municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

CIUDAD ANTIGUA DE MURCIA

Edad Moderna

Fachada de la Iglesia de San Juan de Dios

Fachada de la Iglesia de San Juan de Dios

Vista del Monasterio de las Agustinas

Vista del Monasterio de las Agustinas

Vista Exterior de la Iglesia de San Andrés de Murcia

Vista Exterior de la Iglesia de San Andrés de Murcia

Plaza Belluga y Catedral al Fondo [Plaza del Cardenal Belluga]
Plaza Belluga y Catedral al Fondo
 
Fachada de la Catedral de Murcia [Plaza del Cardenal Belluga]
Fachada de la Catedral de Murcia

Edad Moderna

Durante el Renacimiento llegará la influencia de los nuevos estilos, que se reflejará en los edificios que por entonces se construyen, siendo ejemplo el Colegio de San Esteban, hoy sede del Gobierno regional.

Hacia finales del siglo XIV, y durante el siglo XV, fueron expulsados todos los moriscos de la Región y pacificado los territorios, tanto del interior de Murcia como de las fronteras, lo cual conllevará un período de estabilidad que se va a reflejar en el desarrollo de Murcia.

Así, en el s. XVI, se produce un florecimiento de todas las ciudades del reino. El arte y la cultura también se vieron revitalizados y se programaron grandes obras, como la construcción de la Iglesia de La Merced.

El siglo XVII fue un momento fundamentalmente duro en Murcia, y ello se debió a diversos factores, un periodo climático crítico que arrasa cosechas enteras, grandes epidemias que diezmaron la población, y la presencia de piratas berberiscos que saquearon sus costas; pero también fue época en la que se asientan las bases del siglo siguiente, tan brillante en la ciudad de Murcia.

Se llevan a cabo ahora obras como la Capilla de la Inmaculada y el Trascoro de la Catedral, o el Claustro Conventual de la Orden de La Merced, hoy Facultad de Derecho de la Universidad de Murcia.

Pero, sin duda, es el siglo XVIII el momento en el que se produce la gran transformación de la ciudad, y en el que se configure la que hoy conocemos, dejando construcciones que han incluido a nuestra ciudad en la ruta del Barroco Europeo.

Así podemos mencionar edificios tan importantes como El Imafronte o fachada principal de la Catedral, el Palacio Episcopal y la reordenación de la Plaza de Belluga, Seminario de San Fulgencio, la Iglesia de San Juan de Dios, la Iglesia de San Juan Bautista, Iglesia de Santa Eulalia, la Iglesia Conventual de Santa Ana, la Iglesia de Santo Domingo, Iglesia Parroquial de San Miguel, la Iglesia Conventual de las Agustinas, Iglesia parroquial de San Andrés, Iglesia Parroquial de San Nicolás, Iglesia de Santa Catalina, Iglesia Parroquial de San Pedro, la Iglesia Conventual de Verónicas, en lo que a arquitectura religiosa se refiere, en el ámbito de la arquitectura palacial destacarán el Palacio de los Fontes o el Palacio Vinader, y en arquitectura civil, entre otros, el Puente llamado Viejo o de Los Peligros.

Es en el siguiente siglo, el XIX, cuando se terminará de dar forma a la ciudad que hoy conocemos, construyéndose entre otros el actual Ayuntamiento, el Teatro Romea o la Plaza de Santa Isabel.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)