municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

JARDÍN DE FLORIDABLANCA

Evolución y Personajes

Jardín Floridablanca[Murcia]
Jardín Floridablanca

Evolución Historia

El jardín cuenta con una antigua alameda que dió lugar al mismo, ésta data de 1786, fecha en la cual el Corregidor Don Juan Pablo De Salvador plantó nuevos árboles para ampliar la antigua ya existente. De este modo extiende la alameda hasta la orilla de la carretera de Cartagena, formando una línea en ángulo con la Iglesia del Carmen. Pocos años después llegan de Madrid las nuevas tendencias en paisajes y jardines e influido por este espíritu modernista, Don Vicente Cano Altares manda construir un largo emparado, un cerramiento y además unos bellísimos macizos de flores, encargando la dirección de las nuevas reformas al Arquitecto Don Juan Bautista Lacorte.

Con la llegada , a mediados del siglo XIX de José Marín Baldo a la alcaldía murciana (Baldo fue un polifacético arquitecto, pintor y escultor, nacido en Murcia en 1828) , éste realiza una inversión de 26084 reales de vellón en la renovación de la alameda. Es entonces cuando se transforma en el Jardín de Floridablanca que hoy conocemos; estas últimas reformas se realizan en 1848 y se introducen variedades que hacen las delicias de los paseantes y causan gran admiración en los viajeros que visitan el parque, según se deja constancia en los dichos de Don Federico Atieza y Palacios. La estatua del Conde de Floridablanca es otra de lados novedades que se instalan durante esta remodelación de 1848; posteriormente se irán haciendo algunos agregados como los que incluirían los leones con surtidores y el vaso de recogida del agua. La Guía de Murcia de Belando Martínez describe, en 1899, el Jardín de Floridablanca como "rodeado de verjas de hierro con pilares de cantería: se encuentra muy bien cuidado, tiene numerosos asientos de madera unos, de granito otros, distribuidos en todo su ámbito y en el centro de una elipse que tiene su extremo de medio día existe un bonito pedestal con la estatua del ilustre murciano, Conde de Floridablanca. Es un magnífico paseo".

Jardín Floridablanca[Murcia]
Jardín Floridablanca

A partir del año 1851, con el pleno auge de las exposiciones universales y las ciudades más importantes, Murcia preparó su propia exposición siguiendo el modelo barcelonés. Así es como se realiza en el jardín y sus inmediaciones la "Exposición Agrícola, Industrial y Minera" en Abril de 1900. Un tranvía infantil circundaba la exposición en casi todo el perímetro del actual jardín; para esto fue necesario desmontar las vallas, dejando solo en la fachada de la Alameda de Colón la portada principal de la exposición. Luego se vuelven a instalar las pilastras de zingueria del vallado perimetral para instalar una verja metálica en sustitución de la empalizada de madera del Siglo XIX. Las pilastras se mantuvieron hasta la instalación de la valla metálica actual hacia 1918.

Tras la exposición, el auge de las exposiciones termina y el jardín queda ligeramente abandonado lo cual da lugar a la creación, en 1914, de la Sociedad de amigos del árbol de Murcia, con la pretensión de proteger y embellecer los jardines de Floridablanca, el parque, el malecón y la difusión turística de Murcia; se estima que es de entonces la introducción de las plantas de ficus que complementan la alineación de magnolios centrales.

Las descripciones de 1930 hablan del jardín "cuidadosamente atendido en estos últimos años, con rosaledas, macizos de claveles y paseos centrales de magnolias".

El portal que se instaló en la calle Hernández del Águila no fue realizado originalmente para el jardín, sino que estaba emplazado en la calle Matadero y perteneció a la fachada de este antiguo edificio del Siglo XVIII; se quita de allí y es trasladado al parque. Está construido en sillería de piedra amarilla; es una pieza incluida en el Catálogo de Bienes Culturales.

Personajes

José Moñino, mas conocido como el Conde de Floridablanca, nació en la ciudad de Murcia y forma parte de la generación del Siglo XVIII, a la que dió en llamarse la "Generación de políticos de Carlos III", como los definió el novelista Javier Marías, que ayudaron a frenar el poder eclesiástico frente al estado, y participaron activamente en la expulsión de los jesuitas.

La lealtad de Floridablanca al Rey y su profesionalidad como jurista fue ampliamente demostrada y admirada, incluso cuando abandonó el cargo de Primer Ministro.

Floridablanca dejó una importante huella en la ciudad de Murcia, que le acogió en sus primeros años y en los últimos de su vida.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)