con un muy bajo impacto medioambiental. Desde luego es imprescindible preservar a toda costa la degradación de este entorno tan valioso para la Región.

Fiestas

Romería de la Santísima Cruz     En El Algarrobo, siendo una pequeña aldea de apenas 10 habitantes contabilizados en el año 2007, no existen fiestas locales. Sus vecinos celebran las fiestas locales del municipio de Abanilla, sumándose a los festejos y a los días de asueto de los que disfruta toda el municipio.

     Las Fiestas de la de la Santísima y Vera Cruz de Abanilla se celebran junto a las conocidas como Fiestas de Moros y Cristianos, recordando todas ellas el pasado medieval del municipio y la convivencia de culturas durante un período histórico concreto. Se celebran entre la última semana de abril y la primera semana del mes de mayo.

     Se trata de unas fechas en las que toda la localidad sale a la calle para venerar a la Santa Cruz y para disfrutar de los coloridos desfiles de Moros y Cristianos, de gran arraigo en esta localidad, así como de los distintos espectáculos y actos culturales programados. Los días más señalados de las Fiestas de la Santísima y Vera Cruz de Abanilla son el 1 de mayo, con el Desfile de Moros y Cristianos, y el 3 de mayo, día en que se lleva el Lignum Crucis en Romería a la Ermita de Mahoya.

Gastronomía

Gachasmigas     La cocina de esta pedanía abanillera de El Algarrobo es sencilla y sabrosa. Tiene las características de la gastronomía de las zonas cercanas a las sierras y a los lugares donde el pastoreo en otros tiempos tuvo su importancia.

     Entre los platos emblemáticos están la conocidas gachasmigas o las suculentas tortilleras, platos típicos de los días lluviosos y, también, de los días de fiesta popular, así como los embutidos. A éstos se unen los guisos de carne, tanto de caza como de corral, como ejemplos tenemos los asados de cabrito, los arroces de conejo y caracoles o con magra, los estofados de liebre o las perdices en escabeche.

     Los dulces son los tradicionales del municipio de Abanilla. El pan de higos, ésta es una de las pocas frutas que podemos encontrar en estos contornos, las almojábanas (sencillos rollos que, tras ser horneados, son bañados en un almíbar de miel), o los navideños  mantecados.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)