municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Rambla de Librilla Bco. del Infierno (Paisaje Protegido de Gebas)

Presa de la Rambla de Algeciras y cerro del Castellar. Se observa que los yesos buzan y aumentan de espesor hacia la fosa tectónica del Guadalentín

Presa de la Rambla de Algeciras y cerro del Castellar. Se observa que los yesos buzan y aumentan de espesor hacia la fosa tectónica del Guadalentín
Francisco Guillén Mondéjar

En primer plano depósito de glacis

En primer plano depósito de glacis procedente del cerro del Yesar, hacia el fondo, cárcavas que desaguan en la Rambla de Librilla, el cerro de yesos del Castellar, la presa de la Rambla de Algeciras y la Sierra de la Muela
Francisco Guillén Mondéjar

Estrato de yeso que contiene en su base formas cúbicas de antiguos cristales de halita

Estrato de yeso que contiene en su base formas cúbicas de antiguos cristales de halita
Francisco Guillén Mondéjar

Panorámica de las rocas de origen continental de la Rambla de Librilla, con las aguas encharcadas salobres

Panorámica de las rocas de origen continental de la Rambla de Librilla, con las aguas encharcadas salobres
Antonio del Ramo Jiménez

Estratos de calizas palustres muy bioturbadas por raíces

Estratos de calizas palustres muy bioturbadas por raíces
Francisco Guillén Mondéjar

Una bonita isla en el embalse.

Una bonita isla en el embalse. La mayor resistencia de los yesos a la erosión ha formado la Loma del Yesar, en segundo plano de la fotografía. Al fondo las rocas continentales de la Sierra del Cura
Francisco Guillén Mondéjar

Estos yesos se formaron hace unos 5,3 Ma cuando el Mar Mediterráneo se estaba desecando

Estos yesos se formaron hace unos 5,3 Ma cuando el Mar Mediterráneo se estaba desecando
Francisco Guillén Mondéjar

Areniscas con estructuras de dunas submarinas afectadas por fallas. Sobre ellas los depósitos continentales del Mioceno terminal

Areniscas con estructuras de dunas submarinas afectadas por fallas. Sobre ellas los depósitos continentales del Mioceno terminal
Francisco Guillén Mondéjar

Rocas arcillosas rojas

Rocas arcillosas rojas formadas en ambientes de llanuras de inundación. Se entremezclan colores claros y oscuros que indican procesos de oxidación y reducción. Huella de una raíz
Francisco Guillén Mondéjar

Detalle de rizolitos, huellas de raíces en un medio palustre del Mioceno terminal

Detalle de rizolitos, huellas de raíces en un medio palustre del Mioceno terminal
Francisco Guillén Mondéjar



El entorno está ubicado en la cuenca terciaria de Alhama de Murcia-Alcantarilla (IGME, 1974) y en él se observan la mayoría de las unidades estratigráficas del Mioceno superior que componen esta cuenca. Desde el punto de vista tectónico, además del intenso diaclasado de las rocas, este paraje geológico está limitado por la Falla de Barqueros al noreste y sobre todo en el sur  por un accidente muy activo, la llamada Falla de Alhama de Murcia, una de las más importantes de España y que sin duda ha influido directamente en la generación  de los fenómenos erosivos que se observan. La Rambla de Librilla atraviesa y erosiona el núcleo de un gran pliegue anticlinal que se cierra hacia el este, un cierre periclinal. Los flancos de este pliegue forman dos cerros: la Loma del Yesar, al norte, y el Castellar al sur.


Destacan cinco unidades geológicas, cinco conjuntos de rocas, de más antiguos a más modernos son:

1. Margas blancas, que ocupan todo el centro del pliegue y por donde discurre mayoritariamente la rambla y barrancos que desembocan en ellas. Se formaron en un ambiente marino hace unos siete millones de años (Mioceno superior, Tortoniense superior, Montenat, 1973).

2. Secuencia evaporítica, que corona los cerros antedichos y que está muy bien conservada en la cabecera de los  barrancos del Infierno y de la Saladilla. Playà (1998) estudió en su tesis doctoral esta zona e indica en ella que está formada por dos unidades de yesos (que denominó Chícamo y Ribera) en las que se intercala una unidad diatomítico-evaporítica y que han sido correlacionadas con series de similares características que aparecen en la Cuenca de Fortuna. Aquí se observan estructuras típicas de medios sedimentarios muy salinos como pseudomorfos de halita, silificaciones, estromatolitos, yesos primarios y secundarios laminados y nodulares.  Esta serie tiene además importancia micropaleontológica por la presencia distintas especies de diatomeas, foraminíferos plantónicos y bentónicos, etc. La génesis de esta serie evaporítica ha sido atribuida por esta autora a ambientes marinos asociados a la desecación del Mediterráneo durante el Messiniense.

3. Margas y areniscas blancas y amarillentas de origen marino, que ocupan sobre todo el norte del anticlinal y que se observan bien en la cabecera de la rambla, ya cerca de Fuente Librilla. También de origen marino, relativamente somero, y en ellas son comunes estructuras sedimentarias como dunas submarinas, turbiditas someras y edificios coralinos. 

4. Rocas continentales de color mayoritariamente rojo, magníficamente representadas en el curso bajo de la rambla y la Sierra del Cura, del Mioceno terminal. Estos materiales fueron depositados por antiguos ambientes fluviales que erosionaban sierras circundantes, hoy desaparecidas bajo los sedimentos del valle del Guadalentín. La Rambla de Librilla, en su curso bajo ha destapado un poco de la historia geológica de esta formación:

• Se pueden ver antiguos cauces fluviales hoy representados por acumulaciones de conglomerados y brechas, son estructuras sedimentarias que se denominan paleoncales y que es muy común que resalten en el relieve por su mayor resistencia a la erosión.

• Gran cantidad de depósitos arcillosos o arenosos rojos que se depositaron en  llanuras de inundación, a veces con nódulos de color claro originados por procesos oxidación-reducción.

• Es común que aparezcan intercalados estratos blanquecinos formados por calizas con morfologías columnares por haberse depositado la cal alrededor de vegetales en posición de vida. Estas rocas se formaron en una zona deprimida en aquellos ambientes fluviales, donde el agua estancada originó lagunas poco profundas con gran exuberancia de vegetación.

• Aquí la exuberancia de vegetación y agua hizo que la zona fuese frecuentada por fauna que han dado lugar a yacimientos de fósiles de vertebrados.

5. En el Pleistoceno, y previo al inicio de la erosión de la cuenca, gran parte de estas rocas fueron cubiertas por depósitos fluviales de color rojo, a veces con costras calizas, que corresponden a las partes distales de los glacis de las Sierras de Espuña y la Muela.

6. la erosión-sedimentación del Cuaternario superior, el Holoceno, originó un nuevo depósito de rocas de origen torrencial que forman terrazas en las ramblas de Librilla y Algeciras y que conectan morfológicamente con el glacis holoceno desarrollado en la depresión del Guadalentín.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)