municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

La inauguración del Conservatorio de Murcia

Vista de la Plaza de Santo Domingo a finales del siglo XIX. En uno de sus edificios tendría su primera sede el Conservatorio
Vista de la Plaza de Santo Domingo a finales del siglo XIX. En uno de sus edificios tendría su primera sede el Conservatorio

    Una vez recibida la comunicación del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, la Junta Organizadora modificó el claustro, que finalmente quedó compuesto por los siguientes profesores:

Solfeo: Ángel Larroca Rech, Emilio Ramírez Valiente y Manuel Massotti Escuder.

Piano: Antonio Puig Ruiz-Funes, Beatriz Martínez Arroyo y Pedro Muñoz Pedrera.

Violín: José María Franco Bordons.

Armonía: Emilio Ramírez Valiente.

Canto: Manuel Massotti Escuder.

Historia de la Música y Formas Musicales: Enrique Martí Ruiz-Funes.

Declamación: Pedro Jara Carrillo.

    El artículo 3º del Real Decreto de 16 de junio de 1905 estipulaba que la retribución de un profesor numerario no podía ser inferior a las 2.000 pesetas por curso. Finalmente se acordó que todos los profesores titulares percibieran esta cantidad, incluyendo aquellos que ocupaban dos cátedras y que sólo cobrarían por el desempeño de una. Los profesores auxiliares percibían un sueldo de 1.000 pesetas por año.

    La Junta remitió un documento al Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, exponiendo la subsanación de las faltas y defectos que había provocado la paralización del expediente. La mediación de Juan de la Cierva y del Director General de Bellas Artes, el valenciano Mariano Benlliure, permitió agilizar los trámites.

Informe favorable

    A finales de junio de 1918 y, tras salvar todos los obstáculos, Isidoro de la Cierva escribió un artículo en El Liberal, en el que comunicaba que el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes había resuelto el expediente del Conservatorio dando un informe favorable. Por fin, vencidas todas las dificultades, se publicó la Real Orden de 26 de septiembre de 1918 por la que el Conservatorio de Murcia se incorporaba al de Madrid, concediendo validez académica a sus estudios.

    El 8 de octubre los componentes de la Junta Administrativa se reunieron en el Círculo de Bellas Artes para organizar la apertura del curso 1918/1919. Los estudios que se impartirían serían los siguientes:

- Estudios con validez académica: Enseñanza elemental: Cinco cursos de Solfeo, cinco cursos de Piano y cinco cursos de Violín.

- Estudios sin validez académica: Enseñanza superior: Piano (6º, 7º y 8º curso), Violín (6º, 7º y 8º curso). Cuatro cursos de Canto, cuatro cursos de Armonía, cuatro cursos de Historia de la Música y cuatro cursos de Declamación.

    En esta reunión se tomaron las siguientes decisiones:

- Las dependencias del Conservatorio se instalarían en el primer piso de las Escuelas Graduadas de la Plaza de Santo Domingo.

- El 20 de octubre se abriría el plazo de matrícula.

- Se encargó a los profesores la confección del material necesario para el Conservatorio y el presupuesto de los gastos.

- Se remitiría una invitación al Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes y a otras autoridades locales y nacionales (entre ellas, Juan de la Cierva) para que asistieran a la inauguración oficial del curso.

    El 16 de noviembre se constituyó el claustro de profesores en la Secretaría del Conservatorio. La inauguración, que estaba prevista para el otoño de 1918, se tuvo que aplazar hasta el 5 de enero de 1919, debido a la fuerte epidemia de gripe que se produjo en la ciudad.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)