municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Buey de mar

Bueyes de mar y bogavantes en la Lonja

Bueyes de mar y bogavantes en la Lonja

Ilustración descriptiva

Ilustración descriptiva

Zonas de explotación

Zonas de explotación

Buey de mar cocido [Buey de mar]
Buey de mar cocido
Detalle del Buey de Mar
Detalle del Buey de Mar

    El Buey de mar o Cancer pagarus, también conocido como Cangrejo europeo, Cangrejo pato, Ñocla y Bou, es un crustáceo decápodo de la familia de los Cancridade, considerado como el mayor cangrejo europeo (unas 4.500 especies) ya que puede llegar a medir entre 10-25 cm y su peso oscila entre 300 g y 5 Kg.

    Su cuerpo es aplastado dorsoventralmente, de caparazón duro, robusto, granulado pero con aspecto liso (parecido a una piel de buey, de ahí su nombre) y forma ovalada, presentando la cabeza en uno de los lados mayores, por lo que muestra un perfil ensanchado. De sus 10 patas, el primer par ha evolucionado hasta transformarse en fuertes pinzas con tonalidades negruzcas en la punta que encierran una carne blanca y deliciosa (las pinzas de los machos poseen mayores dimensiones). Estas extremidades los ayudan a romper caparazones y conchas para poder alimentarse, en la defensa y en la realización de exhibiciones rituales de apareamiento. El resto de patas son peludas, utilizadas para andar, contando el último par con un tamaño reducido. Se desplaza a gran velocidad, generalmente de lado, aunque pueden avanzar de frente. El dimorfismo sexual de especies semejantes como la nécora o el centollo también se produce en el buey de mar ya que la hembra tiene el abdomen algo más abultado que el macho.

    Muestra los sentidos del olfato y gusto muy desarrollados, al poseer un sistema nervioso complejo que le permite identificar alimentos y parejas para la reproducción.

    Su colorido comprende numerosos tonos pardos-rojizos, dependiendo de la cercanía al período de muda, con un vientre blancuzco y salpicaduras rojas.

    Cuenta con la posibilidad de reproducir sus patas tras alguna rotura o fractura. Para ello necesita seccionar la pata maltrecha desde la base ya que no puede reproducirla desde la fractura.

    Ejemplares nacionales y franceses

    Algunas de las diferencias más notables entre el buey nacional y el francés son:

    Los ejemplares nacionales disponen de mayor vellosidad en sus patas.

    El buey nacional muestra uñas afiladas mientras que las del francés son cóncavas.

    El color del nacional presenta tonalidades más oscuras (pardas-castañas).

    Hábitat, alimentación y reproducción

    El buey de mar habita en fondos rocosos de hasta 100 metros de profundidad en el Océano Atlántico y Mar Mediterráneo (los ejemplares de menor tamaño no suelen sobrepasar los 30 metros, en la zona infralitoral o intermareal). Habitualmente se oculta en grietas y oquedades de rocas aunque también es posible encontrarlo enterrado en la arena.

    Se trata de un animal de hábitos nocturnos, con escasa actividad durante el día, que aprovechan la noche para salir a alimentarse, incluso a más de 40 metros de su guarida. Estrictamente carnívoro, su dieta se basa en crustáceos, moluscos y equinodermos (estrellas de mar), mostrando en determinadas circunstancias comportamientos caníbales.

    La reproducción se produce a través de acoplamiento del macho y la hembra, durante la época de muda de la segunda. La hembra incuba los huevos de seis a ocho meses (entre 500.000 y dos millones de huevos), transportándolos en una bolsa de cría acoplada a su abdomen. Al llegar el instante de la eclosión las larvas ya poseen una fuerte espina en el cefalotórax que les permite nadar durante dos meses en los que realizan mudas para, posteriormente, desplazarse hasta los fondos pedregosos o rocosos, momento en el que aparecen ya bajo el aspecto de cangrejos.

    Como nota curiosa en el comportamiento de esta especie mencionar que durante la etapa de la muda de la hembra, el macho la protege de posibles depredadores, mientras que cuando es el macho quien muda su exoesqueleto, la hembra aprovecha para devorarlo.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)