municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Guiso de Trigo

Ingredientes

Ingredientes

Trigo a remojo

Trigo a remojo

Garbanzos y alubias a remojo

Garbanzos y alubias a remojo

Echando el trigo

Echando el trigo

Guiso Terminado

Guiso Terminado

Plato terminado
Plato terminado

Guiso de trigo


Presentación del plato:

El trigo es uno de los cereales más consumidos a nivel mundial junto con el arroz y el maíz. No solo se utiliza en Murcia en su forma más habitual como pan o repostería. Este cereal es parte de uno de los guisos más saludables y suculentos de la gastronomía.

El guiso de trigo es un plato que no puede faltar en nuestras barracas huertanas y además uno de  los más demandados.

Se trata de un plato contundente, por lo tanto es aconsejable consumirlo cuando aprieta el frío porque calienta el estómago aumentando las calorías¿


Ingredientes para 3 personas:

- 150 g de trigo
- 150 g de garbanzos
- 150 g de alubias
- 150 g de judías verdes
- Una cebolla gorda
- 2 tomates maduros
- Un trozo de calabaza totanera
- Una patata
- Pimentón dulce murciano
- Azafrán
- Hierbabuena
- Aceite de oliva
- Y sal.

Elaboración:

Es curioso lo de los guisos¿ cuando uno actúa únicamente de comensal y solo se limita a comer el guiso servido, le sorprende el sabor tan especial de este plato, parece que ha llevado mucho trabajo y horas de cocción. Pues eso es lo más interesante, es un plato sencillo sin apenas complicación y el organismo agradece muy mucho cuando lo incluimos en la dieta.

Económico, saludable y sencillo; ahora les damos la receta para que no tengan excusa a la hora de servir un buen guiso.

Primer paso: ponemos a remojo las legumbres

El día antes de cocinar el guiso tendremos que poner a remojo los garbanzos, las alubias y el trigo. Podemos poner los garbanzos y las alubias juntas y el trigo a parte.

No le añadiremos nada al agua, aunque podemos usarla mineral que al tener menos dureza que la del grifo, nos aseguramos que saldrán tiernos. Hay quien también incorpora al agua de remojo una cucharada de bicarbonato, todo esto es para asegurarse que las legumbres y el trigo saldrán tiernos.

Segundo paso: primera cocción

Utilizaremos una olla exprés para cocer los garbanzos, alubias y trigo. También echaremos las bajocas lavadas, sin hebras y cortadas, la cebolla y los dos tomates pelados.

Tapamos la olla y dejamos que cueza durante media hora.

La cebolla no la cortamos ni la partimos, la pelamos y simplemente le haremos una cruz en su base un poco profunda dejándola entera durante la cocción, se acabará deshaciendo.

Tercer paso: hacemos el requemo

Mientras se cuecen estos ingredientes aprovechamos para hacer el sofrito o requemo en una sartén.

Para ello ponemos un poco de aceite de oliva, una cebolla cortada finamente o rallada y un tomate rallado. Cuando esté hecho le agregamos una cucharadita de pimentón dulce murciano.

Cuarto paso: segunda cocción

Pasada la media hora que le dimos a la olla, destapamos y echamos el sofrito. También añadimos la patata cortada en trocitos, la calabaza troceada, colorante, hierbabuena y  rectificamos el punto de sal al gusto.

Volvemos a tapar y cuando salga el vapor por la válvula contamos otra media hora de cocción.

Quinto paso: el reposo

Una vez cocido el guiso lo dejaremos reposar para que termine de tomar todo su sabor durante 10 minutos.

Sexto paso: el ajo de calabaza

Es costumbre de las abuelas acompañar este plato con un rico y sencillo ajo de calabaza. Para hacerlo cogeremos de la olla un trozo de calabaza cocida y un par de dientes de ajo que añadiremos a un mortero, mezclamos con la mano de madera. Ahora vamos echando en hilo el aceite de oliva como si fuera un alioli, emulsionando con paciencia hasta que tenga la textura de una mayonesa.

La cantidad de ajo va al gusto pero debe de quedar sabrosito.

Presentación en mesa y acompañamiento:

Ha llegado la hora de comer, y para acompañar este plato, además del ajo de calabaza,  podemos maridarlo con cualquier encurtido que nos lave el paladar y nos anime a seguir comiendo este reparador plato.

Para beber pondremos un vino casero de los del campo de Ricote o de Cehegín que pecan de dulzones pero son peligrosamente buenos.

Disfruten de esta cita con la cocina de la huerta.

Validar XHTML 1.0 (abre en ventana nueva) Validar CSS 3.0 (abre en ventana nueva) Explicación del Nivel Doble-A de Conformidad WCAG 2.0(abre en ventana nueva)

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Consejería de Economía y Hacienda (abre en ventana nueva) RegiondemurciaSI (abre en ventana nueva) Fundación Integra (abre en ventana nueva) Plan de Información y Publicidad (abre en ventana nueva) FEDER: Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)