municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Arqueología en la Región de Murcia

Paleolítico

Abrigo Grande del Cerro Negro (Lorca)

Abrigo Grande del Cerro Negro (Lorca)

 
Cueva del Caballo (Cartagena)

Cueva del Caballo (Cartagena)

 
Yacimiento de Montesinos (Jumilla)

Yacimiento de Montesinos (Jumilla)

 

     El Paleolítico es la etapa más larga de la historia humana. Se extiende desde los dos millones de años hasta el 10.000/8.000 antes de nuestra era. Es una etapa dominada por grupos humanos nómadas, cuya subsistencia depende de la recolección de frutos silvestres, el marisqueo y el carroñeo.

     Tradicionalmente el Paleolítico se ha dividido en tres períodos (Inferior, Medio y Superior), atendiendo principalmente a los distintos tipos y técnicas de elaboración de las herramientas líticas conservadas

     Del Paleolítico Inferior sólo se conocen unos pocos yacimientos en la Región de Murcia: el Cabezo de la Zobrina (Alguazas), El Cerco, Loma de las Gateras y Montesinos en Jumilla, Los Almadenes (Cieza), La Empedrada (Lorca) o Cueva Perneras (Mazarrón). Entre todos ellos destaca el yacimiento de Cueva Victoria, donde se han encontrado restos óseos datados en 1,2 millones antes de nuestra era y que, hasta la fecha, es uno de los más antiguos documentados en Europa.

     El Paleolítico Medio, también llamado Musteriense, abarca el período de tiempo comprendido entre el 100.000 a.C. y el 35.000 a.C. Está asociado en toda Europa al hombre de Neandertal. La mayoría de los hábitat se localizan en cuevas; predomina un modo de vida caracterizado por el nomadismo, con asentamientos de carácter estacional, la recolección y la caza, el aprovechamiento de las pieles y por una industria lítica más variada y compleja que sus predecesores.

     En la Región de Murcia se conocen al menos 40 yacimientos fechados en esta época. Destaca el Abrigo de Grande de Cerro Negro (Lorca), donde se localizaron abundantes fragmentos de industria lítica junto con restos óseos pertenecientes a un caballo, la Cueva Hoyo de Pescadores (Mazarrón), asentamiento estacional de una pequeña comunidad de individuos dedicados a la explotación del medio y cuya principal fuente de subsistencia fue el marisqueo, documentado por los numerosos restos de moluscos localizados en el yacimiento. En el yacimiento de Cabezo Gordo (Torre Pacheco) se excavaron restos pertenecientes al Homo Sapiens Neanderthalis pertenecientes al menos a nuevo individuos distintos.

     Por último, el Paleolítico Superior se extiende desde el 30.000 hasta el 8.000 antes de nuestra era, período asociado al Homo Sapiens. Se documentan asentamientos en cueva y al aire libre, una industria lítica más evolucionada tanto en lo tipológico como en lo funcional y mayor complejidad social y religiosa, hecho atestiguado en el ritual funerario y en las manifestaciones artísticas conservadas, primera representaciones conocidas de este tipo en la Historia de la Humanidad.

     Entre los yacimientos murcianos, hay que destacar el Abrigo del Gorgocil (Jumilla), la Cueva del Algarrobo, la Cueva de Hernández Ros y la Cueva de las Palomas (Mazarrón), Cueva Bermeja, Cueva de los Mejillones y Cueva del Caballo (Cartagena). Uno de los más estudiados es la Cueva del Algarrobo. Excavada ya por Louis Siret a finales del XIX y por Juan Cuadrado a mediados del XX, fue objeto de nuevas intervenciones durante la década de los ochenta, localizando numerosos restos de talla lítica.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)