municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

LOS BAÑOS DE ALHAMA

Historia

Yacimiento Romano

Yacimiento Romano

Manaciones de Agua

Manaciones de Agua

Sala del Museo

Sala del Museo

Jardín de los baños

Jardín de los baños

Detalle del Baño[Los Baños de Alhama]
Detalle del Baño

Recuperación del edificio y de su historia

Dieciséis años ha costado recuperar todo el conjunto arquitectónico de los Baños, una recuperación del patrimonio arqueológico destinada a constatar, desde tiempos del Imperio Romano pasando por el período de conquista musulmana hasta el pasado siglo XIX, la utilización de estas termas.

Toda esta historia, grabada en piedra, y gracias a la capacidad técnica de la construcción actual, se puede mostrar al público hoy día. Y no sólo las dependencias, sino también la manera en la que estos yacimientos naturales de agua termal se explotaron.

Culturas que han utilizado este manantial

Dos mil años han sido utilizadas las instalaciones de los Baños de Alhama, desde el s. I al III d.C, por los romanos, que aún en su crisis imperial utilizaron dos de sus salas medicinales.

En el siglo XII, Al-Idrisi deja prueba de la existencia de los baños y durante el siglo XIII hay algunas fuentes que también indican una descripción de los mismos.

Durante el siglo  XVII, los baños siguen siendo visitados y las fuentes documentales citan a los franciscanos como fundadores cerca del lugar de un hospicio para enfermos.

La construcción de un Hotel Balneario, regentado por don José María Andreo Sevilla y su esposa doña María Munuera Caja, se hace en el siglo XIX. En la actualidad bañeras de este período y hasta un piano han sido cedidos por los herederos de la familia Andreo para ser expuestos en el museo.

La Guerra Civil convirtió este edificio en Hospital, y tras finalizar la guerra se cerró, siendo demolido en 1972.

Manantiales del Balneario y sus propiedades

Eran cuatro los manantiales utilizados por el balneario desde tiempos pasados. Dos de ellos dentro del complejo termal, otro fuera del él, pero próximo a las instalaciones, y el cuarto a doce kilómetros exactamente de su ubicación. Desde el último de estos manantiales se transportaba el agua que servía para beber o para baños y pulverizaciones, ya que era el único manantial del que brotaba agua fría a diecinueve grados centígrados. De los otros tres manantiales el agua brotaba caliente, a 36 grados centígrados.

Las propiedades que se le atribuían eran sedantes, relajantes y combativas de la fatiga muscular. En la actualidad se está llevando a cabo una investigación de las características reales terapéuticas y medicinales que pueda tener el manantial, con el objetivo de poder hacer un complejo turístico de termas con baños y piscinas, donde se puedan dar servicios de descanso, medicinales, deportivos y de ocio, que serviría para ampliar el interés que Alhama ha tenido siempre por sus afloramientos de aguas termales.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)