municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

La partición del territorio y las luchas en el concejo murciano

El infante don Juan Manuel
El infante don Juan Manuel

Don Juan Manuel

     Don Juan Manuel ha pasado a la historia de motu propio.

     Destaca por su dedicación a las letras, considerándose él mismo escritor. De su pluma salieron algunas de las obras más representativas de la literatura medieval castellana como es el caso de la obra que recoge las peripecias del conde Lucanor y su criado Patronio.

     Don Juan Manuel, además, fue un importante político, detentando el poder en Murcia como adelantado mayor del reino.

Vídeos

     El reino de Murcia inauguró el siglo XIV invadido por las tropas de Jaime II de Aragón. Aprovechando la minoría de edad de Fernando IV, el monarca de Aragón pasaba con sus huestes a la demarcación murciana en 1296. Sólo Lorca y Mula presentaron una sólida resistencia, pero en el resto del reino la conquista se produjo con poca oposición: la mayor parte de los nuevos pobladores cristianos en la zona septentrional y central procedían de la corona de Aragón.

Partición territorial y social

     En la ciudad de Murcia, por ejemplo, la mitad de los colonos instalados en la urbe tras la conquista alfonsí eran de origen catalán, aragonés, valenciano o mallorquín. Pero lo que realmente provocó esta guerra fue la ruptura de la integridad territorial del reino, lo que afectó de forma directa a su capital. Tras los acuerdos de Torrellas-Elche (1304-1305) entre Castilla y Aragón, la línea que separó a las dos coronas iba a pasar entre Orihuela y Murcia.

     Esta partición se produjo también en la sociedad, pues familias y propiedades hubieron de reubicarse a uno u otro lado de la línea fronteriza. No obstante, y como no pudo ser de otro modo, las relaciones entre ambas ciudades fueron muy fluidas en todos los aspectos, si exceptuamos los contados periodos de guerra entre ambas coronas y los problemas consiguientes entre vecinos.

Irrupción de Don Juan Manuel

     Superado este episodio, Don Juan Manuel, adelantado mayor del reino de Murcia (ver documento), y uno de los personajes más relevantes de la corona de Castilla, se hizo con el control político del territorio. Su intrusión en el concejo de Murcia era total, pues llegó a nombrar directamente a alcaldes y regidores. También fomentó la intervención en los órganos de poder local a través de algunas familias que crecieron a su sombra, como los Ayala, los Calvillo o los Porceles.

     La exclusión de otros linajes del municipio provocó la contestación popular, al punto que en 1312 los murcianos, mancomunados en una hermandad se rebelaron contra el adelantado, destruyeron el alcázar, exponente edilicio del poder del linaje y expulsaron a sus partidarios, manteniendo su oposición durante ocho años.

     No obstante, don Juan Manuel y su hijo Fernando Manuel, en el periodo que mantuvieron el adelantamiento (hasta 1351), consiguieron acabar con el sistema de concejo abierto de época alfonsí, donde teóricamente todos los murcianos podían participar en las instituciones locales de la ciudad, surgiendo así el concejo cerrado, restringido a unas pocas familias que se perpetuarían en el poder municipal.

Extracto de El Conde Lucanor
Extracto de El Conde Lucanor

Conflictos entre linajes

     Coronado Enrique II como rey de Castilla tras la guerra civil castellana en 1369, el monarca nombró como adelantado a Juan Sánchez Manuel, conde de Carrión. La oposición del concejo murciano fue frontal, manejado ahora por Alfonso Yáñez Fajardo, quien consiguió impedirle la entrada a la capital del reino. A pesar de diversas reformas impulsadas por la Corona, las tensiones fueron agravándose a lo largo de la segunda mitad del siglo(ver vídeo). Así, en 1391 estalló la rebelión de los opositores a Fajardo (quien ya había conseguido la titularidad del adelantamiento), dirigidos por el hijo ilegítimo de Juan Sánchez Manuel, de igual nombre.

     Así fueron expulsados de la capital no sólo el adelantado, sino todos los regidores del concejo, miembros de importantes familias de la ciudad: Rodríguez de Pagan, Claramunt, Abellán, Arróniz, Moncada, Porcel, etc. Refugiados en otras poblaciones, comenzaron su ofensiva para recuperar el poder. La guerra civil había comenzado, y sus efectos, gracias a las correrías de ambos bandos, se dejaron sentir en la huerta, que quedó arrasada para los años siguientes.

Imposición de la autoridad real

     Sólo la mayoría de edad de Enrique III acabó con el enfrentamiento. En 1399 llegaba a Murcia un nuevo adelantado (Rui López Dávalos) nombrado por el monarca con un objetivo claro: imponer la autoridad de la corona en la ciudad y en todo el reino.

     Tanto que el enviado real degolló personalmente al cabecilla de los rebeldes murcianos, Andrés García de Laza, quien durante los años anteriores había estado al frente de un ayuntamiento gobernado de manera casi asamblearia. Inmediatamente se produjo una reforma institucional en la cual se creó un concejo restringido pero que daba cabida a toda la oligarquía urbana.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)