municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

El teatro en Alhama entre 1845 y 1936

Retrato de Cayuela

Retrato de Cayuela

El periodista Pedro Jara Carrillo, discípulo de José Martínez Tornel

El periodista Pedro Jara Carrillo, discípulo de José Martínez Tornel

Salón Espuña de Alhama

Salón Espuña de Alhama

Club Deportivo Alhameño de Fútbol

Club Deportivo Alhameño de Fútbol

Fiestas de Alhama 1901
Fiestas de Alhama 1901
 
Banda de Alhama
Banda de Alhama

Los inicios del teatro en Alhama de Murcia

La primera noticia hallada sobre el teatro en Alhama, se remonta a la primavera de 1885 cuando iniciaba su andadura una compañía de aficionados dirigida por Sánchez Alarcón. Estaba compuesta por Asunción y María Cayuela Daza, Amparo Sánchez, Marcial Sánchez y José María Martínez Gabarrón. Los decorados estaban a cargo de Enrique Pizarroso. Su primera obra fue 'El pelo de la dehesa' del autor Manuel Bretón y cerraron la función con la puesta en escena de 'El Lucero del alba'. El público les aplaudió con fervor y obsequió al elenco con flores y lectura de poemas.

A finales de enero de 1892 un grupo compuesto por Emiliano Artero, Ginéz Mena, Ginés Díaz, Sixto Zamora y Alfonso Díaz organizaba con una compañía infantil de teatro dos funciones a beneficio del manicomio provincial.  La compañía que estaba dirigida por José María Marín y José Camilo Gómez estaba compuesta por Carmen Navarro, Rita Méndez, Mariano Vázquez, Félix Espinosa, José Verdegal y Mariano López.

Algunos años después hallamos una nueva noticia. Data de 1898, momento en el que nace otra compañía de aficionados. La componían: Rita Vivancos, María Padilla, María Lorenzo, Dolores López, Lola Campos y Regina García. Se estrenaron con 'Levantar muertos' y 'Quien fuera libre'. La ocasión surgió por motivos patrióticos para apoyar a las familias que tenían hijos en la guerra de Cuba.

El teatro pasó a formar parte indiscutible de las fiestas patronales de octubre a partir de 1900. Prueba de ello es que todos y cada uno de los días de feria, actuaba una compañía cómico-lírica.  

En mayo de 1901 Alhama se vistió de fiesta para recibir con la música de las dos bandas de que disponía al ciclista y actor totanero Frasquitón Cayuela. Venía Cayuela de triunfar en el Teatro Romea de Murcia con un monólogo escrito por el poeta Pedro Jara Carrillo. En esos días llegó también al pueblo una compañía de teatro que puso en escena un importante programa: 'El gran galeote', 'Lanceros' y 'Electra', sin embargo, no se vio todo lo acompañada de público que se esperaba. Quién si logró el favor del auditorio fue una curiosa zarzuela titulada 'Aires de la Sierra' cuya trama se desarrollaba en Sierra Espuña, en tiempos del rey Carlos III. Se estrenó en 1909 y eran sus autores Conrado del Campo y Gregorio Baudot. Es posible que esta obra se representara en el Cine-Teatro Alfonso Díaz, que había abierto sus puertas en 1908. También obtuvo un considerable éxito Angelita La Predilecta que actuó en la Nochevieja de 1910. 

El teatro-cine local

Tras una serie de años sin noticias sobre teatro Alhama vuelve a ser portada gracias a las funciones organizadas en el Teatro-cine, dirigido por los hermanos Marcial y Cristóbal Sánchez Andreo. En mayo de 1911 contrataron a cupletistas y bailarinas de la categoría de Juanita Martínez y las hermanas Dori, así como a pequeños artistas locales; al mes siguiente fue una compañía de zarzuela la que hacía las delicias de los alhameños y de nuevo este año en las fiestas celebradas en honor de Nuestra Señora del Rosario, actuó la compañía cómico-lírico-dramática que dirigía Luís de Lomas y Fernando Vázquez (Francisco Aznar, según otras informaciones), destacando la intervención de la tiple Aurelia Esteve.  Dentro de aquel mismo año se pudo disfrutar de cupletistas como Regia Soler que por cierto acompañaba con su hermosa voz las películas que se proyectaban en el cine local, tales como 'Una corrida de toros en Alicante' y 'Doña Juana la loca'.   Dos meses más tarde esta polifacética mujer interpretaba a doña Inés de Ulloa en 'Don Juan Tenorio' junto a Adolfo López, Luís Loma, Enrique Romero, Fernando Canovas, etc.

El teatro-cine local continuó brindando entretenimiento y arte a los alhameños temporada tras temporada alternando en su programación el cine mudo y cupletistas, pero de forma periódica volvía a contratar a compañías de teatro. La siguiente ocasión documentada tuvo lugar en abril de 1914 con un grupo dirigido por Manuel Álvarez y la actuación estelar del pianista José Maria Martínez Javaloy, por cierto, natural de Alhama. Representaron: 'Molinos de Viento', 'La Malquerida' y 'El Lobo'. La prensa destacó las actuaciones de Eduardo Huguet, Adriano Otequi, Felisa Zamurri y Angelita Cortina. 

El éxito resultó clamoroso, hasta el punto que comentarse que el director de la compañía y actor principal era el mejor que jamás había pasado por Alhama. Pero lo cierto es que las alabanzas dedicadas a Eduardo Huguet no le iban a la zaga: '... exquisito en su arte... papel interpretado de forma maravillosa', etc. La compañía repitió actuación días después con la 'La viuda inconsolable' y el juguete de los hermanos A. Quintero, 'El Chiquillo'.

Durante el mes de junio de aquel mismo año en Alhama se disfrutó de zarzuelas con 'Las Cañamonera', 'Gazpacho andaluz' y 'Juegos malabares', en las que deleitaron a un público entregado las tiples Ruano y Soriano que se vieron bien acompañadas en escena por ocho actores.  Finalizando el mes, los dueños del teatro-cine decidieron cerrar por reformas con el propósito de mejorar el aspecto y sobre todo la comodidad del público. Se pintó, redecoró, se sustituyeron los sacos de las ventanas por cristales y se amuebló.  La pintura fue obra del reconocido maestro-pintor Lorenzo Carrasco. Las obras de remodelación concluyeron a mediados de diciembre. Hay que decir que  era en esos momentos el empresario local Antonio Yúfera.

Principales actuaciones teatrales a principios del siglo XX

Para el mes de julio de 1917 el trío cómico Les Badurs, acompañado por el pianista Gregorio Plecho,  hizo las delicias del público. De aquí marcharon a Águilas donde actuaron buena parte del verano.  Su humor, basado en 'cuplés sicalípticos' causó auténtico furor en Alhama.  Pero, una vez idos, algunos días después, el nuevo empresario del teatro, Francisco Andreo, contrató una nueva  compañía lírico-dramática que dirigía Manuel Nogales. Formaban su elenco básico: J. Cases y Eugenia Nogales; interpretaron el drama titulado 'Hija y madre'.  Casi todo el verano lo pasarían actuando en Alhama, interpretando su amplio repertorio de picantes zarzuelas y alegres comedias. Sin embargo, la compañía era tan numerosa que a pesar de lo que ganaban apenas lograban sobrevivir.

En las fiestas de octubre de 1917 fue el Círculo Católico quien se ocupó, bajo la dirección de Juan Bautista López, de organizar las obras teatrales.  En el patio del Centro López Cerón, se había construido un teatrillo sin cubrir que se decoró al efecto gracias al pintor Constantino López, de la escuela de Bellas Artes.  Se estrenó con una obra de los Alvarez Quintero: 'La Reja', seguida de otras menos conocidas de otros autores como 'Sin criada' y 'El deshollinador'.  El elenco estaba compuesto por aficionados de la localidad como María Ramírez, Pilar López, Elvira Sanz, Cristóbal Andreo, Martín Aznar, José Ramírez, Adolfo López, José Cerón, etc. 

Cerró el año en Alhama, provista ahora de dos teatros, con nuevas actuaciones. En el teatro-cine debutaron a finales de octubre dos nuevos actores locales aficionados: Isabelita Perán López y Antonio Alajarín y lo hicieron con la obra 'Las dos joyas de la casa'.  Tras ellos se incluyó un espectáculo original a cargo de  D'Enri, un artista elegante y correcto, magnífico imitador y sorprendente transformista que además era un experto en ventriloquía. En resumen, un hombre polifacético donde los hubiera capaz de ofrecer un espectáculo novedoso.

El año siguiente comenzó para el teatro con llenos de público en la actuación de la compañía cómico-dramática de Lorente y Marsal, siendo sus dos estrellas principales las actrices María Ibáñez y Paca Benítez que marcharían en febrero camino de Almería.

Siguen unos años de vacío documental hasta mayo de 1925 momento en el que se estrenaba una obra de carácter patriótico-alhameño.  En Ticun (Marruecos) se había distinguido por su heroico comportamiento un tal Sánchez Vivancos quien resultó mutilado de un brazo y a consecuencia de ello se le conocía como 'El Manco de Ticun'. Pues bien, Ramón Blanco escribió en su honor la obra 'Alma española' que fue estrenada con gran expectación y lleno total, en el Salón Espuña, que abrió sus puertas  de la mano de Enrique López, en 1923, un año después del Salón Andreo, de 1922.

1926 y el auge del teatro en Alhama

El año de 1926 resulta especialmente significativo en esta pequeña revisión histórica del teatro en Alhama por el número de obras y de compañías que pasaron por el Salón Espuña.  En enero, la troupe España; en febrero este grupo se alternó en sus actuaciones con diversas cupletistas; en marzo se organizaron sesiones a beneficio del campamento de los exploradores murcianos.  El programa consistió en un musical de Manuel Massotti titulado 'Un fox bestial'; la puesta en escena de la zarzuela denominada  'La marcha de Cádiz', de Celso Lucio y Enrique García; y 'El Cabo primero', con música de Fernández Caballero.  Esta zarzuela cómica era original de Carlos Archiches y Celso Lucio.  Destacó en esta función la presencia de Isidoro de la Cierva, Presidente del Consejo de los Exploradores Murcianos, ayuntamiento en pleno y representantes de las autoridades capitalinas que llenaron el Salón Espuña, considerado por su parte más bello que el Teatro Ortiz de Murcia.  Además de las piezas teatrales y líricas ya mencionadas se proyectó la película 'Escenas de Campamento', rodada en Sierra Espuña.  Al mes siguiente actuó la Troupe Euprani, compuesta por 'cuatro señoritas y dos caballeros' y la agrupación Albaicín.

En el mes de diciembre de 1930 el capitán Modesto Sánchez Llorens, presidente del Club de Fútbol de Alhama, organizó una importante función benéfica con el propósito de recaudar fondos para el Club Deportivo Alhameño de Fútbol.  Un animado grupo de jóvenes formaron para la ocasión una compañía de teatro amateur. De entre ellas cabe destacar a Rosita Aguilar Spotorno, Marianita Ojeda, Adelita Bosque, Catalina e Isabelita López, Juanita Sánchez, Isabelita Fuentes, Irene Bosque y Rosario Ojeda que pusieron en escena el 'Tenorio musical' y el chotis 'Rosa de Madrid'.  Coordinó el maestro pianista Antonio Galván.  Entre los varones se hallaban: Martín Aznar, Jerónimo Galián, José Soler, Andrés López, Andrés Muñoz y Daniel Serrano.

Gracias a la iniciativa de Antonio Alajarín Martínez, se estrenó en 1934 'Isabel', obra del jovencísimo autor Francisco López Martínez que en esos momentos contaba catorce años. Formaban parte importante del reparto: Luisa Canovas, María del Hoyo y María López.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)