municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

IGLESIA CATEDRAL DE SANTA MARÍA

La Torre de la Catedral de Murcia

La Torre de La Catedral de Murcia
La Torre de La Catedral de Murcia
Ver vídeo(Se abre en otra ventana)
Entre el cielo y la tierra

Introducción a la Torre: primera torre, inicio de la actual y constructores.

Las primeras iglesias y basílicas católicas no disponían de torres. Sería ya en el siglo VIII cuando se generalizaría la torre campanario, a la que el estilo gótico y posteriormente el renacimiento le darían un impulso esencial como reclamo de las fachadas catedralicias.

La Catedral de Murcia contó con una torre gótica durante el siglo XV. Una torre sencilla, de estilo gótico que en 1467 durante la consagración de la iglesia acompañaría a la primitiva fachada.

Inicio de la construcción

La Torre actual de la Catedral de Murcia comenzó a construirse en julio de 1519 y concluiría sus obras en 1790 con 98 metros de altura y alrededor de 20.000 toneladas de peso. Más de 200 años para uno de los símbolos más reconocibles de la ciudad del Segura.

Materiales y muros

La piedra que se utilizó en la construcción fue caliza, proveniente en su mayor parte de las canteras de Mayayo, en la Sierra de Carrascoy. También encontramos piedra del Raiguero, cerca de Orihuela y, en los elementos que precisan mayor resistencia, caliza del Puerto de la Losilla en Ulea.

En cuanto a los muros, se ejecutaron desde los cimientos dos cañas concéntricas con muro de doble hoja con un espesor total de 6 módulos. El actuar de esta forma revela que desde el principio se había pensado en una torre de gran altura, con prolongación telescópica en alguno de sus niveles, y así ocurrió a partir del tercer cuerpo.

Impulsores y constructores

Sería Mateo Lang de Wellenbach, Obispo de Cartagena en 1513, el impulsor de la construcción de la torre. En 1519 el Papa lo propone como Arzobispo de Salzburgo, una ciudad donde existían importantes torres asociadas a templos religiosos. Curiosamente esta fecha coincide con el inicio de las obras de la torre murciana.

El obispo tenía su residencia en Roma, en una casa palaciega que habría proyectado el arquitecto italiano Sangallo y concluido en 1518 Francesco dell´Indaco. En aquella residencia se realizó una torre inconclusa cuya articulación venía dada por pilastras pareadas corintias bramantescas, renacentistas, sobre pedestal que encuadran ventanas. El germen de lo que posteriormente serían los dos primeros cuerpos de la Torre de la Catedral de Murcia.

También resulta llamativo las amistades que en Roma tenía la familia Sangallo, entre las que se encontraba Francisco Florentino, a la postre uno de los primeros tratadistas o arquitectos que tomaron contacto con la obra y hermano de Jacobo Florentino, principal arquitecto del primer cuerpo de la torre. El segundo cuerpo se continuó por los años 40 bajo la dirección de Jerónimo Quijano siguiendo también modelos renacentistas.

Es en estos momentos cuando la construcción sufre un importante parón hasta los años 60 del siglo XVIII. En 1765 comienza a levantarse el tercer cuerpo de la torre y su remate final, el renacimiento ha dejado paso a un nuevo estilo, el barroco, y bajo su influencia trabajaría José López, que incluso corregiría la inclinación de la Torre gracias a una mayor carga de peso en el lado noreste de la construcción.

Corona todo el conjunto una cúpula realizada por Ventura Rodríguez de estilo neoclásico y una linterna como remate.

-
Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)