municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

La Llegada de los musulmanes

En esta reconstrucción virtual se puede apreciar la extensión y disposición del poblamiento en la Lorca musulmana

En esta reconstrucción virtual se puede apreciar la extensión y disposición del poblamiento en la Lorca musulmana

 
Lorca fue la cabeza de la Cora de Tudmir hasta la fundación de Mursiyâ en el siglo IX

Lorca fue la cabeza de la Cora de Tudmir hasta la fundación de Mursiyâ en el siglo IX

 

Capital de la Cora de Tudmir

El hecho de constituir un enclave urbano consolidado desde época romana y, sobre todo, su ubicación estratégica indujeron a los musulmanes a convertirla inmediatamente después de la conquista en la capital de la Cora de Tudmir, desplazando a Orihuela de esta posición administrativa.

La ciudad seguiría manteniendo este estatus hasta años después de la fundación de Mursiyâ por Abderamán II.

Interactivos:


Vídeos:

En el año 711 las tropas islámicas dirigidas por Tarik penetraban en el territorio peninsular del reino visigodo de Hispania a través del Estrecho de Gibraltar. Dos años más tarde, las huestes de Abd al-Aziz se dirigían, a través de Baza, a someter los territorios que hasta entonces gobernaba el noble visigodo Teodomiro. Así en el 713 la ciudad de Lorca es una de las que fueron incorporadas al control directo del nuevo poder musulmán tras el llamado Pacto de Tudmir (o de Teodomiro).

Lugar de asentamiento de diversas culturas

Los conquistadores, entre los que se encontraban gentes procedentes de otros lugares del Islam (como árabes, egipcios o bereberes), se encontraron una importante urbe cristianizada característica del sureste tardoantiguo (están documentadas comunidades cristianas incluso en el siglo III), y  con una larga historia de asentamientos humanos.

Emplazamiento estratégico

Pero su situación estratégica, controlando perfectamente el corredor que comunica Andalucía con el Levante peninsular, sobre el valle del Guadalentín, forzó sin duda un traspaso sin condiciones a la administración musulmana, dependiente, a través de sus gobernadores, del califa de Damasco. Tanto fue así que, muy poco después de la firma de esta capitulación, Lorca se convirtió en la capital de la nueva demarcación administrativa islámica: la cora (provincia) de Tudmir, desplazando a Orihuela del centro de poder político del territorio.

Medina Mursiyâ

Sólo la consolidación de Murcia como capital de la provincia mucho después de su fundación (en el 822), relevó a Lorca de su importante papel en el contexto organizativo del levante andalusí.

Islamización

Así pues la islamización del núcleo urbano de Lorca hubo de ser muy rápida (ver vídeo), a pesar de que subsistiesen algunas comunidades cristianas (los mozárabes) o judías en el interior urbano durante siglos. Así, al instalarse población musulmana en la ciudad, surgiría la mezquita, los baños, los zocos, etc., características típicas de las urbes islámicas. En este proceso, y para albergar a los representantes del poder político, los funcionarios de la nueva administración y la guarnición militar, se fue formando la alcazaba, un recinto amurallado en un lugar estratégico dentro de la propia ciudad destinado a su propio control. Esta fuerte implantación de la cultura islámica en Lorca hizo que se convirtiese en el punto desde donde ésta se irradiaba hacia todo el territorio.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)