municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

La orden de Santiago y la conquista de Moratalla

Territorios de la orden de Santiago en la zona noroeste confirmados por el infante Alfonso futuro Rey Sabio

Territorios de la orden de Santiago en la zona noroeste confirmados por el infante Alfonso futuro Rey Sabio

 
Reconstrucción del castillo de Moratalla bajo control de la orden de Santiago (S.XIII)

Reconstrucción del castillo de Moratalla bajo control de la orden de Santiago (S.XIII)

 
Reconstrucción de la Moratalla santiaguista

Reconstrucción de la Moratalla santiaguista

 

Notas sobre la orden de Santiago

La orden, fundada en León en la segunda mitad del S.XII, es una organización de carácter religioso pero con una intrínseca organización militar, que participó en grandes batallas como la de Navas de Tolosa (1212), y defendió zonas fronterizas entre las dos culturas

Los territorios de la orden de Santiago se organizaban en encomiendas, sedes de un comendador o representante de la orden que debía obediencia al maestre, el máximo representante de la misma.


Vídeos


Interactivos


Documentos

La conquista del territorio

El papel desempeñado por los ejércitos organizados por la Orden de Santiago fue fundamental para lograr el sometimiento de todo el emirato musulmán de Murcia. Las tropas santiaguistas contribuyeron decisivamente a la conquista de los enclaves encuadrados en la Sierra de Segura.

La caída de esos enclaves en los primeros meses de 1242 tuvo un gran efecto psicológico en la población musulmana y, muy pronto, el emir musulmán solicitaba la firma de un tratado de paz que le permitiera subsistir y mantener sus privilegios.

Una recompensa lógica ante los esfuerzos realizados por las tropas santiaguistas fue la donación por parte del rey castellano Fernando III de todos los términos dependientes de la villa de Sierra del Segura.

Desde ese momento (agosto de 1242) la Orden de Santiago, plenamente consciente de su situación privilegiada, se centrará en ampliar y consolidar sus posesiones anexionando los núcleos y fortificaciones de la sierra que habían escapado a su control.

Una vez dominado todo el territorio, los representantes de la Orden solicitaron al infante don Alfonso la confirmación de sus términos, detallando minuciosamente las poblaciones dependientes de la villa de Segura de la Sierra. El infante expidió el privilegio el 5 de julio de 1243 incluyendo entre otras las siguientes posesiones: Muratalla, Socouos, Bueycorto, Abeneyçar (Benizar), Nerpe, Tayviella, Yeste, Agraya, Catena, Albanchez, Huescar, etc. Con esta confirmación real, las autoridades santiaguistas trataban en definitiva de concretar las propiedades de la Orden para evitar futuros litigios, conflictos jurisdiccionales, ante los nuevos repartos de los territorios musulmanes por conquistar en el reino murciano (ver vídeo).

La encomienda de Moratalla

En primera instancia, el territorio dependiente de la encomienda de Segura de la Sierra era demasiado extenso para organizar una administración ágil y eficaz que permitiera el cobro de los impuestos y el mantenimiento de las defensas fronterizas.

Ante esa problemática, en 1245 la orden de Santiago decidió crear unas encomiendas de menor extensión (las de Yeste, Taibilla y Moratalla) que quedaban separadas definitivamente de la encomienda de Segura. Con esa decisión, Moratalla se convertiría en una "villa" independiente y nueva encomienda santiaguista, contando con las alquerías de Priego y Benizar como parte integrante de su jurisdicción.

A pesar de encontrarse bajo la órbita de la orden santiaguista, los pobladores de las sierras interiores de Moratalla y de la propia villa seguían siendo mudéjares.

En un principio los primero pobladores cristianos del núcleo fueron los que participaron activamente en las batallas contra los musulmanes, pero las constantes escaramuzas con las huestes mudéjares hicieron que los primitivos habitantes las abandonaran.

Posteriormente y tras la conquista de la villa del Segura por parte de la orden santiaguista, éstos extendieron su influencia en la comarca incluyendo todas las alquerías que en un principio habían escapado a su dominio; y fue la orden de Santiago a través de sus comendadores quien, para favorecer el repoblamiento, comenzó a otorgar privilegios y exenciones (ver vídeo).

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)