municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

MURALLA PÚNICA

Vídeos
Ver vídeo(Se abre en otra ventana)

Héroes de Piedra - Capítulo 1 - Antigüedad


Duración:0h4m50s

Ver vídeo(Se abre en otra ventana)

De Qart-Hadast a Cartagena. La legendaria Muralla Púnica

Realiza un completo recorrido por la historia del testimonio púnico más importante de Cartagena, y que coincidió con la fundación de la ciudad en el año 229 a.C. El audiovisual reconstruye la ciudad púnica y romana, y se recrean algunos de los principales episodios históricos acaecidos en la muralla durante su etapa de esplendor.


Duración:0h11m17s

Detalle de la Muralla Púnica

Detalle de la Muralla Púnica


Introducción

     La muralla Púnica de Qart-Hadast se encuentra en el Centro de Interpretación del mismo nombre, en la ladera sur del Monte de San José, llamado en la antigüedad Aletes, una de las cinco colinas que rodeaban Cartagena.

     El yacimiento lo podemos fechar en los años finales del siglo III a. C., coincidiendo con la fundación de la ciudad por el general cartaginés Asdrúbal, en el año 229 a.C.

     La muralla se construyó según modelos de fortificación helenísticos, muy difundidos por todo el Mediterráneo central. Se compone de dos muros paralelos construidos con grandes bloques de arenisca que, en algunos lugares, llegan a alcanzar una altura de más de tres metros.

Ubicación y entorno

     El núcleo urbano de la ciudad de Cartagena estuvo determinado por el espacio natural entre cinco colinas: Monte San José (Aletes), Despeñaperros (Hephaistos), Monte Sacro (Kronos), Molinete (Arx Asdrubalis) y Monte Concepción (Asclepio). Estos cerros a su vez, unidos por lienzos de muralla, darían a la ciudad ese aspecto de fortaleza inexpugnable.

     Hacia el Norte la ciudad estaba rodeada por la línea del estero o almarjal; los límites de esta laguna interior nos vienen indicados por la existencia de dos necrópolis ubicadas en tierra firme: la necrópolis de Torre Ciega, junto a la vía de Tarraco, y la de San Antón, a la salida hacia la Meseta. Hacia el Sur, la ciudad queda delimitada por la bahía que constituye el puerto natural (el porto Nammatio, en Avieno). La ensenada llegaba hasta las laderas del Mons Aesculapii (Muralla del Mar), y doblando por el espolón del Gobierno Militar seguía, según recientes excavaciones por las calles Mayor, Bodegones y Puertas de Murcia, hasta la ladera Norte del Molinete. La zona de excavación se encuentra enclavada entre el Monte de San José y el de Despeñaperros y ocupa una extensión de 1.200 metros cuadrados aproximadamente.

Por: José Antonio Martínez García

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)