municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Francisco Rodríguez Larrosa

Joven Acostado

Joven Acostado

Joven sentado

Joven sentado

Las tres sombras

Las tres sombras

Maternidad [Francisco Rodríguez Larrosa]
Maternidad
 
Anunciación [Francisco Rodríguez Larrosa]
Anunciación

Francisco Rodríguez Larrosa (1903-1977)

En el panorama artístico de Lorca destaca sin duda el escultor y pintor Rodríguez Larrosa. Bautizado en la parroquia lorquina de San Mateo el 24 de enero de 1904, Larrosa había nacido un 3 de diciembre de 1903, siendo el menor de una familia de siete hermanos. Al cumplir los cinco años la familia se trasladaría a Madrid.

Aprendizaje

Larrosa ingresaría pronto en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, aprendiendo a dibujar con Cayetano Alcorla. Terminados aquí sus estudios pasaría a la Escuela de Artes y Oficios como discípulo de José Capuz, el conocido escultor e imaginero.

Su aprendizaje con Capuz determinó pronto sus comienzos en la experimentación de materiales y técnicas, construyendo modelos en barro y yeso para acabar en madera o piedra, aunque el bronce sería el material por excelencia utilizado por el escultor lorquino.

En Madrid acudía con frecuencia a las reuniones del Círculo de Bellas Artes. A mediados de los años veinte haría un viaje a París, visitando y colaborando con el escultor Antoine Bourdelle. En París pudo familiarizarse con las obras de Rodin y Giacometti, Manzú y Kolbe, autores de referencia de la escultura de aquellos momentos.

En lo personal Larrosa mostraba un carácter tímido e intelectualmente activo, gran lector, tanto de literatura y poesía nacionales como de las vanguardias artísticas, caso de García Lorca o Samuel Beckett.

Enamorado de la imaginería lorquina

Sus frecuentes visitas a Lorca lo hicieron relacionarse irremediablemente con la imaginería local, apreciando enormemente las imágenes de devoción y procesionales y la necesidad de recobrar otras casi perdidas, caso del San Vicente Ferrer de la Calle Corredera.

Su participación en exposiciones fue algo escasa, haciendo evidente una vez más su pudor ante la muestra pública de su obra. La exposición que realizó en la sala Merano, los certámenes de Artes Plásticas de 1961 a 1973 y alguna invitación a muestras colectivas constituyeron todas las muestras de sus pinturas y esculturas.

Estilo

El estilo de Larrosa se mueve entre las concepciones clásicas del arte, los modelos académicos, la capacidad de realismo en la técnica y las líneas suaves y lineales de las tendencias escultóricas modernas. Si González Moreno se movía entre el clasicismo de un estilo acostumbrado a los conceptos barrocos trabajados en la imaginería, Larrosa es un escultor que pone sus ojos en las nuevas formas.

Teniendo en cuenta que Larrosa también se aplicó a la pintura, es más fácil comprender estas tendencias lineales que intentan escapar de los conceptos trillados clásicos y barrocos de curvas y contracurvas, de gestos y emociones. La pintura de Larrosa bebe de los conceptos de color basados en los primarios, tan queridos por expresionistas, y de las nuevas ideas aplicadas a temas tan recurridos como la Anunciación.

Buena parte de la obra de Larrosa quedó depositada en Lorca tras su muerte, en 1977, participando del gran patrimonio artístico de la ciudad.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)