municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Setas

Cualquier precaución es poca a la hora de distinguir entre especies tóxicas y no tóxicas
Cualquier precaución es poca a la hora de distinguir entre especies tóxicas y no tóxicas
Murcia enclave ambiental

Todos podemos contribuir a un aprovechamiento racional de los hongos comestibles presentes en nuestros bosques observando estas sencillas recomendaciones:

    1.- Únicamente recolectaremos aquellas setas que sean perfectamente conocidas y cuyo consumo esté totalmente garantizado.

    2.- Los ejemplares que no presenten dudas para su identificación deben de ser cortados por el pie al nivel del suelo, y no arrancados, mediante el uso de una navaja o cuchillo. Para la recolecta de setas comestibles, se puede remover suavemente la hojarasca o pinocha que cubre el cuerpo fructífero del hongo para, después de cortado, cubrir el lugar del que se extrajo.

    3.- Aquellos ejemplares de dudosa identidad deben ser recolectados con el pie completo, con el fin de evitar posibles confusiones con especies parecidas. La base del pie nos ayudará en la certera identificación de la seta en cuestión.

    4.- Para conservar en buen estado la capa vegetal superficial evitaremos escarbar o remover el suelo, ya sea de forma manual o utilizando cualquier tipo de herramienta, como ganchos, rastrillos, hoces, azadas, etc.

    5.- Únicamente para la recolecta de hongos hipogeos (enterrados en el suelo) se podrá hacer uso de machetes truferos o utensilios adaptados para este fin. Luego se deberán rellenar los agujeros producidos con la misma tierra extraída para dejar el terreno en las condiciones originales.  

    6.- Evitaremos la recolección de aquellos ejemplares de especies comestibles muy maduros o pasados, rotos o alterados, ya que tienen un gran valor como diseminadores de esporas y, por tanto, de expansión de las especies.

    7.- Evitaremos recolectar aquellos ejemplares muy jóvenes o inmaduros de las especies fúngicas comestibles. De este modo permitiremos que algunos alcancen la madurez y diseminen sus esporas, con el consiguiente beneficio para la expansión de la especie.

    8.- Evitaremos el consumo de aquellas setas recogidas cerca de carreteras, pues los hongos pueden acumular fácilmente elementos tóxicos y metales pesados procedentes de la combustión de carburantes o de vertidos en el suelo.

    9.- Evitaremos en todo momento arrancar, pisotear o destruir aquellas especies que no sean motivo de recolección, aún cuando se las identifique como setas tóxicas. El hecho de que no sean especies aprovechables por el hombre no quiere decir que no cumplan un papel importante en los ecosistemas forestales, bien por su carácter de descomponedores de la materia orgánica, bien por su papel como especies simbiontes de plantas superiores a las que proporcionan diversos beneficios, o bien como parásitos, contribuyendo al control de las poblaciones de los organismos que parasitan.

    10.- Utilizaremos recipientes para la recolecta y el traslado de las setas que permitan su aireación y la caída al exterior de las esporas. Para este fin resultan idóneas las cestas de mimbre. En todo caso, se desaconseja el empleo de bolsas de plástico y cubos.


Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)