municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Valle de Benizar Mazuza (Moratalla)

Panorámica de Otos. Campos sobre margas y areniscas del Cretácico inferior, al fondo los relieves dolomíticos del Cretácico superior

Panorámica de Otos. Campos sobre margas y areniscas del Cretácico inferior, al fondo los relieves dolomíticos del Cretácico superior
Francisco Guillén Mondéjar

Ruinas del castillo del siglo XI de Priego, sobre rocas dolomíticas y travertínicas

Ruinas del castillo del siglo XI de Priego, sobre rocas dolomíticas y travertínicas
Fotografía aérea de cartomur

1. Puntal de Priego, formado por dolomías del Cretácico superior (Cenomaniense). 2. Castillo de Priego, siglo XI. 3. Corral de ganado que le da nombre al barranco.

1. Puntal de Priego, formado por dolomías del Cretácico superior (Cenomaniense). 2. Castillo de Priego, siglo XI. 3. Corral de ganado que le da nombre al barranco.
Fotografía aérea de cartomur

El puntal de Priego desde el castillo homónimo

El puntal de Priego desde el castillo homónimo
Francisco Guillén Mondéjar

Escondido ya cerca del límite con Albacete, se encuentra el Puntal de Priego,  tallado por el barranco de los Corrales, que lleva agua permanente y que nace en el contacto entre las calizas dolomíticas del Cenomaniense (Cretácico superior) y las margas del Albiense (Cretácico inferior), cerca de las ruinas de corrales de ganado que le dan nombre. El paseo es muy agradable, por un camino, ligeramente empinado que discurre por la margen izquierda del arroyo.

Llama la atención que en este escondido entorno exista, sobre un pequeño cerro de rocas dolomíticas, también aparecen travertinos, un castillo en ruinas, el castillo de Priego, una fortaleza islámica del siglo XI. El entorno del castillo está situado en una pequeña fosa tectónica limitada por una falla normal en forma de herradura que ha generado dos cerros de dolomías cretácicas.

El camino asciende cortando margas y areniscas amarillas cretácicas y, pasado los corrales, se encaja entre las dolomías cretácicas afectadas por procesos de disolución que dan relieves en forma de pináculos.  Esta formación dolomítica abarca una enorme extensión montañosa entre Murcia y Albacete que tiene topónimos que recuerdan a la naturaleza calcárea de las rocas como el Calar de Mazuza, o los calares de Incol o Peña del Águila, ya en Albacete. Desde este camino se observan unas magníficas vistas de Benizar, su castillo, la cima de la Sierra de la Muela y el entorno del Rincón de las Cuevas.

 



Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)