municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Fondos del Archivo Municipal de Cieza

Interior del Archivo Municipal de Cieza

Interior del Archivo Municipal de Cieza

Plano de las ruinas de Siyäsa de finales del siglo XVIII a tribuido al Padre Salmerón, primer historiador de Cieza.

Plano de las ruinas de Siyäsa de finales del siglo XVIII a tribuido al Padre Salmerón, primer historiador de Cieza.

Documento de 1801 en el que se concede a Cieza permiso real para celebrar FERIA ANUAL PERPETUA

Documento de 1801 en el que se concede a Cieza permiso real para celebrar FERIA ANUAL PERPETUA

Plano del ensanche de Cieza de 1914 del Ingeniero Diego Templado

Plano del ensanche de Cieza de 1914 del Ingeniero Diego Templado

El documento más antiguo conservado es un acta de elección de oficios de 1554
El documento más antiguo conservado es un acta de elección de oficios de 1554

Archivo
 
El Archivo Histórico Municipal de Cieza se encuentra ubicado en la antigua fábrica de Géneros de punto, que fue construida a mediados del siglo XX. Ésta, en 1986, tras una remodelación pasó a albergar el actual Centro Cultural, del mismo nombre. Y el Archivo ocupa parte del semisótano de dicho inmueble.

El aspecto más destacable de este edificio es la existencia en el mismo de dos esculturas de sendos artistas ciezanos: José Lucas y Salvador Susarte, la del primero, realizada en metal está situada en una de las fachadas y la del segundo realizada en piel representa dos de los montes más emblemáticos de la localidad y se ubica en el auditorio Aurelio Guirao.

Por desgraciados avatares históricos en el Archivo Municipal, a pesar de haberlos poseído, en estos momentos no se conservan documentos medievales. Siendo un libro de elección de oficios (1554-1608) el documento más antiguo. Otros documentos:

Actas capitulares, desde 1589

Libro de cuentas de penas de cámara y gastos de justicia (1556-1636)

Libros de administración del Pósito, desde 1579

Dirección: Calle Fernando III El Santo. Cieza.  Teléfono: 968 767215

Historia

En 1242 los castellanos conquistaron Albacete y Chinchilla, quedando de esta forma Cieza en los límites de la frontera entre los reinos de Granada y Castilla. Tras el tratado de Alcaraz, en abril de 1243, Cieza y otras poblaciones mantuvieron un status de semi-independencia, pero unos pocos meses más tarde el Infante Alfonso consigue su total sometimiento de una forma pacífica. Cuando en 1264 la sublevación mudéjar fue totalmente sofocada, comenzó el declive de la población musulmana de Siyâsa y finalmente ésta fue abandonada. En 1272 Alfonso X le otorga un privilegio rodado en el que Cieza adquiría prerrogativas de realengo y la exención del pago de algunos tributos: ... por que aquel logar será mejor poblado e porque sea la tierra más guardada... A partir de este momento se presupone su traslado a la margen izquierda del Segura, creándose de esta forma la actual Cieza (y por tanto su archivo), mientras que al otro lado del río, las últimas casas de Siyâsa eran definitivamente abandonadas.

En 1281, el Rey entrega Cieza a Pedro Núñez, maestre de la Orden de Santiago, a cambio de Abaniella (Abanilla). Y precisamente dicha Orden es la que hace el primer robo conocido de documentos del Archivo Municipal cuando requisó al Concejo, y posteriormente guardó en Uclés, el privilegio rodado que le habían sido concedido por Alfonso X así como los de los monarcas  Sancho IV (1286) y Fernando IV (1307) en los que confirmaban el otorgado por el Rey Sabio, por último, también le fue requisado el concedido por este monarca en 1283 en el que devolvía  a Cieza a la jurisdicción real. (Quizá este expolio hizo que se salvasen de la destrucción, en posteriores acontecimientos, y que actualmente se conserven en el Archivo Histórico Nacional).

La primera mención a la conservación de documentos concejiles, mejor dicho a la primera destrucción de los mismos, se hace en las Relaciones Topográficas de Felipe II (1579), en ellas se dice:

En cuanto al séptimo capítulo decimos: Que esta Villa no tiene escudo de armas, ni blasón, que sepamos, ni hayamos oído; y la causa es, porque como fue dos veces destruida, como está dicho en el 2.° capítulo, las escrituras de su Archivo se quemaron, como otras cosas y todas perecieron; y las personas que llevaron cautivas de ella, como eran niños y mujeres, no dieron razón de esta antigüedad.

De ello se deduce que en 1448 o en 1477 o en ambas ocasiones, a consecuencia del saqueo de Cieza por las tropas granadinas (Cieza sufrió ataques en otras ocasiones, pero las anteriormente mencionadas fueron las más destructivas), desaparecieron los documentos concejiles.

En los documentos del propio Archivo Municipal son muchas las ocasiones en las que se hace referencia a la existencia del mismo a al menos a la presencia de un arca donde se guardaban los documentos municipales, a continuación transcribimos algunos ejemplos:

"En el acta capitular del 6 de Octubre de 1669 podemos leer: para que embarguen los diezmos de la Iglesia, a fin de arreglar con ellos las naves del Templo que están quebrantadas por la lluvia y la torre que tiene las campanas con sogas, y a pique de caerse, y que vean para ello al Cura, y que arreglen también el Ayuntamiento, poniendo las llaves que falten par custodiar las arcas y el archivo."

En vista de que no pudo hacerse, por falta de fondos, lo que se acordó en la anterior sesión, el 20 de dicho mes, se dispuso que se llevaran las arcas del Ayuntamiento a la casa de Don Pedro Marín de Aroca al que se entregaran, asi como también el Archivo.

En el acta capitular del 22 de Marzo de 1686 podemos leer: Que se haga inventario de los libros del Ayuntamiento, y que no se saque ninguno del Archivo, mandando que se traigan inmediatamente los que tienen en su casa los Escribanos, y que se tomen las notas de ellos, por quien las pidiere, estando delante el Secretario del Concejo.

La segunda gran destrucción se produjo en la Guerra de la Independencia cuando durante los días 29 y 30 de Septiembre de 1812, según Ramón María Capdevila,  las tropas napoleónicas sacaron a la plaza pública documentos del Archivo y les prendieron fuego.

Y la tercera, destrucción, se produjo en los años cincuenta del pasado siglo XX, donde según contó un antiguo funcionario a la actual archivera: se llevaron a la charra  kilos y kilos de papeles del archivo.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)