municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Julián Romea

Julián Romea - Romea en un dibujo de Madrazo en 1842
Julián Romea - Romea en un dibujo de Madrazo en 1842

En el siglo XIX la sociedad española se dividía en varias clases sociales: una clase dirigente, compuesta por importantes terratenientes, la nobleza cortesana y los altos mandos del ejército. Eran los hombres del régimen, dueños del poder político.

Por otro lado, la clase media urbana, compuesta por personas que ejercían profesiones liberales como funcionarios, empleados, comerciantes, oficiales del ejército, etc. Forman el sector intermedio de una España provinciana, y llevaban una vida sencilla, honesta, de corto alcance económico, gran tradición religiosa y que se caracteriza por su corrección y serenidad ante los acontecimientos.

No sucede así con la tercera y última clase social, la clase popular urbana y el campesinado rural, que mantienen una ideología exaltada y revolucionaria, más sentimental y romántica que política.

Cuando Julián Romea empieza a ser conocido, se sucedían algunos hechos importantes en la vida política y social del país. Con la muerte de Fernando VIII en 1833, Isabel II es proclamada reina con 3 años de edad, por lo que comienza a gobernar como regente su madre María Cristina.

Después se iniciaron las revueltas carlistas, consolidándose la guerra civil entre éstos y el gobierno liberal. España estaba dividida en 49 provincias, y el presidente moderado Martínez de la Rosa delimitó las Audiencias y Chancillerías; creó el Tribunal Supremo de España e Indias; así como los de Marina y Guerra, Hacienda y un Consejo Real.

Pero lo que más afectaría a Romea sería el cólera, que llegaba de Andalucía. El rumor infundado de que los frailes habían envenenado las fuentes públicas de Madrid se extendió, y provocó una serie de consecuencias desastrosas, como por ejemplo, la matanza de frailes o el cierre de los teatros hasta la erradicación de la epidemia. Es el inicio de una agitada vida política que se mantendrá durante bastantes años.

Romea regresó a Murcia antes de que ocurriesen tres acontecimientos relevantes para la historia de la ciudad en 1862: la visita de la reina Isabel II, la inauguración del ferrocarril y la inauguración del Teatro de los Infantes, que con el tiempo llevaría su nombre.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)