municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Postres y repostería

Amasando panecillos

Amasando panecillos

Molde para señalar los panecillos

Molde para señalar los panecillos

Voluntarias de San Antón

Voluntarias de San Antón

Panecillos listos para hornear

Panecillos listos para hornear

Ver vídeo(Se abre en otra ventana)
Panecillos de San Antón
Panecillos de San Antón [Panecillos San Antón]
Panecillos de San Antón

    Como si de una receta se tratara contaremos la historia de los panecillos de San Antón

    La Navidad se estira hasta el diecisiete de enero, apurando las tortas y rollos olvidados, porque «hasta San Antón Pascuas son».

    Según la tradición los panecillos de San Antón se ofrecían al Santo para que bendijese los animales, y los cuidase de la peste y de otras plagas, y así dar una buena producción.

    Con el pasar de los años los animales han cambiado de hospedaje ya no se tienen en las casas, si no en las granjas especializadas. Hemos cambiado las gallinas, conejos, cerdos, etc. por los gatos, perros, pájaros y algún que otro animal exótico. Claro que las casas tampoco dan para mucho más.

    La tradición de estos panecillos se sigue llevando a cabo y son las mujeres del barrio de San Antón las encargadas de realizar esta receta en una confitería del mencionado barrio, aunque cada vez son más los hombres que se atreven a amasar este bendito pan.

    Esta tradición se lleva a cabo en muchos municipios de la Región, Cartagena, Jumilla, La Copa de Bullas, etc.

Ingredientes:

- Harina
- Agua
- Sal
- Creciente Divina. La Creciente recibe el nombre de 'Divina' porque se guarda de una año para otro en el Santo, por lo que luego para utilizarla habrá que disolverla en agua, ya que se encuentra en estado sólido.

Elaboración:

    Los ingredientes y la elaboración es como la de un pan casero.

Primer paso: mezclamos y amasamos

    Se mezclan los ingredientes en la amasadora industrial y se dejan amasar durante una media hora aproximadamente. Dejamos reposar un ratito y nos preparamos para moldear.

Segundo paso: moldeamos

    Ahora es cuando entran en acción las voluntarias del barrio. Cogen pellizcos de masa y los 'bolean' para que queden bien redonditos. Para que sea más fácil su manejo se untan las manos con harina.

    El peso aproximado de cada panecillo es de unos 5 gramos aunque aseguran que ya lo tienen medido, el tamaño es similar a un garbanzo.

    Los van colocando en una fuente de horno y pasan a la siguiente mesa.

Tercer paso: la cruz

    Sobre cada panecillo y con la ayuda de un molde se pondrá una cruz, que es la que lleva el Santo en su túnica, un signo fundamental para esta humilde cofradía.

Cuarto paso: al horno

    Tan sólo nos queda cocerlos, en cuanto los veamos dorados los sacamos y esperamos que se enfríen.

Quinto paso: embolsamos

    Los panes del santo se dan en bolsitas de 5 unidades y como bien dice el párroco, el pan no tiene precio, por lo tanto quien recibe una bolsita entrega el donativo que considera. Éste va destinado a obras benéficas.

Sexto paso: la bendición

    Un momento muy importante, la bendición del pan. Así podemos comprar un pan bendito hecho con mucha fe e ilusión.

Un último apunte...

    Dicen los vecinos que si quieres atraer la fortuna debes guardar la bolsita de panecillos junto a tu monedero durante un año. Pero si eres soltero estos panes te ayudarán a encontrar pareja.

    En definitiva, podemos comerlos o no, seguro que si los guardamos con fe, cualquier moneda que encontremos pensaremos que es gracias a San Antón... De todos modos, probaremos.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)